Compartir
Publicidad
Publicidad

Por enésima vez, Churchill no dijo "los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas"

Por enésima vez, Churchill no dijo "los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas"
Guardar
17 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Internet es un lugar de certezas: si uno conversa lo suficiente con alguien, lo más probable es que termine hablando de Hitler o del nazismo; y si uno navega lo suficiente, durante años, lustros, incluso décadas, lo más probable es que vuelva a toparse con una célebre y muy atinada frase de Winston Churchill: "Los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas".

Como casi todas las frases que circulan por Internet, es falsa. Lo que no impidió que ayer Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, incurriera en un habitual Día de la Marmota y la tuiteara dirigida a Podemos. Rápidamente, el tuit comenzó a sumar retuits y corazoncitos, así como citas resaltando lo evidente: Churchill jamás dijo o escribió tal cosa.

Daba igual. Al cabo de las horas, Cifuentes respondía a uno de los muchos usuarios que se lo recordaron explicando que la esencia de sus palabras, aplicadas a Podemos, eran ciertas. Por lo que era totalmente irrelevante que Churchill la hubiera pronunciado o no. Tal fue la confianza en sí misma que desplegó que el tuit terminó fijado en su perfil (aunque ya no esté ahí). El asunto, naturalmente, ha causado una pequeña-gran reacción a mitad de camino entre lo exasperado y lo cómico.

Porque no, Churchill no dijo "los fascistas del futuro se llamarán a sí mismos antifascistas". Como se explica aquí, el premier británico durante la guerra ha sido fruto de toda clase de manipulaciones e invenciones. Su carácter icónico le ha convertido en una suerte de prueba del algodón sobre la capacidad de uno mismo para revisar los fakes de Internet: hay más de una veintena de citas atribuidas erróneamente a su figura, de las cuales una decena son MUY famosas.

En este artículo de El Confidencial se indica que la confusión viene de lejos, y que no es claro hasta qué punto alguien pronunció tales palabras con exactitud. Se sabe que un senador estadounidense, Huey Long, digo algo parecido en 1937 ("Cuando el fascismo llegue a América será llamado antifacismo"), y que durante los años '30 y la duración de la Segunda Guerra Mundial el motto fue habitual en tertulias y columnas políticas de toda clase.

Wins "¿Que yo dije QUÉ?".

Lo más probable es que el vaporoso origen de la sentencia y su clara conexión con la época más oscura de Europa fueran conectados de forma colectiva a Churchill, un hombre cuyo compromiso contra el fascismo quedó fuera de toda duda tras luchar denodadamente contra él y lo suficientemente conservador como para acusar de totalitarismo a quienes abiertamente se denominan "antifascistas" (durante aquella época, inevitablemente socalistas o comunistas).

Sea como fuere, la frase y su hype reconstituido periódicamente por episodios como el protagonizado por Cifuentes sigue viva, y muchas personas la atribuyen a Churchill de forma válida. Pero no: ni la dijo ni apropiarse de su autoridad moral y política para transmitir ideas propias es una forma válida de honrar su memoria. Si es que se desea honrarla.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos