Compartir
Publicidad

Acaban de abrir una cápsula del tiempo nazi y esto es todo lo que había dentro

Acaban de abrir una cápsula del tiempo nazi y esto es todo lo que había dentro
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la antigua ciudad alemana de Falkenbur (ahora urbe polaca de Zlocieniec), situada en la provincia de Pomerania Occidental, unos historiadores han destapado el peculiar tesoro que se escondía bajo tierra: una cápsula del tiempo nazi que dejaron los alemanes en 1934 para que sus herederos conocieran sus orígenes. En Falkenbur estaba el centro de formación de los futuros líderes del Tercer Reich, y en algún momento deberían conocer cómo fueron los orígenes de aquel reinado que iba a durar más de mil años.

La memorabilia totalitarista se encontraba en el interior de un cilindro de metal sepultado en un bloque de cemento. Los arqueólogos polacos la han extraído logrando el menor impacto sobre el siniestro tesoro. Todo lo que había en su interior se ha conservado “en perfecto estado”, según informó el líder de la investigación Marcin Peterleitner a medios locales.

Los estudiosos también explicaron por qué se han tardado tantos años en desenterrar el objeto: no podían acceder al subsuelo por miedo a que reventasen las minas que los nazis habían plantado por la zona como medida de seguridad.

El listado de objetos del interior de la cápsula, que se enterró el 22 de abril de 1934, es el siguiente:

  • Una acreditación nazi

  • Dos volúmenes de Mi Lucha

  • Un sobre con monedas de la época por valor de dos libras

  • Fotos de los territorios, los lugares de interés y varios líderes del régimen, entre ellas una de Adolph Hitler

  • Cartas personales

  • Mapas de la ciudad

  • Periódicos de la época

  • Un libro promocional y dos folletos con la visión germana sobre los 600 años de historia del pueblo de Falkenbur

Puedes ver varias fotos mostrando todos los hallazgos aquí.

Precisamente este último objeto ha sido un pequeño fiasco. Los polacos esperaban encontrar más que un libro. Tal y como habían leído en algunos documentos del período, los nazis debieron filmar unas películas en 1933 sobre la historia de la ciudad, con motivo de su 660º aniversario, pero no se encontraba dentro de este paquete de 2 kilos y 80 años de historia.

En cualquier caso, todo ese material va a trasladarse al Museo Nacional de la localidad polaca de Szczecin. Allí se hará un inventario y se traducirá y preservará el material, de sumo interés para los historiadores de la región.

Hace unos meses, Polonia saltó a las portadas de los medios internacionales por otro presunto hallazgo relacionado con los nazis. En esta ocasión, un grupo de buscadores de tesoros aseguraban haber localizado el subterráneo donde se ocultaría un tren nazi cargado de oro, joyas y obras de arte. No obstante, las excavaciones mostraron que ahí no había nada.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio