Compartir
Publicidad

Cómo "Los últimos Jedi" se ha convertido en la película de Star Wars más odiada por el público

Cómo "Los últimos Jedi" se ha convertido en la película de Star Wars más odiada por el público
136 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si te has paseado por los agregadores de críticas antes de ver la última de Star Wars lo habrás comprobado: la brecha de opinión entre la crítica y el público es abismal, tan grande como cuando se trata de una película de cine de autor europeo, del cine y ensayo, que vuelve locos a los "gafapastas" mientras el espectador corriente suele optar por el descrédito pretencioso. Pero aquí han cambiado las tornas: son los críticos los que han amado sin ambages el episodio dirigido por Rian Johnson, mientras los cinéfilos de a pie están en huelga galáctica.

Un 4.9 en Metacritic, un 7.9 en IMDB y un 56% en Rotten Tomatoes. Esa es la nota que le ha dado la gente a través de estos portales. No es igual para los críticos, que en la página del tomate le ha dado un 93% y, en general, están los medios plagados de comentarios positivos (salvo algunas excepciones, también nuestro infalible cascarrabias Boyero, por supuesto).

Star Wars Rt Scores Eso ha tenido que doler.

Para comprender la magnitud de la polarización que describimos basta con ir a las anteriores entregas de la franquicia. Los últimos jedi es la película menos apreciada por los espectadores en toda la historia de Star Wars, mientras que para los expertos es una de las mejores, recibiendo la misma nota que la película que inició la saga en 1977. Es la película que más ha polarizado, en su muestreo, el gusto del público y los críticos, dos métricas que nunca suelen ir tan brutalmente desconectadas, al menos cuando hablamos de blockbusters.

¿Cómo puede haber ocurrido esto? ¿Es Star Wars VIII una película malísima y los críticos han falseado sus notas movidos por intereses económicos?

Usuarios online y audiencia rasa: distintos espectadores, distintas críticas

Snip 20171218203201

Existen múltiples teorías para explicar lo sucedido. La primera y más importante es que el tipo de espectador que deja comentarios en los agregadores de opiniones es uno particularmente movilizado. Los que van a poner las notas no son los espectadores más pasivos y desconectados de la trascendencia del fenómeno.

El espectador pasivo está mejor representado en las encuestas de CinemaScore o PostTrak, dos compañías que, como herramienta para las majors, acuden a los cines y encuestan aleatoriamente a los espectadores de decenas de ciudades estadounidenses al salir de un pase.

Los últimos Jedi se ha granjeado un CinemaScore de A, una muy buena nota, la misma que recibió hace dos años El despertar de la fuerza. Por reforzar esta perspectiva, un estudio independiente ha demostrado que el 70% de los comentarios hechos en Twitter desde el estreno de la última entrega son positivos, mientras que el 30% son negativos. O bien los críticos con la película son más silenciosos en Twitter o los defraudados por la última de Star Wars tienen demasiada voz en los agregadores de opinión.

¿Bots 4chaneros luchando contra la corrección política?

Laura Dern Star Wars Mansplaining

Además, según Variety, fuentes no vinculadas a Disney han advertido que podría estar teniendo lugar un “trolleo” de las notas. Así lo defiende alguien en su propio Facebook, que hizo un llamamiento a activistas antifranquicias para crear bots que nutran de notas negativas la película. Otra prueba de que esto podría estar pasando la da el medio Bleeding Cool, que ha mostrado cómo durante un tiempo la película The Shape of Water recibió erróneamente comentarios masivos negativos que deberían haber ido a Los últimos Jedi, lo que podría ser un error de bot.

Dado que portales como Rotten Tomatoes no tienen forma de comprobar si el votante ha visto realmente la película o no y que uno puede registrarse varias veces para votar de nuevo, hay que contemplar la posibilidad de que esto esté pasando.

¿Y por qué se molestaría nadie en intentar tumbar la reputación de un filme que de todas maneras va a hacer miles de millones de dólares en taquilla? Esto conecta con una teoría que defienden desde Variety: como sabrán los que ya la han visto, la obra de Johnson tiene cierto cariz subversivo (entiéndase, dentro de lo que es una franquicia millonaria) al despojar de su relevancia a personajes clásicos de la saga original y escorarse hacia un mayor progresismo y feminismo en lo que parece va a caracterizar a esta nueva etapa.

Esto no ha sentado bien a esos mismos usuarios de Internet que ya hicieron campañas por vilipendiar la última película de Mad Max o el reboot de Los Cazafantasmas, también símbolos del empoderamiento femenino de referentes clásicos donde los héroes eran masculinos. Por decirlo sencillamente, la última película no está cayendo bien al fan medio de Star Wars incapaz de dejar asumir un futuro de la saga que abandone sus símbolos clásicos, pero tampoco al usuario afín al fenómeno GamerGate, más movilizado en redes que ningún otro grupo.

"Esto ya no es mi Star Wars"

Si quisiéramos pensar que la reacción de los espectadores no tiene nada que ver con esto podemos acudir a las críticas de esos mismos usuarios, como en Filmaffinity, para ver qué es lo que les ha molestado. Es una incógnita, ya que no es fácil encontrarse con nadie que critique las dinámicas de géneros de la película, pero las cosas que critican de ella no tienen mucho sentido.

Grosso modo, le reprochan a Los últimos Jedi su humor facilón, sus errores de guión, la falta de profundidad de los personajes o las inclusiones con calzador de criaturas para vender muñecos. Elementos que, como sabemos todos, han estado presentes en todas las películas de la historia de Star Wars y que no molestaron tanto cuando se estrenó El despertar de la fuerza. E insistimos: le están dando a Los últimos Jedi peores notas que a El ataque de los clones.

Un comentario que se repite en varias de estas críticas es la idea indefinida de que “esto no es Star Wars”, que esta es una película de acción espacial estupenda, pero que no representa las esencias de los filmes clásicos de la saga y que, por tanto, es una traición al universo de George Lucas. Esto podría estar unido a eso que le ocurre a los personajes más queridos por los espectadores adultos.

No hay teorías fan, no hay diversión

Lastjedicover

También, según algunos, por otro tema: al ser las franquicias un cine por entregas más parecido a la ficción serial televisiva, Los últimos Jedi hace una última ofensa al fan irredento de Star Wars. Mientras la película anterior de Abrams planteaba incógnitas por las cuales especular sobre las raíces familiares de Rey, esta película resuelve el misterio sin hacer una gran revelación catárquica de ello ni permitir que los espectadores jueguen con las pistas y respondan a la pregunta en su siguiente cita galáctica. Los últimos Jedi es, en realidad, una película bastante cerrada que no permite la interacción por parte de los espectadores.

Sea cierto o no que los cinéfilos han quedado descontentos con la última entrega o éstas quejas provengan sólo de unas pocas voces en un mar de espectadores satisfechos pero infrarrepresentados, Disney no parece preocupada. El octavo episodio es ya el segundo mejor entreno en la historia de Estados Unidos. Con sus 450 millones ya ha superado toda la recaudación de La Liga de la Justicia en las seis semanas que lleva en taquilla.

Actualización: Polygon amplía el contexto acerca de las malas calificaciones en Rotten Tomatoes. A la espera de los resultados de la investigación del agregador de críticas, sí puede confirmarse que muchos usuarios se han abierto un perfil en la web explícitamente ahora sólo para dejar comentarios acerca de Los últimos Jedi. Como dice el medio estadounidense, muchas de las críticas negativas de los espectadores incluyen palabras como “políticas de la identidad”, “justicieros sociales”, “raza” o “figuras femeninas poderosas”.

Por su parte, los usuarios de /pol/ de 4chan se desvinculan de la acción. “Incluso aunque /pol/ hubiera podido reunir a 10.000 personas, lo que sería dos o tres veces la fuerza que los popolitas han podido general al tiempo, no bastaría para haber llegado a la nota del 56% y mantenerlo en ese estado” es un comentario que se ganó el asentimiento de muchos otros foreros.

56 es un número clave escogido por 4chan para señalar algunos de los ataques organizados de su grupo, razón por la que mucha gente miró a la web en busca de autoría cuando la última Star Wars se quedó durante horas con una nota del 56%. Por supuesto, y dada la idiosincrasia natural de esta web, todo lo dicho no quiere decir que sea cierto… ni que no lo sea. Probablemente nunca lo sabremos.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos