Compartir
Publicidad

Sectas cristianas: hay más (y más frikis) de lo que podrías imaginar

Sectas cristianas: hay más (y más frikis) de lo que podrías imaginar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pese a que en España estamos a costumbrados a la homogeneidad religiosa, el cristianismo cuenta con mil y una cara. Aunque es cierto que solemos tratar de forma lateral el proceso de la Reforma y el surgimiento del protestantismo, también lo es que, en términos genéricos, dejamos de lado las miles y miles de sectas y ramas del cristianismo. No, el catolicismo no sólo no es la única, sino que no es ni remotamente la más divertida. Veamos por qué en base a unos pocos ejemplos.

1. Unión de Utrecht

Pese a que el groso de sectas se reparte entre las variedades protestantes, el catolicismo tampoco se libra de sus particulares escisiones. Una de las más significativas es la Unión de Utrecht, también conocida como Iglesia Veterocatólica. Traducido: los católicos viejos (que no cristianos viejos). Surgen durante el siglo XIX como respuesta a la Infabilidad Papal (cuando el Papa establece un dogma es indiscutible, está en lo cierto). Complejas divergencias teológicas. Aquí más.

2. Iglesia Copta de Eritrea

Vidriera Copta
Vidriera copta en una iglesia egipcia. (Imagen: Maureen)

Las iglesias cristianas netamente africanas, esto es, no resultantes de un proceso evangelizador, tienen una larga tradición en Etiopía, el país cristiano clásico por excelencia del continente. Allí la Iglesia Copta es notoria y poderosa, en comparación a la Iglesia Copa de Alejandría, minoritaria en relación al Islam. En Eritrea su creación surge a partir de la independencia del país de Etiopía, cuando el patriarca de dicho país admite la creación de un propio patriarcado en el nuevo estado.

3. Anabaptismo

Surge en la convulsa Alemania de la Reforma. Sus preceptos son bastante simples: además de compartir la mayor parte de los preceptos surgidos del protestantismo, los anabaptistas creen en el bautismo durante la edad adulta de los hombres, y no durante su niñez. Para ellos, los niños nacen salvos. Por otro lado, asumen el bausitmo como un acto de fe en el que un adulto en plenitud de condiciones se entrega a Dios. Es un movimiento más que una secta, y engloba a varias de estas.

4. Menonitas

Esencialmente la rama más conocida de los anabaptistas. Deben su nombre a Menno Simons, un sacerdote frisio que adoptó las creencias y valores de los anabaptistas pero, impresionado por la fuerte represión a la que se vieron sometidos en el siglo XVI tanto por católicos como por protestantes, decidió emprender un camino pacífico. Dio igual, fueron perseguidos igualmente. Se esparcieron por Rusia y, sobre todo, América. Los amish son una rama menonita.

5. Asambleas de Dios

Asamblea De Dios
Cartel a las afueras de una iglesia asociada a las Asambleas de Dios, en EEUU. (Imagen: bertknot)

Una de las casi infinitas sectas surgidas en Estados Unidos y presentes aún hoy en día. Es una rama protestante y evangélica, y engloba, como su propio nombre indica, a diversas iglesias nacionales relacionadas entre sí. Todas ellas son pentecostales, esto es, creen en el bautismo del Espíritu Santo (compleja interpretación de algunos pasajes de la Biblia relativos a la aparición del mismo), pero sus diferencias teológicas son tan graves que no soportan la idea de estar unidas bajo un mismo nombre.

De ahí la idea de diversas asambleas confraternizadas.

6. Iglesia Internacional del Evangelio Cuadrangular

Y más protestantes evangélicos pentecostales. Surge en 1923 de la mano de Aimee Semple McPherson en Los Ángeles, y debe su particular nombre a su creencia en cuatro características de la misión de Jesucristo en la tierra: salvador, sanador, bautizador (con el Espíritu Santo, no lo olvidemos) y rey que está por venir. Su logo representa estas cuatro caras. Desde su surgimiento se han esparcido notoriamente por todo el mundo (sobre todo en Nigeria).

7. Presbiterianismo

Volvamos a la excitante Europa de la reforma. El protestantismo no se quedó en su variante germana, sino que fue mucho más allá en función del país, con fuertes variaciones incluso dentro de los propios territorios alemanes, como ya hemos visto. El presbiterianismo surge inspirada tanto en la reforma protestante escocesa como en la suiza, inspirada por Calvino. Tiene una estructura jerárquica muy horizontal, basada en representantes locales, siendo esta su principal característica.

8. Iglesia Adventista del Séptimo Día

Adventistas
Menos Facebook y más Jesús. (Imagen: Romana Klee)

Opinan que el día de reposo cristiano no es el domingo sino el sábado, el séptimo día de la semana, asumiendo que el domingo es el primero. Versión evangélica bastante democrática (eligen a sus propios delegados cada cinco años). Creen únicamente en los preceptos de la Biblia, tienden a llevar un estilo de vida sano, a cuidad la alimentación y a defender a los animales. Están presentes en prácticamente todo el mundo a pesar de haber nacido a finales del siglo XIX.

9. Movimiento de los Santos de los Últimos Días

También conocidos como mormones. También surgen en Estados Unidos, como no podía ser de otro modo. Los reconocerás porque alguna vez habrán llamado a tu puerta vistiendo pantalón negro, camisa blanca de manga corta, corbata y una chapita con el nombre de cada uno. Hacen una interpretación bastante psicodélica de la Biblia, aceptando la poligamia, el matrimonio eterno (sí, no tienen problema en compatibilizarlo) o el bautismo de los muertos.

10. Testigos de Jehová

Droga dura. Aunque las diferencias entre cristianos, protestantes y ortodoxos son amplias y numerosas, el grado de radicalización y heterodoxia de los Testigos de Jehová es difícilmente igualable. Tienen más que ver con el cristianismo primitivo que con el actual, y son bastante proselitistas. Rechazan el dogma de la Trinidad, abogan por la restauración del cristianismo original y, atención, son mileniaristas, como Fernando Arrabal. ¿Qué significa esto?

Que Jesucristo instaurará un reinado de mil años antes del Apocalipsis final, el megacombate definitivo entre un Jesús Super Saiyan y el Diablo que regresa del inframundo para corromper a la humanidad y a los pobres e inocentes seguidores del Señor. Si hubierais escuchado a Fernando Arrabal lo hubierais comprendido en su día, descreídos.

11. Iglesia apostólica armenia

Al igual que los gnósticos o los arrianos, el monofisismo surge a partir de fuertes disputas teológicas entre unos miembros del cristianismo, minoritarios, y otros, más ortodoxos y mayoritarios. A diferencia de los primeros, el monofisismo continúa vivo hoy en día. Una de sus principales iglesias es la armenia, que sostiene que Cristo sólo existe en su versión divina y no en la humana. Es antiquísima, y hoy se encuentra también dividida en distintos centros de poder del Cáucaso y Oriente Medio.

12. Iglesia ortodoxa malankara

Nos vamos a Asia. La Iglesia ortodoxa malankara se ubica en la India, donde cuenta con alrededor de dos millones de seguidores, congregados la mayor parte de ellos en la región de Kerala, al sur del subcontinente. Se dicen herederos de las enseñanzas directas de Santo Tomás, cuya llegada a la India data del 52 d.C. Es, por tanto, una rama del cristianismo bastante antigua, separada desde hace siglos de las tendencias tradicionales de Europa y América.

13. Iglesia de la Unificación

La versión coreana del asunto. Bastante jóvenes incluso para los estándares habituales de las sectas más frikis, ya que nacen a mediados del siglo XX, en 1954, justo después de la guerra de Corea y de la separación del país. Creen en el espiritismo y tienen fuertes diferencias teológicas con el cristianismo occidental. Basados en la Biblia, tienen su propio texto regidor: El Principio Divino. Se han hecho célebres gracias a su rito de unificación, una suerte de renovación de los votos nupciales.

Lo dejamos aquí. Podríamos continuar escribiendo sobre sectas o ramas cristianas hasta el fin de nuestros días. En el camino nos hemos dejado cosas tan interesantes como la Iglesia ortodoxa siria, autocéfala y contraria a las conclusiones del Concilio de Calcedonia (o sea, favorable al monofisismo), el judaísmo mesiánico, el metodismo (muy masivo en Estados Unidos) o a cualquiera de las iglesias presentes en África, con sus múltiples e inacabables particularidades.

Imagen | Neil Williamson

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio