Compartir
Publicidad

Quién es Josep Pàmies, el agricultor que cree que las plantas curan el cáncer mejor que la quimioterapia

Quién es Josep Pàmies, el agricultor que cree que las plantas curan el cáncer mejor que la quimioterapia
Guardar
104 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Actualización: la última polémica en la que se ha visto envuelto Josep Pàmies está relacionada con el cáncer. En unos comentarios de Facebook, Pàmies defiende que una planta, la Kalanchoe, es de facto más efectiva que la quimioterapia... para tratar los tumores. Porque, según él, "las plantas son mucho más potentes" dado que ahorran los efectos secundarios. Del mismo modo, los tumores son curables, pero el cáncer no "se revierte".

Pàmies ha escrito esto poco después de saberse que Pau Donés ha recaído de su cáncer.

Josep Pàmies vuelve a ser noticia después de que se conociera que el Ayuntamiento madrileño de San Fernando de Henares había programado una de sus actividades en la "Semana de la Ciencia" del municipio. Pámies es uno de los defensores más conocidos de la pseudociencia y las "terapias alternativas" y no deja de ser llamativo verlo aparecer en eventos de divulgación científica promovidos por las instituciones públicas.

Pero ¿quién es realmente este agricultor catalán que defiende que no existen cosas como el virus de la hepatitis C o el del SIDA, que acusa a la OMS de genocidio y que denuncia a las industrias farmacéuticas de cronificar la enfermedad en lugar de curarla? ¿Es un ecohéroe, como proclaman sus defensores, o un charlatán peligroso como denuncian sus detractores?

Pàmies según Pàmies

Cttumjzxgaiedrm

Según él mismo reconoce, Josep Pàmies es un agricultor catalán descendiente de una larga tradición de payeses. De hecho, su empresa Pàmies Horticoles se dedica a la comercialización de hortalizas, verduras y hierbas ecológicas. Pero, aunque es un reconocido activista antitrasgénicos y ha sido condenado por destruir plantaciones, ese no es ni su principal negocio, ni por lo que se le conoce en todo el país.

Pàmies se presenta como un humilde agricultor ecológico en armas contra la industria farmacéutica

"Nosotros promovemos la autosuficiencia de las personas. Creemos que cada uno puede cultivar las plantas medicinales que necesita y debe aprender a ser el guardián de su propia salud", decía el mismo Pámies hace unos años. Esta frase resume el relato con el Josep Pàmies se pasea por muchos de los grandes medios nacionales: el del agricultor frente al complejo farmacéutico. "La gente debe ser desobediente a la imposición de los fármacos", defendía en la misma entrevista.

Su grupo "Dulce Revolución" se dedica al cultivo y a la promoción de plantas prohibidas que, según explican, tienen grandes propiedades curativas. Defienden el uso de la stevia rebaudiana como un tratamiento para la diabetes (sin evidencia) y promovían el MMS (distintos derivados químicos del cloro) pese a su prohibición por su alta peligrosidad.

Pàmies según la ciencia

El blog de Josep Pàmies, sus entrevistas en prensa y sus vídeos en youtube son un catálogo de casi todos las pseudomedicinas que existen en la actualidad: los mismo descubrimos un post sobre la técnica de Buteyko, una pseudoterapia para los problemas respiratorios que no goza de apoyo empírico de ningún tipo, que defiende las milagrosas propiedades las plantas medicinales contra la radiación.

Pero lamentablemente no queda ahí. En sus textos podemos encontrar ideas mucho más peligrosas. En "El timo de la Hepatitis C" se pueden leer cosas como que "el virus de la Hepatitis C no ha sido aún aislado" o que, por eso mismo, "nos encontramos pues con las mismas dudas que con el Virus del SIDA, aún hoy no aislado". Ambas afirmaciones son falsas, pero sirven como justificación de la supuesta conspiración médico-farmacéutica y ponen en bandeja la idea de que "la hepatitis c se cura casi gratis".

Defensor de que el ébola es fácilmente curable con cloro y plantas autóctonas o de que las plantas medicinales dejan en entredicho a la quimioterapia. Aunque no haya ninguna evidencia de que la kalanchoe tenga algún tipo de efectividad en pacientes con cáncer. Y, en plena polémica por la primera muerte en España por difteria en 30 años, se dedicaba a promover el movimiento antivacunas y defender la utilidad de sus compuestos para acabar con la enfermedad.

A esto suma el negacionismo del cambio climático o la defensa de los chemtrails y sus derivados quimiofóbicos. Me apresuro a indicar que el cambio climático es un hecho bien establecido, los chemtrails no existen y las nuevas hipersensibilidades quimioeléctricas no son enfermedades reconocidas.

¿Qué hace a Pàmies especial?

Dulce Revolucion

La infraestructura. Quiero decir, internet está lleno de páginas que promueven, difunden y comercializan pseudoterapias y pseudomedicinas, pero Pàmies es distinto. Su capacidad para llegar a los medios, para organizar actividades por todo el país y para comercializar los productos de promueve mientras intenta desacreditar las terapias científicamente avaladas es muy superior a la media. Por eso es polémico, porque su éxito y su capacidad operativa.

Es posible que Pàimes y su movimiento sean uno de los grupos pseudocientíficos con más repercusión

Y como hemos visto sus ideas no son inocuas: es uno de los enemigos (autodeclarados) de la medicina moderna más conocidos y con más repercusión que existen hoy por hoy. Y un entusiasta defensor de todas las teorías y conspiraciones que vayan contra la línea de flotación de los consensos científicos actuales.

De hecho, hace unos pocos días, un juzgado de Balaguer lo ha acusado de delitos contra la salud pública por tratar "curar la epilepsia y la esclerosis múltiple con cannabis". Algo que, como hemos visto hace poco, no está avalado científicamente. ¿Será condenado? No lo sabemos, en España tenemos una larga tradición de impunidad en lo que a curanderos, videntes y magos se refiere. Una traición que solo en los últimos años ha empezado a cambiar.

Imágenes | ARP-SAPC, Ecologistas en acción

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos