Miles de vacas muertas por calor: el clima no sólo echa a perder la cosecha, también el ganado

Miles de vacas muertas por calor: el clima no sólo echa a perder la cosecha, también el ganado
23 Comentarios

Decenas de vacas yacen en el suelo bajo el sol abrasador, la mayoría de ellas del revés, mirando hacia arriba. No están durmiendo ni descansando. Están muertas. Muertas por el calor. Es lo que se ha visto en los campos de Kansas, EEUU, donde llevan experimentando temperaturas extremas de más de 40ºC por las excepcionales olas de calor que se viven en el país. Estos episodios climáticos, la sequía y la humedad se han cobrado la vida de miles de cabezas de ganado en decenas de países durante los últimos días. En España se ha alertado de los peligros inminentes.

Una montaña de cadáveres de ganado. Las principales empresas de alimentación ganadera de EEUU han enviado miles de cadáveres a un vertedero de Kansas, donde han tenido que ser aplastados por máquinas y mezclados con basura. No es el método común, pero hay tantas vacas que han muerto por calor que las instalaciones que normalmente convierten estos cadáveres en alimentos para mascotas o fertilizantes han colapsado.

Hablamos de al menos 2.000 animales muertos en un fin de semana, según apunta una exclusiva de Reuters. Una investigación de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Iowa, señala que estos animales suelen soportar altas temperaturas durante el día, cuando no hay humedad y suelen disipar el exceso de calor en la noche. Debido a que el calor extremo ahora prevalece de día y de noche, el ganado es incapaz de liberarlo. Y el aire caliente y húmedo les dio a los animales la sensación de que se estaban asfixiando.

No pueden usarse ni enterrarse. Las vacas que mueren por estrés calórico no se transforman en carne para el consumo humano, pero normalmente se convierten en alimentos para animales, fertilizantes y otros productos. Además, enterrar el ganado en pozos sin revestimiento supone un riesgo porque los desechos pueden filtrarse en las aguas subterráneas. Aunque las autoridades dieron permiso a las empresas para deshacerse de ellas en vertederos, ahora tienen un gran problema de malos olores.

Cómo afecta la ola de calor al ganado. Genera estrés en los animales, que altera la nutrición, la fertilidad y su bienestar. Según detalla el Centro de Educación sobre Bienestar de Animales de Granja de Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en este reportaje de La Vanguardia, "el estrés por calor es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los productores de vacuno lechero en España ya que reduce el consumo de alimento y la cantidad y calidad de leche producida por las vacas, además de tener efectos negativos sobre la reproducción".

Hasta seis litros menos de leche. El sector lechero, por su parte, está viendo una importante caída en la producción a consecuencia de este calor. "El problema que tienen las vacas es que disminuye mucho su producción con estos calores, de cinco a seis litros diarios, porque la energía la utilizan más en respirar que en producir", explicaban desde el sindicato agrario UGAM-COAG, en este artículo de Cadena Ser.

Inflación térmica. El aumento de las temperaturas en Europa ha afectado la producción agrícola y ganadera y, sin duda, tendrá un efecto dominó en los precios de los alimentos. Es lo que se conoce como inflación térmica. Hay que tener en cuenta que para los cultivos de cereales como el trigo, el arroz y el maíz, los precios en los mercados de productos básicos se fijan por adelantado, en función de las previsiones sobre el éxito de la cosecha. Este año la pérdida de cosecha influirá. Y también la de ganado.

Según Allianz, para cuando estos aumentos se reflejen en el ticket del supermercado, se prevé que el consumidor europeo medio gastará 243€ extras en la cesta en comparación con 2021.

¿Solución? Modificar al ganado genéticamente. Un equipo de investigadores de la Universidad de Florida, EEUU, ya ha comenzado a desarrollar una vaca modificada genéticamente que sea capaz de adaptarse al calentamiento global y soportar los climas más cálidos. El objetivo es conservar la calidad de su carne a pesar de las altas temperaturas que tendremos en el futuro. Dado que el ganado de gran parte del mundo vive en ambientes cálidos y húmedos, hay que estudiar la raza que mejor soporta el calor, la Brangus (una mezcla de Angus y Brahman).

Temas
Inicio