Primero el aborto, después los anticonceptivos: algunos estados de EEUU ya debaten prohibir la píldora

Primero el aborto, después los anticonceptivos: algunos estados de EEUU ya debaten prohibir la píldora
218 Comentarios

Durante las últimas décadas, la cantidad de métodos anticonceptivos disponibles en los Estados Unidos ha crecido considerablemente. Las mujeres de hoy se enfrentan a una vertiginosa variedad de nuevas píldoras, implantes, geles y parches. Sin embargo, el reciente debate sobre la posible prohibición del aborto también plantea dudas sobre si los estados podrían endurecer su regulación de los anticonceptivos.

Las leyes que prohíben el aborto también pueden restringir ciertas formas de control de la natalidad que los opositores opinan que son como "medicamentos que causan el aborto".

Los anticonceptivos, en peligro. El borrador filtrado del Tribunal Supremo (que hemos explicado en Magnet con anterioridad) que anularía Roe v. Wade y el derecho al aborto no indica que la Corte revisaría decisiones pasadas sobre el control de la natalidad. "Hacemos hincapié en que nuestra decisión se refiere al derecho constitucional al aborto y a ningún otro derecho", escribía el juez Samuel Alito.

Sin embargo, algunos expertos legales han expresado su preocupación de que los jueces puedan aplicar el argumento para revocar Roe para limitar el acceso a los anticonceptivos. Como resultado, preocupa que los legisladores puedan usar la prohibición del aborto para hacer que el control de la natalidad esté menos disponible. Y la decisión del Tribunal que respalda el derecho a acceder a la anticoncepción, Griswold v Connecticut, también podría ser objeto de críticas de la misma manera que lo hizo Roe.

Griswold v Connecticut. El fallo del Tribunal Supremo en Griswold v. Connecticut marcó el comienzo de una era de cambio para los derechos sexuales y reproductivos en EEUU. Al dictaminar que los estados no tenían derecho a prohibir la anticoncepción para las parejas casadas, la decisión histórica en el caso Griswold v. Connecticut estableció, por primera vez, un derecho constitucional a la privacidad con respecto a las decisiones reproductivas que allanó el camino para la legalización del control de la natalidad para parejas no casadas y, en última instancia, Roe v. Wade y el aborto seguro y legal.

Significaba la creencia de la corte de que las personas deberían ser libres de la interferencia innecesaria del estado y consideró que "la idea misma de buscar anticonceptivos en los dormitorios matrimoniales es repulsiva para las nociones de privacidad que rodean la relación matrimonial".

¿Por qué? Si el borrador sale adelante, Griswold estaría en peligro. El juez Samuel Alito, en su proyecto argumenta que Roe es una ley defectuosa. El derecho al aborto no está explícito en la constitución, argumenta en el borrador. Y de manera similar, la anticoncepción no se menciona específicamente en el texto, por lo que las interpretaciones estrictas de los derechos podrían excluirlo. Si bien Alito afirma expresamente que leyes similares son seguras porque no se tratan de cuestiones "morales" como dice que es el aborto, no hay razón para que la misma lógica no se pueda aplicar a otras decisiones legales, dicen los expertos.

La tendencia. Ya ha comenzado. La legislatura estatal de Luisiana avanzó esta semana un proyecto de ley que clasificaría el aborto como homicidio. Los opositores a la propuesta levantaron banderas, diciendo que la legislación técnicamente también podría criminalizar algunas formas de control de la natalidad. "Hemos visto personas que equiparan falsamente los anticonceptivos de emergencia y los DIU con el aborto", explicaba Mara Gandal-Powers, directora de acceso a métodos anticonceptivos y asesora principal del Centro Nacional de Leyes de la Mujer.

Blake Masters, un candidato republicano al Senado que se postula con una plataforma antiaborto en Arizona, también apunta al caso que estableció el derecho de acceso control de la natalidad en la web de su campaña. Y mientras los habitantes de Idaho planean un futuro sin derecho al aborto, un destacado republicano en la Cámara de Representantes apoyaría la celebración de audiencias sobre legislación que prohíba las píldoras abortivas y las píldoras del día después. Brent Crane, republicano por Nampa, dijo que celebraría audiencias sobre la legislación que prohíbe la anticoncepción de emergencia y las píldoras abortivas.

Una batalla lejos de terminar. Es posible que el derecho a acceder a la anticoncepción no se cuestione por sí solo, pero podría adoptarse bajo estrictas leyes de aborto, tanto las nuevas leyes que se están introduciendo como las leyes estatales más antiguas en los libros anteriores a Roe. Los defensores contra el aborto han argumentado incorrectamente que ciertos métodos anticonceptivos, como el Plan B y ciertos dispositivos intrauterinos (DIU), funcionan como abortivos porque pueden prevenir la implantación de óvulos fertilizados. Pero no hay embarazo sin implantación, por lo que estos medicamentos no pueden interrumpir los embarazos.

Aun así, es "definitivamente posible" que algunos estados procesen penalmente a las personas que brindan anticonceptivos que afirman que son abortivos, porque hay estados a los que les gustaría prohibir el aborto desde el momento de la concepción, lo que significa antes de la fertilización, antes del embarazo. Algunos estados podrían tomar estas medidas más allá para prohibir otras formas de anticonceptivos.

Temas
Inicio
Inicio