Compartir
Publicidad

¿Por qué se han llenado de paréntesis los 'timelines' de Twitter? Antisemitismo y Donald Trump

¿Por qué se han llenado de paréntesis los 'timelines' de Twitter? Antisemitismo y Donald Trump
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cualquier usuario de Twitter, especialmente si es seguidor de cuentas con origen en Estados Unidos, habrá visto en los últimos días cómo su timeline se ha llenado de paréntesis. ¿Por qué? Tras las causas, hay una preocupante vuelta de tuerca al antisemitismo militante y un brillante ejemplo de apropiación cultural.

El origen de los paréntesis

Todo empezó con este tuit:

Origen Tuits

Jonathan Weisman es un periodista judío del New York Times, cuyo timeline, tras este primer tuit, se llenó de imágenes de contenido antisemita. Como él mismo cuenta en este artículo, recibió todo el pack de tópicos ofensivos contra el pueblo judío. Y, curiosamente, muchos de los tuits se asociaban con el apoyo a la campaña de Donald Trump.

Imagenes Antisemitas

Los paréntesis pretendían, originalmente, señalar a los usuarios de Twitter judíos, escribiendo su nombre dentro de un triple paréntesis. El triple paréntesis es una convención conocida como 'eco' en tipografía y, pese a que este parece ser el motivo original por el que fue elegido, los promotores de la iniciativa ya amenazan con pasarse a otros símbolos para huir de la respuesta negativa que han obtenido. Cualquier símbolo es válido para utilizar como una especie de estrella amarilla del mundo digital.

¿Quién está detrás de este nuevo antisemitismo?

Según Mic, el origen de los paréntesis como símbolo para identificar a los judíos en el mundo online está en alt-right, un movimiento de derecha radical estrechamente vinculado al apoyo a la campaña electoral de Donald Trump. Alternative Right (alt-right) es una tendencia, desarrollada principalmente en medios online, muy crítica con el conservadurismo tradicional estadounidense, al que considera preocupado por asuntos equivocados. Cada vez son más numerosos los medios que los consideran supremacistas blancos, especialmente tras la publicación de Is Black Genocide Right?. Y son, definitivamente, fans de Donald Trump.

Puede que el asunto de los paréntesis hubiera quedado en mera anécdota si no fuera por un plug-in de Google Chrome: Coincidence Detector. A través de esta app, cualquier usuario podía obtener una lista de todos los usuarios con paréntesis alrededor de su nombre, es decir, de todos los usuarios señalados como judíos. Y decimos podía, porque Google retiró este plug-in de su navegador en el momento en que la tendencia de los paréntesis empezó a cobrar importancia.

¿Cuál ha sido la respuesta a la proliferación de los paréntesis?

De nuevo, el origen se encuentra en un tuit. En concreto, en este:

Yair Rosenberg, periodista y activista judío, propuso comenzar con este acto de 'apropiación cultural'. La tesis es sencilla: si los propios judíos comenzaran a usar los paréntesis de forma voluntaria, el sentido original de amenaza y señalamiento perdería sentido. Si a la iniciativa se unieran el mayor número posible de usuarios no judíos, la respuesta al movimiento inicial sería incluso más impactante. Y eso es lo que ha ocurrido.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio