Compartir
Publicidad

Hay más franquistas estos días en televisión que los que hay en España en realidad

Hay más franquistas estos días en televisión que los que hay en España en realidad
177 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La exhumación de Franco está a punto de caramelo. Ya se ha decretado, y además se va a blindar. Tanto PP como Ciudadanos son desfavorables (unos se abstendrán, otros "meditan oponerse") al inmediato traslado del cuerpo del dictador que nos dejó hace ya más de 40 años. Y a muchos, también observadores internacionales, les parece que aún no hayamos hecho suficientes esfuerzo para desarmar los vestigios del régimen de aquella oscura parte de la historia de España.

En cualquier caso, es el tema del momento y los medios no dudan en visibilizar a los contrarios a la exhumación. A los nostálgicos, brazo en alto y bandera al hombro. Un tumulto de mil personas se concentran en el Valle de los Caídos defendiendo al militar y haciendo loas a sus herederos. Antena 3 recoge las declaraciones de una defensora del caudillo que, según cuenta, al menos entonces no obligaban a los niños ser gays. Dos de muchos otros ejemplos.

¿Es realmente la medida de Pedro Sánchez un gesto impopular? ¿Está en contra el pueblo español de que se toquen los restos de Franco? ¿Cuántos franquistas hay en nuestro país? ¿Son una masa residual y anecdótica como se ve en ciertas plazas del país cada 18 de julio o realmente hablamos de una fuerza social tal vez silenciosa pero también digna de ser tomada en consideración?

Un millón de franquistas directos para 46 millones de españoles

Dl U409383 021

En 2008 el CIS preguntaba a los españoles “qué sentimiento le provoca en primer lugar pensar en el franquismo”. Mientras para la inmensa mayoría eran rabia y tristeza, un 1.2% de los encuestados dijo que este recuerdo le inspiraba “orgullo” y otro 3.2% “patriotismo”. Un 4.4% de la población nostálgica con el régimen.

Son porcentajes bajos que concuerdan con lo reflejado por las urnas en la última década: la ultraderecha y el fascismo (partidos falangistas, VOX) no consigue cosechar ni el 1% de los votos. Si quisiéramos ampliar este porcentaje a la parte de los votantes del PP que se identifican a sí mismos más a la derecha de la escala ideológica, añadiríamos 794.000 personas al recuento. Un 2.7% de la población.

Por cierto, y dado que se está hablando de la memoria histórica, conviene recordar también la respuesta de la población ante qué se debería hacer con los restos de las víctimas de la guerra sin identificar. Un 26.3% de los encuestados pedía que se dejaran las cosas como están, pero un 13.9% quería que se identificasen los cuerpos sin ser trasladados y un 50.2% veía necesario tanto que se identificasen como que se trasladasen a cementerios familiares. El 83% de la gente creía que debería ser tarea del Gobierno hacerse cargo de estos trámites.

¿Y si analizamos la adhesión ideológica al régimen?

dfg Manifestación falangista en el Valle de los Caídos en 2005.

El golpe sería también duro si en vez de centrarnos en la adhesión directa a la figura del dictador la buscásemos en el apoyo a las ideas de su ideario. Nacionalcatolicismo, sumisión de la mujer, intransigencia en el plano LGBT, libertad de pensamiento…

En 2010 el sociólogo Alfredo Hernández Sánchez mostraba que el cambio ideológico de los españoles en favor de un paradigma de mayores libertades fue anterior al fallecimiento de Franco. La transición de la opinión pública y el rechazo al viejo régimen fue contundente, ejemplar si lo comparamos con otros ejemplos históricos de países que han salido de dictaduras.

En 1970 el 48% de los españoles estaban de acuerdo en que “la Iglesia católica es la única verdadera”, pero en 1975, cinco años después y aún bajo Franco, sólo el 27% de la población defendía esta misma idea. Pasan los años y la secularización de nuestro país es mayor, hasta el punto que sólo un 13% de los católicos son practicantes.

Aunque nos parezca algo muy lejano, el divorcio no siempre fue un derecho. No lo fue hasta 1981, y además de ilegal fue criticado y reprobado por el régimen franquista en comunión con los estamentos religiosos. Para 1975 entre un 50 y un 60% de los españoles se declaraban a favor (es decir, que había al menos un 40% en contra o NS/NC). Para 2002 España ya es el segundo país del mundo que más acepta el divorcio como la solución y la salida aceptable para un matrimonio con problemas, y sólo un 1.3% de españoles considera que un matrimonio debe ser bajo todos los casos “para toda la vida”.

Para el franquismo, peor aún el aborto que el divorcio. Si en 1981 ya un 57% de españoles expresaba su acuerdo con que se despenalizara el aborto, en 1985 era del 65% y ahora del 75%. De hecho, y como ya aprendería a las malas el PP después de la propuesta de Gallardón de hace unos años, [sólo el 20% de sus votantes](https://blogs.elconfidencial.com/amp/espana/intencion-de-voto/2014-02-28/ni-eta-ni-el-aborto-sirven-para-ganar-votos-en-el-centro-es-la-economia-estupido94961/#!/vizhome/aborto/Dashboard1 http://www.cis.es/cis/opencm/ES/1encuestas/estudios/ver.jsp?estudio=542) aprueba a día de hoy la reducción de supuestos, y es de esperar que la cifra fuese aún más baja entre el resto de partidos importantes.

Qué decir de la homosexualidad. Si en 1988 un 50% de los españoles aún consideraba que las relaciones homosexuales, tanto entre hombres como mujeres, eran "condenables" frente al minoritario 16% que las observaba "aceptables”, en 2015 nuestro CIS recogía que el 90% de los españoles apoya el matrimonio gay, un porcentaje poblacional sólo superado por Países Bajos y Suecia. Somos uno de los prototipos mundiales a este respecto.

Olvidémonos de las uniones, ser homosexual era un delito en la España de Franco, y podemos suponer que un franquista y su defensa de la familia tradicional también intentaría imponer de nuevo aquel criterio, una posición que parece muy minoritaria dada la situación ideológica demostrada por los españoles en las encuestas actuales.

Por otra parte, también sería interesante ver las posibles adhesiones al modelo de mujer franquista en, si no el primero en el ranking, uno de los países con mayor apoyo y conciencia social actualmente con el feminismo.

El franquismo sociológico

Dl U406657 001

"No es fácil de medir la pervivencia del franquismo en la actualidad, pero se puede hablar quizá de dos factores para detectarla", dice Joaquín Arango, catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid, para BBC.

Él señala “la falta de dar el paso de condenarlo [el franquismo], de romper con él y las personas que aún piensen que fue un régimen más, con cosas buenas y malas y que no merece una condena tan dura como el nazismo, el fascismo o el estalinismo". Con ello se refiere a el “franquismo sociológico”, la “sombra” del franquismo y otros términos empleados para señalar las reminiscencias ideológicas que permanecen soterradas en un país al que se le impusieron ideas a la fuerza durante décadas.

Y por eso la cosa se complica un poco. En esas mismas encuestas en las que sólo un 4% de españoles decían dar un paso al frente y reconocerse como franquistas también encontramos un 35% de españoles que afirman que en aquel tiempo había más "paz y orden" y un 58,2% de gente que opina que ese régimen tuvo sus cosas "buenas y malas" frente a un 38% que se decanta por valorar este tiempo "como negativo, en conjunto", y otro 10% lo calificó incluso de “positivo para España”.

as

¿Y el apoyo a valores democráticos? Derecho a elegir, libertad de prensa, de partidos... Para 2003 el 89.6% de nuestros conciudadanos cree en la democracia como sistema ideal con un progresivo aumento del apoyo a esta fórmula que en 1975 sólo se atrevía a apoyar el 46,3% de la gente (si algo destaca también de la época franquista es la enorme proporción de encuestados que decidía elegir "NS/NC" en sus respuestas, siendo el 41% de los consultados en concreto en esta pregunta).

La crisis económica mermó el apoyo a las instituciones democráticas tanto aquí como en otros muchos países occidentales. Pese a todo, sólo el 7.7% de los españoles opina que es deseable un régimen autoritario. 1, 7, 10% de la población según hemos visto en diferentes preguntas relacionadas con el nacional catolicismo... Aunque quisiéramos contabilizar como franquistas a todos los que ven como positivos los años de Franco, no hay en España más de cuatro millones de defensores de sus ideas.

Entre uno y cuatro millones de fascistas, por otro lado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio