Compartir
Publicidad

Lo dice la ciencia: la jardinería es buena para ti

Lo dice la ciencia: la jardinería es buena para ti
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede que te preguntes qué hacer con ese trozo de tierra en el jardín de tu casa. Esta semana hemos pedido a nuestros expertos que nos expliquen la ciencia que hay detrás de tener un huerto, así que coge una pala porque hay faena para rato.

“Bien dice vuestra merced” dice Cándido en la última línea de la novela de Voltaire del mismo nombre, “pero es menester labrar nuestra huerta”.

Antes de convertirme en jardinero y horticultor profesional tuve que estudiar este texto en el instituto y mi profesor nos enseñó que la frase tenía un sentido más metafórico que literal: se trata de buscar tu vocación y no de ponernos a labrar la tierra.

Sin embargo, Voltaire sí que creía que mantener un huerto era una buena forma de mantener la cordura y de combatir el estrés: todo esto hace ya 300 años. Ahora resulta que la ciencia dice que Voltaire tenía razón.

La ciencia de la horticultura terapéutica

Istock 48789734 Medium

Hace tiempo que los jardines y los paisajes son considerados como santuarios y refugios para escapar del estrés: ya sean los grandes parque urbanos como el Central Park de Nueva York o el jardín en una casa de las afueras. Pero más que el disfrute pasivo de un jardín o el hecho de estar en la naturaleza, los investigadores también han estudiado qué papel puede tener el cuidar de las plantas a nivel terapéutico y educacional.

“Horticultura terapéutica” y “terapia hortícola” ya constan como tratamientos reconocidos contra el estrés y la depresión, sirviendo de ayuda en diferentes institucione: desde cárceles hasta centros de salud mental, pasando por escuelas y hospitales.

Jardinería y colegio

Istock 42446018 Medium

Los estudios con programas de jardinería en las escuelas (que normalmente se centran en el cultivo de alimentos) demuestran que aquellos estudiantes que han trabajado en el diseño, creación y mantenimiento de huertas desarrollan actitudes más positivas en cuanto a la salud, la nutrición y el consumo de vegetales.

Los estudios sugieren que incorporando la jardinería en los colegios se puede aumentar la cohesión social

También obtienen mejores notas en ciencias naturales, tienen una mejor predisposición para ir al colegio y mejoran sus aptitudes interpersonales y su comportamiento en el aula.

Las investigaciones realizadas en estudiantes confirman que la jardinería aumenta los niveles de autoestima y de responsabilidad. Los estudios sugieren que incorporando la jardinería en los colegios se puede aumentar la cohesión social.

Jardinería y salud mental

Se ha demostrado que los programas de jardinería a medida incrementan la calidad de vida en personas con enfermedades mentales crónicas, incluyendo la ansiedad y la depresión.

Otro estudio sobre el uso de la horticultura terapéutica en pacientes con depresión clínica se centra en por qué los programas de jardinería obtienen resultados a la hora de reducir los síntomas de la depresión. Los investigadores determinaron que las actividades de jardinería estructuradas les daban a los pacientes sentido existencial, o lo que es lo mismo, les daba sentido a sus vidas.

En los programas usados en cárceles y centros de corrección, la terapia hortícola se ha utilizado para proporcionar a los internos actividades productivas que reduzcan la agresividad y la hostilidad no solo durante el tiempo de internamiento, sino también tras su puesta en libertad.

En un estudio exhaustivo de un programa en San Francisco, la participación en la horticultura terapéutica tuvo éxito sobre todo en la mejora del comportamiento psicosocial entre los reclusos (aunque los beneficios no siempre se mantuvieron tras la salida de la cárcel).

Se ha demostrado que la jardinería ha mejorado las condiciones de vida de veteranos del ejército, así como de personas sin hogar. Son varios los programas de horticultura terapéutica que han sido utilizados para ayudar a personas con dificultades de aprendizaje, solicitantes de asilo, refugiados y víctimas de la tortura.

Jardinería en la tercera edad

Istock 15426348 Medium

La población en occidente envejece y los programas de jardinería en el campo son habituales para la gente mayor en las residencias de tercera edad.

Un informe sistemático sobre 22 estudios acerca de programas de jardinería para adultos determinó que la jardinería era una actividad poderosa a la hora de promover la salud entre diferentes poblaciones.

Un estudio buscaba comprender si los pacientes que se recuperaban de un ataque al corazón podrían beneficiarse de un programa de terapia hortícola y el resultado fue:

Nuestro estudio indica que la terapia hortícola mejora el estado de ánimo, lo que sugiere que podría ser una herramienta útil para reducir los niveles de estrés, algo importante, puesto que el estrés puede ser la causa de cardiopatías coronarias y estos resultados confirman el papel de la terapia hortícola como un componente efectivo en la rehabilitación cardiaca.

Mientras que la cantidad estudios sobre los efectos positivos de la jardinería, reflejando tanto estudios cualitativos como cuantitativos, es amplia, la mayoría de estos estudios proceden de fuera de Australia.

Las inversiones en los programas de terapia hortícola en Australia son solo parciales, aunque hay historias de éxito como el caso de la Fundación de huertos para la cocina de Stephanie Alexander y el trabajo del enfermero Steven Wells en el Centro de Rehabilitación Royal Talbot, entre otros.

Finalmente, sin la ayuda de horticultores formados a nivel profesional ninguno de estos programas (en Australia o a nivel mundial) podría tener lugar.

Autor: Chris Williams, Profesor de horticultura urbana en Universidad de Melbourne

Este artículo ha sido publicado originalmente en The Conversation. Puedes leer el artículo original aquí

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio