Adiós al doblaje: una inteligencia artificial ya puede crear voces en otros idiomas a partir de la original

Adiós al doblaje: una inteligencia artificial ya puede crear voces en otros idiomas a partir de la original
18 comentarios

Las guerras del streaming ocupan la agenda diaria de entretenimiento. Netflix, Disney, HBO Max, Prime...todas ellas renuevan su catálogo cada hora. Y si hay algo que ha incentivado a muchos a dar el paso y contratar sus servicios ha sido la posibilidad de tener todo el contenido en su idioma original. Se acabó lo de hacer malabares para acudir a la única hora en la que aquel cine independiente a las afueras de tu pueblo pone un estreno en versión original.

Pero la tecnología avanza sin parar, para suerte de cualquier cinéfilo. Hasta el punto en que la inteligencia artificial puede llegar a crear voces en otros idiomas a partir de la original. Ya está sucediendo.

Adiós al doblaje. Sí, se acerca la fabricación de voz digital altamente sofisticada. Las empresas de entretenimiento y doblaje ya se preparan para una revolución en el sonido de las series y las películas. Se trata de utilizar IA para crear voces humanas a partir de muestras de voz de un actor vivo, modelos que no solo suenan como lo artistas, sino que pueden hablar cualquier idioma, llorar, gritar, reír e incluso hablar con la boca llena.

De esta manera, con sólo unas pocas muestras, se puede recrear todo un idioma con la voz original. Y, al mismo tiempo, las empresas están perfeccionando la tecnología visual para que parezca que los actores realmente están hablando así.

¿Es ético? Los usos de voces sintéticas se extienden mucho más allá de la localización de películas extranjeras. Los modelos de IA pueden proporcionar voces juveniles para actores que envejecen. La tecnología puede resucitar el audio de celebridades que murieron o perdieron la capacidad de hablar. Y se puede modificar el diálogo en posproducción sin la necesidad de actores. Pero claro, todos estos retoques plantean cuestiones éticas espinosas.

Aunque las empresas lo tienen claro: "Cuando estoy sentado en el cine, como palomitas, no pienso si lo que escucho es IA. Ni me cabreo por que no me lo digan", explica Oz Krakowski, director de Deepdub, una empresa de voz de inteligencia artificial con sede en Tel Aviv, en este reportaje de The Wall Street Journal. La empresa no cree que los cineastas deban informar necesariamente al público cuando utilizan voces falsas. "Vengo al cine para pasar un buen rato y disfrutar. Y eso es lo que estamos ofreciendo: una experiencia inmersiva".

Sin permiso. Esto no quiere decir que no se planteen problemas legales a la hora de aplicar este tipo de simulaciones. El cineasta Morgan Neville reconoció recientemente haber creado 45 segundos de una voz de inteligencia artificial para el difunto chef Anthony Bourdain en el documental Roadrunner, lo que generó controversia sobre si tenía el consentimiento de la familia y si debería haber informado a la audiencia.

Los deepfakes, o vídeos con audio manipulado, se han vuelto cada vez más comunes en Internet. Más de una empresa ha intentado replicar la voz de Morgan Freeman en demostraciones que no estaban permitidas para uso público. Un representante del actor criticó hace poco que se estaba haciendo todo sin el permiso de Freeman.

El caso de Star Wars. Un caso reciente levantó cierta polémica cuando se emplearon imágenes del rostro de Mark Hamill para The Mandalorian, en la que interpretó a Luke Skywalker de la película original de 1977 Star Wars y reapareció como el joven Jedi en el final de la serie. Pero la voz del actor se transmitió sin fanfarrias. "La gente no se dio cuenta de que su voz no es real", explicó Jon Favreau, creador de la serie. “Cada vez es más difícil confiar en tus propios ojos y oídos cuando se trata de estas cosas".

Con la bendición de Hamill, de 70 años, la compañía de clonación de voces Respeecher creó el diálogo del joven Luke utilizando fragmentos de la voz del actor de grabaciones de hace 40 años. Las fuentes incluían imágenes de sonido antiguas de la trilogía original, un antiguo programa de radio y un libro en cinta de ese período leído por Hamill.

Cuando Val Kilmer perdió la voz. La firma londinense de inteligencia artificial Sonantic también trabajó recientemente con el actor Val Kilmer para recrear casi 2 minutos de su voz.  El modelo generado por IA para Kilmer, que perdió la voz debido a un cáncer de garganta, sonaba tan real que conmovió a su propio hijo hasta las lágrimas, explicaba el director ejecutivo de Sonantic, Zeena Qureshi: "Esa idea de poder personalizar el contenido de voz, cambiar las emociones, el tono, la dirección, la entrega, el estilo, los acentos, ahora es posible donde antes no lo era".

Una realidad en TikTok. Pues que muchos actores ya se preocupan por si sus voces acaban siendo reemplazadas por un robot. Hace unos meses, la artista Bev Standing presentó una demanda alegando que TikTok usaba una función de texto a voz de IA que, según ella, se basaba en su voz. Y critica que se ha utilizado miles de veces sin su permiso, ni se le ha pagado nada por ello. Pero sobre todo, se opone a que la gente diga insultos o frases obscenas con su voz que, como propiedad, "está siendo robada".

En los últimos meses, los abogados de Los Ángeles han recibido cientos de peticiones de empresas que buscan usar voces sintéticas en lugar de artistas cuando sea necesario. Daniel Black, uno de ellos, hace hincapié en asegurarse de que sus clientes tengan derecho a rechazar las voces si no les gusta el resultado o no están de acuerdo. El miedo principal sigue siendo el mismo. Y es el eslogan de las empresas: "Podemos crear tu voz sin ti".

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio