Compartir
Publicidad

23 cosas que se han visto en un control de un aeropuerto que jamás te imaginarías

23 cosas que se han visto en un control de un aeropuerto que jamás te imaginarías
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No son pocas las veces que hemos podido ver en distintos medios detenciones en aeropuertos por tráfico de drogas, con mulas con más o menos descaro a la hora de esconder su mercancía. Pero ese es el caso más típico de personas arrestadas en aeropuertos, pero no el único que te hará pasar al menos un rato entre policías.

Ya no hablamos solo de los objetos prohibidos a bordo de un avión, es que en los controles de aeropuertos de distintos lugares del mundo, aunque Estados Unidos se lleva la palma, se han visto ya una gran variedad de objetos y "cosas" que merecen ser nombrados en el siguiente listado.

1. Palomas en los pantalones

Os advertimos en el anterior párrafo que los casos iban a ser raros, y este es un claro ejemplo. En 2009 un hombre fue detenido en Australia con dos palomas vivas metidas en las perneras de su pantalón, pero tranquilos, iban bien protegidas en sobres acolchados. Por si fuese poco, el hombre también llevaba semillas y berenjenas en su equipaje.

Unas palomas bien protegidas

2. La típica figura de gato... que esconde opio

El tema figuras de apariencia inofensiva que acaban escondiendo droga es bastante recurrido, pero oye, si usas unos gatos siempre podría colar. Pero los controles del aeropuerto JFK de Nueva York enseguida detectaron que esos gatos que venían de Tailandia tenían algo raro, y es que escondían opio. Pero lo bonitas que eran las figuras...

La típica figura de gato... que esconde opio

3. Ese vivo... más bien, está muerto

Repatriar un cadáver no es algo barato, así que la solución era bien sencilla, debieron pensar estas alemanas residentes en Inglaterra. La viuda e hijastra de un hombre de 91 años fallecido quisieron embarcarlo en un avión, diciendo que solo estaba pálido y dormido. Las gafas de sol que llevaba puestas sirvieron de poco, aunque las familiares todavía insistían en que ese muerto estaba muy vivo.

Ese vivo... más bien, está muerto Parece que Lisa tiene una idea...

4. Alarma por una persona tratada con quimioterapia

Si tener que ser tratado de un cáncer mediante quimioterapia no fuese poco, lo que tuvo que pasar una enferma en un aeropuerto ruso por su tratamiento tampoco fue de buen agrado. Proveniente de Corea del Sur, la mujer hizo saltar las alarmas de aeropuerto de Vladivostok, al dar unos resultados de radioactividad 15 veces superiores a lo habitual. Todo quedó aclarado cuando supieron de la enfermedad de la pasajera, pero antes tuvieron la terminal varias horas cerrada.

5. ¿Pañales a tu edad? ¿O un escondite para cocaína?

Es cierto que los asientos de algunos aviones no son nada confortables, por lo que muchos viajeros optan por ponerse cómodos antes de embarcar. Una opción para ello, muy loca pero al fin al cabo opción, sería ponerse un pañal que acolche nuestro trasero. Pero estas pasajeras llegadas al JFK desde la República Dominicana transportaban en ellos 6.5 kilos de cocaína.

¿Pañales a tu edad? ¿O un escondite para cocaína?

6. Una daga bien escondida en un peine

Hay objetos que a simple vista pueden parecer totalmente inofensivos, como un peine, pero a veces esconden peligrosas armas. Eso es lo que se encontraron en el aeropuerto de Kahului, en Hawaii, entre otros. El mango de ese peine escondía realmente una daga, un arma que obviamente no puede ser introducida en la cabina de un avión.

Una daga bien escondida en un peine

7. Una casetera bien cargada

Menuda reliquia, pensarían en el control del aeropuerto donde se encontraron con esta casetera. Podrían pensar que sería de alguien que tenía la discografía de Masiel o Raphael en los viejos cassetes, pero realmente el reproductor escondía en su interior una pistola del calibre .45 con sus cuatro cargadores.

Un cassete bien puede ser un escondite para un arma

8. Da igual que ese hacha pertenezca a tus antepasados

Por mucho que le tengas mucho cariño, hay ciertos objetos que no pueden pasar por el control previo al embarque a un avión. Obviamente, un hacha tomahawk, habitualmente usadas en el pasado por indígenas americanos y colonos europeos, es uno de esos objetos que no deberías intentar subir a un avión y menos acompañada por una granada.

Da igual que ese hacha pertenezca a tus antepasados

9. ¿Una granada de humo a bordo? Esto no es el Counter Strike

Los aficionados al Counter Strike u otros juegos bélicos sabemos de la utilidad de una granada de humo, pero quizás intentar cruzar el control de un aeropuerto con una, o cualquier bote que lo imite, no es una buena idea. Una de ellas apareció en el control del aeropuerto de Madison, de nuevo, en EEUU.

¿Una granada de humo a bordo? Esto no es el Counter Strike

10. ¿A dónde iban con ese camping gas?

Hay gente con más y menos disimulo, y cosas más fácilmente escondibles en una maleta de mano, pero es que hay casos en los que no podemos entender como se intentaban colar ciertas cosas en un avión. ¿A quién se le ocurre intentar llevarse consigo un camping gas? El caso se dio en el aeropuerto de Sacramento, California.

¿A dónde iban con ese camping gas?

11. ¡Qué alguien libere a esos pájaros!

Lo de llevar animales escondidos en la pernera del pantalón, además de no parecernos para nada un buen escondite, está de moda. En este caso en el aeropuerto de Los Angeles detectaron a una mujer intentando sacar dos pájaros de una especie en extinción hacía China. Los pobres animales iban escondidos dentro de unas calcetines, envueltos además en cinta.

¡Qué alguien libere a esos pájaros!

12. Una navaja en un libro, poco profesional

Lo del libro que por dentro está hueco, dejando oculto en su interior lo que queramos esconder, puede ser una buena idea para tener en una librería en nuestras casas, pero no es que sea un gran escondite para los controles de aeropuerto. Y es que esta navaja oculta en un libro fue rápidamente detectada en el aeropuerto de Hawaii.

Una navaja en un libro, poco profesional

13. El paquete de tabaco que era un taser

Siguiendo con los objetos inofensivos que ocultan algo, es el turno del paquete de tabaco. Cierto es que fumar mata, pero este paquete no es que matase precisamente, es que puede dar una buena descarga. El paquete de cigarrillos que escondía un taser fue encontrado en el aeropuerto de Orlando en 2011.

El paquete de tabaco que era un taser

14. ¿Una mina terrestre? Era solo una réplica

Los casos de gente que intenta pasar objetos prohibidos con camuflajes más o menos logrados se mezclan con los que tienen mucho descaro. Este es el caso de alguien que intentó colar en el aeropuerto de Las Vegas un replica exacta de una mina terrestre Claymore.

¿Una mina terrestre? Era solo una réplica

15. Nananananana... Batman

Ahora una de armas curiosas. Si sois aficionados de los comics, series o películas de Batman conoceréis el Batarang, pero si no lo sois no es más que una especie de shuriken con la forma de un murciélago. Obviamente, prohibido por ser un arma blanca, el Batarang fue encontrado en el equipaje de un viajero en el aeropuerto de San Antonio.

Nananananana... Batman

16. Más granadas de mano

Lo de llevar replicas de armas peligrosas parece una moda entre los viajeros de Estados Unidos. Así lo demuestran estas granadas de mano utilizadas en la Segunda Guerra Mundial, que los jugadores del Call of Duty y similares conocerán de sobra. En esta ocasión fueron interceptadas en el aeropueto de Louisville.

Más granadas de mano

17. ¿Dinamita? ¿En serio?

Los trabajadores de los controles de los aeropuertos de Las Vegas se lo tienen que pasar realmente "bien", porque no es este el primer ejemplo de las cosas que se ven por allí. En este caso, a alguien se le ocurrió llevar cartuchos de dinamita, aunque hasta que no se desalojó la terminal y llegaron los artificieros no se percataron de que se trataba de una replica.

¿Dinamita? ¿En serio?

18. Un bicho que podría haber acabado con las cosechas de EEUU

A veces, consciente o inconscientemente, los cargamentos de mercancia que viajan de un país a otro pueden lllevar consigo invitados no deseados. Ese es el caso de un bicho, un Hallodapus para quien tenga curiosidad, que se coló en un cargamento de tornillos que viajaba desde Israel con destino Nueva Jersey. Suerte que lo detectaron, porque podría haber acabado con las cosechas de los campos del país.

Un bicho que podría haber acabado con las cosechas de EEUU

19. El recto para transportar oro

Lo de intentar colar droga en un país escondida en el recto es algo bastante habitual, pero en este caso no hablamos precisamente de droga. Fue en un aeropuerto indio donde detectaron a un pasajero que tenía en él nada más y nada menos que seis barritas de oro de 100 gramos cada una. Lo que no queremos saber es como salieron de ahí...

El recto para transportar oro

20. ¿90 kilos de orugas? ¿Para consumo propio?

Somos muchos los que cuando vamos de viaje nos llevamos algo de picoteo o incluso comida para unos cuantos días, según a donde viajemos, pero este pasajero que llegó al aeropuerto de Gatwick (Londres) se pasó un poco. 90 kilos de orugas muertas llevaba en su equipaje (me pregunto cuánto le cobrarían por transporta todo ese peso), y decía que eran para consumo propio.

¿90 kilos de orugas? ¿Para consumo propio? Del Flickr de Micolo J

21. La cabeza de una foca, con fines académicos

El tema de transportar animales, vivos o muertos, no es que sea ya noticiable, pero llevarte la cabeza de una foca sí se merece una mención. Con esa pieza pretendía embarcar un pasajero en el aeropuerto de Logan (Boston), que se justificaba diciendo que se encontró el animal muerto, y que se llevaba su cabeza para enseñársela a sus alumnos de biología. Como diría una madre, ideas de bombero retirado.

22. Por mucho que lo factures, no te puedes llevar un arma anti-tanque

Hay quien se piensa que la seguridad de los aeropuertos solo comprueba los equipajes de mano, o eso queremos pensar. Porque si no nos entra en la cabeza que haya podido intentar facturar un arma anti-tanque pasando totalmente desapercibido. Cosas que se encuentran en el aeropuerto de Pensilvania.

Por mucho que lo factures, no te puedes llevar un arma anti-tanque

23. Ni un cañón

Ya puestos a meter cosas voluminosas un viajero pensó que podría sacar de Hawaii un cañón, aunque este al menos parecía inofensivo. Dicen que no es el primero que se encuentra en los aeropuertos de Estados Unidos, donde parece que todo es posible.

Ni un cañón

Bonus track: el peluche olvidado que se lo pasó pipa

Para cerrar el artículo de otra manera y para no hablar solo de gente detenida u objetos requisados, nos gustaría mostraros un caso mucho más entrañable. Owen, un niño de ocho años, tomó un avión en el aeropuerto de Tampa, pero desafortunadamente se dejó a su peluche olvidado en tierra, concretamente a Hobbes.

Hobbes en el control del aeropuerto

Seguramente el niño no tuvo las mejores vacaciones de su vida, pensando que no volvería a ver a su querido peluche, pero la sorpresa que se llevó a la vuelta fue tremenda. El peluche fue recogido por los trabajadores de objetos perdidos, que ni cortos ni perezosos llevaron al peluche de paseo.

Hobbes y Owen en su reencuentro

Mientras Owen estaba en su destino Hobbes pudo visitar la sala de control, a los bomberos del aeropuerto, la heladería... y para cerrar su estancia con un final feliz, se encargaron de que el peluche volviese a manos de Owen a su vuelta. El niño no se lo esperaba para nada, y además los trabajadores le entregaron un libro con todas las fotos de la estancia de Hobbes en el aeropuerto.

Imagen de portada | Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio