Compartir
Publicidad

La Casa de Papel, la serie española que incita a derrocar a Erdogan según los islamistas turcos

La Casa de Papel, la serie española que incita a derrocar a Erdogan según los islamistas turcos
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con La Casa de Papel, los productores de Atresmedia han logrado despertar a ese agente subversivo que hay dentro de todos nosotros. El éxito de esta producción no se debe sólo a Antena 3, quien emitió el serial semanalmente entre los meses de mayo y noviembre del año pasado. Es gracias a Netflix, su rango de alcance y su facultad para hacer binge-watching lo que ha hecho que la serie se haya convertido en los últimos meses en un fenómeno en países como Argentina, Brasil o Francia. Eso sí, hoy de quien nos toca hablar es de Turquía.

¿Qué ha pasado? Que el anuncio de la segunda temporada emitido en Turquía ha sido interpretado por algunos como un mensaje subliminal para apoyar la oposición al gobierno de Erdogan. Aunque la serie trata de unos modernos Robin Hoods que roban para sí miles de millones de la Fábrica de Moneda y Timbre de España, apelando a una suerte de deseo justiciero popular post-crisis de los mercados, para los dirigentes del país alienta a los potenciales disidentes a rebelarse contra el régimen vigente.

¿Qué dice exactamente la conspiración? El político Ibrahim Melih Gökçeh, exalcalde de Ankara, y el popular comentarista de Akit TV Ömer Turan, han capturado imágenes en las que se ven paquetes con pegatinas de mensajería con destino a Turquía; que se hayan rodado escenas en la plaza de Kadiköy de Estambul (según los conservadores, símbolo de la oposición contra el Gobierno) es también para ellos una señal inequívoca de la conspiración; que durante la promo se diga “Berlín es nuestro padre”, en alusión al personaje de la serie que se llama Berlín, es un guiño de aceptación del orden económico occidental frente a los poderes orientales. Y así todo.

¿Por qué no nos lo podemos tomar a chiste? Porque en el país ya hay periodistas encarcelados de por vida no sólo por crear mensajes incómodos para los dirigentes, sino por meras acusaciones de enviar mensajes subliminales desde los medios. Es lo que le ocurrió a los hermanos Ahmet y Mehmet Altan, que supuestamente incitaron a los golpistas de julio de 2016 por sus mensajes televisivos. El clima represivo y paranoico también ha inundado el aparato jurídico, y se cree que la nueva Ley de Internet de reciente aprobación permitirá que se prohíba la emisión de La Casa de Papel en el país otomano.

¿Realmente se ha convertido en un símbolo antiestatal? No. La serie ha tenido un gran seguimiento y afición en el país asiático, como puede verse en las redes sociales, pero algo así ya le ha pasado a Muhteşem Yüzyıl, la enorme saga Kurtlar Vadisi o la española Apaches, otros muchos productos con cierto toque antisistema. El pueblo turco parece ser muy receptivo a ficciones provocadoras o progresistas, algo que va justo en dirección contraria a la producción de telenovelas nacionales, desde hace años fuertemente intervenidas por la censura estatal.

La televisión, símbolo de orgullo otomano: sí, porque desde hace una década el mercado de las series ha explosionado en Turquía, tanto a nivel nacional como internacional. Sus producciones se exportan a más de 65 países árabes y asiáticos. Para el 95% de los turcos ver series es señalada como su actividad diaria favorita. Todo esto ha provocado un mayor control estatal de la producción y, como apuntan ficciones como Dirilis: Ertugrul (se hacen muchas series “de época”, del esplendor imperial) o Söz, para permitir una glorificación de los orígenes nacionales, una vuelta a los valores sociales conservadores y una simpatía hacia el ejército, tal y como deseaba el gobierno de Erdogan. La tele es importantísima porque es el terreno de cambio ideológico para la población.

¿Y qué dice Netflix de todo esto? Netflix Turquía aún no se ha pronunciado. En general, y aunque finalmente les obliguen a retirar la serie de la plataforma en el país, la multinacional no tiene mucho de qué preocuparse. La serie ya es de las más devoradas de su catálogo en el resto del mundo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos