Compartir
Publicidad

Los audios virales de Laura Escanes no son un mero divertimento a costa de un famoso. Son acoso

Los audios virales de Laura Escanes no son un mero divertimento a costa de un famoso. Son acoso
Guardar
20 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Qué: Laura Escanes lleva siendo un chiste recurrente en redes sociales desde hace meses, pero unas nuevas filtraciones han hecho que hace dos días la actual esposa de Risto Mejide se convirtiera en Trending Topic y que las bromas se hayan desplegado por doquier. Por si no sabes de qué hablamos, nos referimos a los “audios del whatsapp de Laura Escanes”: un día desde el Internet profundo empezó a circular un archivo sonoro de una joven mujer atacada de los nervios discutiendo muy fuerte con alguien, aparentemente su novio.

El audio retrataba a una adolescente gritona y tóxica, tan barriobajera como la que más, en un momento de máxima desesperación. Medios como El País, La Vanguardia o El Mundo se han hecho eco de la primera grabación, y ahora, con la segunda, es posible que también se actualicen aquellos artículos.

Ok, ni siquiera sé quién es Laura Escanes

Lo que me haces sentir, ser y vivir. Te amo y me encanta que me fotografíes @ristomejide #toelrrato

Una publicación compartida de Laura Escanes (@lauraescanes) el

Es una modelo catalana de 21 años y una de las mayores influencers de este país. Empezó a trabajar su imagen personal desde muy jovencita en las redes sociales y al echar a andar sus perfiles se granjeó un modesto éxito entre sus seguidores; pero desde el momento en el que empezó a mantener una relación con Risto Mejide su caché ha aumentado enormemente. Tiene 21 años y, según cuentan, cobra 2.500 euros por foto promocional en Instagram.

Además, como pueden observar los que se hayan asomado alguna vez a su perfil digital, sus publicaciones en diferentes soportes (se la conoce mucho como youtuber e instagramer, pero también es blogger) se adscriben a un estilo completamente naif. Escanes ha creado un mundo blindado donde nada pincha, de ademanes espontáneos y risitas finas. Es una estrella más dentro de esa corriente de jóvenes de intereses livianos que se consideran a sí mismas “un poco locas” mientras hacen gala de un estilo de vida que encaja perfectamente con el ideal hegemónico de las revistas de tendencias.

Es decir, se ha creado una imagen pública bastante modosa, y por eso el audio de una mujer desquiciada rompe completamente con su imagen habitual y es tan atractivo para el trolleo.

Vale, pero, ¿la que habla en el audio ese es realmente Laura Escanes?

La voz de la chica se parece muchísimo a la de la instagramer, pero Escanes afirma que no es ella y defiende estar protegiendo la identidad de la auténtica protagonista del audio.

A Escanes se le conoce un novio anterior a Mejide, de la misma edad y que ha dado muestras en diversos espacios públicos de tener bastante rechazo por la modelo y su nueva vida de éxito. Ninguno de los dos ha aclarado que sean los protagonistas de esa conversación de la que sólo se ha filtrado una parte de la discusión de pareja.

¿Importa que el audio sea o no sea suyo?

No, porque Internet ya ha asociado completamente la grabación a su persona. Miles de usuarios alimentan cada día el mito y el meme, y se hacen montajes con su voz de todo tipo: puedes encontrarte un tracklist reconvirtiendo cada frase en el título de una canción; videos que mezclan el audio con un video romántico que le dedicó su pareja más fragmentos de death metal; todo tipo de collages visuales donde se derrumba la imagen de Escanes; relecturas del fatídico poema e incluso versiones ASMR y al ukelele de su comentario. Escanes es, en el universo de las modelos, cada vez más relevante y famosa, con lo que más gente la conoce. Si esas nuevas grabaciones empiezan a circular es probable que cada vez más usuarios de redes la conviertan en un objetivo para la mofa.

¿Y cuál ha sido su reacción?

Este es, desde nuestro punto de vista, la noticia. Aunque el cachondeo en redes a costa de la joven lleva meses es ahora cuando ha hecho una declaración pública sobre el tema. Está harta y así lo hace saber:

Los mensajes y grabaciones entre una pareja son privados y en el momento que uno lo publica en un foro sin el consentimiento del otro, y los otros lo distribuyen están cometiendo un delito. […] Señores, lo que yo he recibido se llama acoso. Y lo más indignante es que sean los propios medios los que incentivan este acoso y mofas en las redes. Más de 12.000 tuits en pocas horas con memes, insultos, amenazas y mil barbaridades que no voy a reproducir aquí. Esto no es respeto.

¿Y esta mofa pública es bullying?

Sea explíticamente bullying o no, como afirma la bloguera en su post, lo que está pasando con Escanes es un buen ejemplo de una de las mayores contradicciones a las que nos enfrentamos como usuarios en redes sociales. Podemos ver a usuarios que denuncian habitualmente injusticias o que señalan las situaciones que perjudican a los más débiles haciendo chanza sobre la modelo. Es un cóctel ideal, porque, mientras lo que se ha filtrado no es, por ejemplo, un video sexual, donde es más fácil detectar que difundir eso no es positivo, esto parece una inocente grabación de una chica que, por otra parte, lo ha conseguido todo en la vida.

Pero el origen de la grabación es la mayor evidencia de que se trata de un ataque ilegítimo. Si la del audio del Whatsapp no es ella, se trata de un archivo filtrado para intentar minar su reputación. Si realmente es Escanes la que habla, se trata de una intromisión a su vida íntima que probablemente habrá hecho circular su ex pareja para hacerle daño, un procedimiento que nos recuerda mucho al “revenge porn”.

Los famosos son los primeros en el punto de mira ante unas filtraciones. Son muchos los casos anteriores de rostros conocidos sobre los que se ha difundido material que compromete a su honor, que traspasa la línea de lo permisible. El caso más icónico de todos ellos fue el infame Celebgate. Y si en aquella ocasión parecía claro que no estaba bien culpar a las víctimas y hacer circular las comprometedoras fotos, tampoco es bueno alimentar la hoguera, máxime cuando la propia protagonista ha pedido que la dejen en paz.

Así que en nuestras manos queda cómo decidamos comportarnos ante los audios de Escanes, si a favor de las risas o inconscientes a lo que éstas pueden suponer.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos