Publicidad

El coronavirus también ha roto el mercado del petróleo: el precio y la demanda se están hundiendo

El coronavirus también ha roto el mercado del petróleo: el precio y la demanda se están hundiendo
11 comentarios

Publicidad

Publicidad

Los efectos del coronavirus comienzan a percibirse en el desarrollo económico global. El último mercado perjudicado en la paralización del gigante asiático ha sido el del petróleo. La OPEP y la Agencia Internacional de Energía acaban de recortar la previsión anual de demanda, al presenciar una caída del precio del crudo y advierte que el efecto de la epidemia marcará la primera mitad del 2020. Para hacernos una idea, si en diciembre el precio del barril de Brent ascendía a 67 dólares, ahora ronda los 53.

Caída global. La Agencia Internacional de Energía estima que durante el primer trimestre de 2020 la demanda de petróleo descenderá en 435.000 barriles diarios. Por su parte, la OPEP es algo más optimista y cifra la caída para el mismo periodo en 230.000 barriles menos. En cualquier caso, si en algo coinciden ambos organismos es en que el consumo global será mucho menor que lo esperado. Concretamente, un 19% más bajo, según la OPEP.

Mínimo histórico. Los datos anteriores representan la peor situación en el mercado petrolífero de la última década. Para ser más exactos, desde la crisis financiera de 2009 no se producía una caída de la demanda del crudo a nivel mundial. La corrección de las estimaciones anuales de ambos organismos internacionales indica que la situación mejorará en el segundo trimestre del año, pero que igualmente lo hará marcando un nuevo récord a la baja: se trata del menor aumento de la demanda desde 2011.

China. El covid-19 no solo ha paralizado China durante mes y medio, sino también una buena parte de las cadenas de suministro mundiales y con ello el transporte aéreo. Teniendo en cuenta que se trata del segundo país del mundo que más petróleo consume, cualquier alteración en su modelo energético genera réplicas en el contexto global.

Una de las actividades donde más ha caído la demanda petrolífera es en el sector de la aviación. Al programar menos vuelos a China tanto a nivel nacional como internacional, se precisa menos combustible y, por lo tanto, menos petróleo. Tanto es así que, por el momento, la mayor parte de las aerolíneas han cancelado sus vuelos a China hasta finales de marzo, según informa New York Times este artículo.

Precio. A su vez el desplome de la demanda de combustible por parte del mercado aéreo contribuye a que el valor del crudo se desplome. Así, el barril de Brent se situaba el pasado lunes en torno a los 53 dólares, mientras que a en diciembre rondaba los 67 dólares. Aunque gigantes petrolíferos como Arabia Saudí o Rusia todavía están estudiando cómo adaptar su producción a las nuevas previsiones, productores chinos como Sinopec ya han anunciado que durante el mes de febrero reducirán su actividad de refinamiento en un 12%.

Tendencia. Los últimos datos compartidos por el gobierno chino elevan a 1.770 los fallecidos a causa del coronavirus y 70.548 el número total de infectados desde que a finales de diciembre comenzasen a conocerse los primeros casos. A falta de una vacuna, tanto la comunidad sanitaria china como la propia OMS, continúan apostando por minimizar el flujo de personal y, por el momento, se descarta terminar con el aislamiento de ciudades como Wuham, Huanggang y Exhou.

Imagen: Worksite Ltd/Unsplash

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios