Compartir
Publicidad

El truco detrás de todos esos vídeos de helicópteros en los que las hélices parecen no moverse

El truco detrás de todos esos vídeos de helicópteros en los que las hélices parecen no moverse
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es posible que haya circulado por tu TL: un helicóptero despega de un helipuerto, toma altura y se lanza hacia los infinitos brazos de la aventura aeronáutica. Y sin embargo, sus hélices no se mueven en ningún momento. ¿Magia?

Nada más lejos de la realidad. El vídeo se ha hecho viral durante los últimos días y ha engrosado una larga lista de otros aparatos voladores cuyas hélices, en vídeo, parecen permanecer estáticas, circular a una velocidad baja o hacerlo en dirección contraria. ¿Qué está sucediendo aquí? No se trata de ningún suceso extraño o misterioso, sino una mera gracia técnica del funcionamiento de las cámaras.

En realidad, el helicóptero siempre está moviendo sus hélices: de otro modo no podría tomar altura. La trama es el efecto visual generado por la cámara que está grabando la secuencia. En concreto, en torno a dos elementos distintos que, juntos, logran crear la sorprendente sensación de quietud en las hélices: la velocidad de obturación y los frames por segundo.

La velocidad de obturación es el tiempo que el objetivo de la cámara pasa abierto, captando luz del exterior. Es un elemento central de toda cámara de fotos o de grabación: cuando tenemos un escenario muy oscuro, mantendremos el obturador abierto durante más tiempo (es decir, a una baja velocidad de obturación, pestañeando de forma muy espaciada, cada uno o dos segundos) para recibir más luz; cuando tenemos un escenario muy iluminado, el proceso es el contrario (alta velocidad, el obturador se abre y se cierra en milisegundos).

En el caso de la cámara de vídeo, una alta velocidad de obturación significa que capta más información en cada frame cuando graba un objeto en movimiento. Como explican en este vídeo, si lanzas un cuchillo a 10 m/s y lo grabas a una velocidad de obturación de 1/4 de segundo, el cuchillo viajará más de dos metros en cada frame(por lo que se verá borroso). Sin embargo, si grabas a una velocidad de 1/1000 de segundo, el cuchuillo se moverá un centímetro por frame (por lo que se verá más nítido).

Cuando un objeto se mueve muy rápido, como una motocicleta o un helicóptero, esto último es clave para captarlo con mejor definición.

Parte uno de nuestro helicóptero mágico resuelta. Ahora viene la segunda parte, también clave: los frames por segundo, determinados en gran medida por la velocidad de obturación. Es aquí donde encontramos la respuesta al congelamiento de las hélices. Básicamente, cada frame dura exactamente o prácticamente lo mismo que el tiempo que tardan las hélices en recuperar su posición original. En cada frame, las hélices dan una vuelta de 360º grados.

¿Resultado? Todos los frames las capturan en la misma posición, por lo que parece que no se han movido.

De ahí que el cacharro aparezca volar sin la ayuda de ninguna propulsión de giro, y de que haya causado tanto impacto en las redes sociales y en YouTube. El misterio no existe, es una mera curiosidad técnica. Pero el resultado final es bastante divertido, y con frecuencia proclive al meme.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos