Publicidad

De padecer artrosis y colesterol a perder 25 kilos y convertirse en la abuela culturista de Instagram

De padecer artrosis y colesterol a perder 25 kilos y convertirse en la abuela culturista de Instagram
30 comentarios

Publicidad

Publicidad

Joan McDonald tiene 73 años y es influencer. Esta mujer canadiense ha logrado crear una comunidad en redes sociales gracias a su constancia en el deporte. ¿Razón? En un año logró perder 25 kilos siguiendo un programa de entrenamiento y alimentación a través de su iPhone.

Según contó la misma Joan en una entrevista al Daily Mail, su relación con la comida cambió cuando comenzó a utilizarla como refugio para compensar un mal momento emocional. Su crisis matrimonial y los meses de reposo absoluto que tuvo que hacer tras operarse de una rodilla, hicieron que que aumentase de peso hasta el punto de padecer problemas de salud.

A los problemas de sobrepeso anteriores, se unieron otros como la tensión arterial elevada, la artritis o el colesterol. Así y con el objetivo de que su madre mejorase tanto su salud mental como física, su hija la entrenadora personal Michelle McDonald, la convenció para ponerse a dieta y unirse a su programa de entrenamiento.

Más de 300.000 seguidores y campañas publicitarias

A la fuerza de voluntad que ya de por sí hay que tener para enfrentarse a este tipo de retos, Joan también tuvo que ponerse las pilas desde el punto de vista tecnológico. Los entrenamientos y pautas alimenticias elaboradas por su hija solo estaban accesibles a través de su página web, lo que obligó a Joan a entenderse con su iPhone, YouTube y las redes sociales.

De no haber sido así, probablemente hoy estaríamos hablando de una mujer de setenta años que ha perdido mucho peso, pero no de la abuela culturista de internet que acumula más de 300.000 seguidores. Y es que si al éxito del contenido #beforeandafter, le sumamos el hecho de que se trata de una mujer de 73 años haciendo ejercicios de alterofilia, el beneplácito instagramil está casi asegurado.

 

Tres años después de haber cambiado sus hábitos de vida, Joan no solo ha dejado de ser dependiente de un pastillero, sino que se ha convertido en la mejor carta de presentación para el negocio de su hija. Y por si todo lo anterior no fuese suficiente, está protagonizando más sesiones de fotos, portadas de revistas y campañas publicitarias que cualquier mujer de su edad.

Aunque en el ámbito fitness Joan es uno de los rostros más longevos y aplicados al entrenamiento, Lesley Maxwell ha conseguido reunir a sus 63 años a una comunidad de más de 20.000 usuarios que siguen diariamente sus rutinas y victorias dentro del mundo culturista.

 

 

 

Por su parte, nombres como Paca o la Abuelta Tita también se están convirtiendo en estrellas de las redes sociales. A diferencia de Maxwell o McDonald, no lo han conseguido gracias a la sentadillas, sino al arte del lipsync en plataformas como TikTok.

Imagen: Joan McDonald/Instagram

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios