Publicidad

Netflix tiene un problema enorme con las contraseñas compartidas. Y así quiere solucionarlo

Netflix tiene un problema enorme con las contraseñas compartidas. Y así quiere solucionarlo
42 comentarios

Tenía que pasar y ya está pasando: Netflix está probando en algunas cuentas un proyecto de advertencia de uso indebido de sus cuentas. “Si no vives con el propietario de esta cuenta, necesitas tener tu propia cuenta para seguir viendo”, dice el pantallazo advertido por el portal The Streamable. Como acabamos de explicar en Xataka, la plataforma de contenido audiovisual había sido, gracias a su preferente posición de partida en la carrera, una de las más laxas en cuanto a las reglas de compartición del sector, pese a que compartir contraseña con gente que no vive bajo tu mismo texto está prohibido en sus términos y condiciones. Sucede que han llegado a un punto en el que ya no se lo van a poder permitir.

¿A cuántos usuarios afecta? Es difícil de determinar y Netflix no ha querido difundir el dato, con lo que se ha dado pie a todo tipo de especulaciones. Centrémonos en tres encuestas de mercado de distintas compañías dentro de EE.UU: según Magid, un 33% de los suscriptores de cuentas unipersonales le dejaba su contraseña a algún familiar o amigo. Kill The Cable Bill apuestan por que el 52.5% de todos los suscriptores (es decir, de planes individuales y familiares) comparten, y aunque de ellos la mitad comparten con familia con la que viven, los demás lo hacen con amigos y, ojo, niños que no viven en el hogar (lo que nos hace suponer que son los hijos de personas divorciadas). The Manifest apuesta por que el 36% de todos los suscriptores comparten con “una o dos personas más” mientras que el 27% “lo comparten con tres o cuatro”. Para The Manifest, de entre quienes comparten sólo uno de cada tres lo hace con no convivientes.

Pero, si estamos hablando de un servicio con 200 millones de suscriptores, el cambio de política llegaría a muchísima gente. 73 millones de estos suscriptores son sólo de EE.UU., con lo que, si tiramos por lo bajo con lo arriba expuesto, el cartel podría materializarse en más de diez millones de hogares, y de ellos muchos decidirán comprar un nuevo plan individual.

¿Por qué ahora? A principios de año la corporación anunció que había sobrepasado la mentada barrera de los 200 suscriptores mundiales, sin embargo el número de usuarios sumados está por debajo de los objetivos que se habían fijado mientras que sus competidores se le acercan cada vez más rápido a este respecto. Sus acciones han tenido un rendimiento inferior al de la media del S&P 500, lo que les aleja aún más de sus objetivos de crecimiento. Si miramos la evolución de 2020, sus ingresos mensuales promedio por usuario en lugar de crecer, cayeron en algunos mercados.

Según algunos analistas, el camino a seguir es aumentar aún más el gasto en contenido, fijándose, por ejemplo, en el éxito de obras como Wanda Vision o The Mandalorian. Hay un par de opciones fáciles sobre la mesa: subir los usuarios que paguen (crecer en el mercado internacional y/o hacer lo que se ha propuesto hoy) o incluir publicidad a su servicio. Teniendo en cuenta que había sido el más permisivo en cuanto a gente que podía ver su contenido de forma fraudulenta, sólo ha hecho aquello que ya advertía que harían el CEO de WarnerMedia.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio