Publicidad

Incendios de pelusas: la espectacular forma de acabar con los vilanos de los chopos

Incendios de pelusas: la espectacular forma de acabar con los vilanos de los chopos
3 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Aunque en primavera es muy común que el polen sobrevuele nuestras cabezas y nos haga estornudar, en algunas áreas de La Rioja también es frecuente que los campos se llenen de las pelusas blancas que sueltan los chopos. A veces, como consecuencia de las altas temperaturas, estas pelusas pueden inflamarse dando como resultado unas imágenes que parecen irreales.

Fenómeno. El parque del Cidacos ubicado en la localidad riojana de Calahorra ha sido el protagonista de uno de los últimos vídeos virales que han circulado por las redes sociales, en las últimas horas. ¿Razón? Las pelusas de chopo que cubrían el césped prendieron como consecuencia de una quema controlada y cuyo objetivo era eliminar el manto blanco que cubría la hierba.

Aunque en este caso la quema del césped no dio lugar a grandes llamaradas, la espectacularidad de las imágenes ha hecho que el vídeo haya cruzado el charco llegando a ser compartido por usuarios de Estados Unidos. En tan solo día y medio, el vídeo ya supera el millón y medio de visualizaciones.

Vilanos de chopo. Este es el nombre que reciben las pelusas blancas que se acumulan a los pies de estos árboles y cuya apariencia "algodonosa" sirve para camuflar las semillas que después dispersará el viento. A diferencia del polen, los vilanos no provocan reacciones alérgicas en primavera, pero sí incrementan el riesgo de incendios al ser tan altamente inflamables.

Habitual. Aunque las altas temperaturas pueden hacer que las propias pelusas ardan, lo más frecuente es que este tipo de quemas sean iniciadas por la mera espectacularidad. Tal y como señalan los bomberos y vigilantes forestales de Castilla y León, en esta época del año, es habitual que tengan que socorrer incendios de este tipo. Aunque al principio parecen controlados como en el vídeo viral, en otras ocasiones y sobre todo si hace calor, pueden llegar a extenderse y ser peligrosos.

El año pasado por estas mismas fechas, un grupo de chavales de 20 años comenzó un incendio controlado en Palencia que terminó por extenderse hacia la ribera del río hasta que los bomberos lograron atajarlo.

El caso de Aragón. En línea con lo anterior, hace tan solo tres días, la localidad de Monzón (Huesca) fue testigo de cómo unas simples pelusas de chopo provocaron indirectamente un incendio de casi 30 hectáreas. Aunque las causas todavía se desconocen, desde el Medio Natural del Gobierno de Aragón apuntan a que la gruesa capa de pelusas acumulada fue la responsable de que el fuego avanzase tan rápido y con llamaradas de gran tamaño.

Problema primaveral. Coincidiendo con la floración del polen, la irrupción de los vilanos del chopo suele producirse durante los meses de mayo y junio. Sin embargo, el problema no reside tanto en la coincidencia de los tiempos como en la época del año en la que se produce. En estas fechas, las temperaturas diurnas ya comienzan a incrementarse en la meseta y con ellas el riesgo de incendios.

De hecho, según la AEMET, este fin de semana algunas áreas de Navarra, Aragón, La Rioja y Castilla y León estarán expuestas a un riesgo "alto" o "muy alto" de incendios.

Imagen: @incendiosCyL/Twitter

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios