Los audios manipulados de Luis Enrique evidencian algo más profundo: el miedo de la prensa deportiva a Twitch

Los audios manipulados de Luis Enrique evidencian algo más profundo: el miedo de la prensa deportiva a Twitch
13 comentarios

Durante los últimos días hemos hablado del fenómeno que está siendo el canal de Twitch de Luis Enrique, el entrenador de la selección española. El seleccionador lleva semanas arrasando en redes sociales por su humor boomer, su sosiego e inocencia y un puñado de frases que quedarán para la historia de los Mundiales. Sí, carne de meme, pero profesional al mismo tiempo. Y mientras, los que más se resienten son los medios de comunicación deportivos, que ven en los streamers una amenaza creciente en la batalla por audiencias en materia de contenido deportivo.

Este conflicto ya se ha materializado, hace unas horas, con un acto poco profesional por parte de varios periodistas que ha causado un gran revuelo en las redes sociales y no sin razón.

Todo sucedió en el programa de la COPE, El Partidazo, donde se publicó parte de una de las retransmisiones en Twitch del seleccionador en el que supuestamente aseguraba que una espectadora se había "puesto cachonda seguro" ante la voz del psicólogo de la selección. Sin embargo, la edición del audio ponía en su boca una frase que en realidad no era suya, sino de una espectadora en el chat de su canal de Twitch. El audio había sido editado y descontextualizado, y el sonido original corresponde al seleccionador leyendo el comentario de la persona que escribió en el chat.

Tal y como comenta el usuario de Twitter @alvarito7697, si prestamos atención al audio original, se puede observar como al finalizar la intervención de Joaquín Váldes, el psicólogo de la selección, Luis Enrique no hace este comentario, sino que dice lo siguiente: "Está relajadisima, se ha dormido". Y entonces, cuatro minutos después Luis Enrique señala que en el chat "hay varios haciendo comentarios". Uno de ellos era del usuario "Laura Fitness", que dice "María se ha puesto cachonda seguro". Y el entrenador simplemente estaba leyendo en voz alta ese comentario.

Como era de esperar, las hordas de fans de Luis Enrique han salido con uñas y dientes a defender a su nuevo héroe y sólo han tenido que pasar unas horas para que la polémica aterrizara en las redes y en algunas radios deportivas. "Lama hace poco manipuló en GOL los cánticos de aficionados del Madrid en París. Pérez de Rozas sacando a la hija de Luis Enrique. Paco González diciendo que al ser streamer no prepara los partidos. Alcalá directamente haciendo un edit manipulando. La Cadena COPE en plena forma", criticaba un usuario de Twitter.

Hasta los jugadores se han puesto en contra del medio. "Habrá que preguntarle entonces al responsable cuál fue su intención manipulando ese audio, ¿no? Hay que disfrutar un poco del mundial y de nuestra selección Juanma", decía Óscar Valentín, jugador del Rayo Vallecano.

Al final, incluso Juanma Castaño ha reconocido que el audio había sido editado y ha pedido perdón: "La edición de un audio de Luis Enrique anoche en El Partidazo ponía en su boca una frase, en tono de broma, de una espectadora en el chat de su canal de Twitch. El más enfadado soy yo, lo aseguro, y pido disculpas en nombre del programa. Perdón".

La otra historia de la polémica

Todo esto, más allá del salseo, cuenta otra historia diferente. Habla de un fenómeno reciente donde el interés por la plataforma Twitch es imparable y que explica por qué "Luis Padrique" se ha convertido en el ídolo de masas que ya es. Y esta polémica no es otra cosa que el último coletazo de la guerra de los medios por imponer su agenda sobre Luis Enrique (y hacia otros deportistas que se abren canales de comunicación propios).

Hay que tener en cuenta que en sus primeros cinco días stremeando, Luis Enrique ya acumulaba 617.000 seguidores, que han llegado a sumar más de 537.000 horas de contenido reproducido. Como hemos contado en este artículo de Magnet, el seleccionador ha llegado a tener un pico de 152.078 espectadores simultáneos, con una media de algo menos de 100.000.

Cifras que evidencian lo mucho que les cuesta a los medios deportivos competir contra el fenómeno de Twitch. Y que explican por qué el seleccionador se ha convertido en el blanco de los medios convencionales (como ha pasado con la COPE). Y es que en los últimos años algunos periodistas han manifestado cierto rencor a youtubers y streamers (ya lo vimos con el rifi rafe entre Juanma Castaño e Ibai por la entrevista a Messi).

Entre estos creadores de contenido se encuentran  Rubén Martín, Miguel Ángel Román, Evangelio, Siro López o Gerard Romero, que triunfan en Twitch hablando de deporte. Lo que está claro es que nadie puede decidir a estas alturas lo que realmente le interesa a la gente o dónde deciden los usuarios consumir más contenido.

Y si Luis Enrique está ahí, padreando en Internet, será por algo.

Temas
Inicio