El acero es el pasado: la ciencia ha creado un cuchillo de madera tres veces más afilado

El acero es el pasado: la ciencia ha creado un cuchillo de madera tres veces más afilado
22 comentarios

Cuando Christian Jürgensen estudió los albores de la civilización a principios del siglo XIX decidió dividir la pre-historia humana en tres edades: la de Piedra, la de Bronce y la de Hierro. La historiografía superó sus postulados mucho tiempo atrás, pero de algún modo pervivieron en el imaginario popular. El ser humano alcanzó su primer nivel de sofisticación tecnológico y civilizatorio cuando domeñó el hierro. Pensar en un instrumento de metal es pensar en progreso, en avance.

Pero no siempre es así.

La búsqueda. Lo ilustra un interesante estudio elaborado por Teng Li, científico de materiales de la Universidad de Maryland. Li deseaba buscar alternativas a los tradicionales "materiales duros" utilizados en la industria, tales como el acero, el titanio o las cerámicas. Muchos de ellos son costosos de fabricar, no reutilizables y dejan una elevada huella medioambiental. ¿Sería posible encontrar un material más sostenible, accesible y barato que igualara o superara las propiedades duras y resistentes de los utilizados hoy en día por todos nosotros?

A la madera. La respuesta es sí. Y se encuentra en la madera. En su trabajo, Li propone un simple procesamiento en dos pasos del material para crear "madera endurecida" (hardened wood), utilizable tanto en la industria como en el hogar. Sus experimentos le llevaron a crear cuchillos de madera tres veces más afilados que los de acero, capaces de cortar gruesos filetes sin problemas. Las ventajas de la madera como material son claras: es más barata que el metal y es renovable, todo ello, según él, sin perder las propiedades del acero el hierro.

Explicación. La clave reside en la densificación. La madera está formada a un 50% por celulosa. El otro 50% se compone de moléculas más débiles que restan solidez y robustez al material. Li y su equipo lograron retirar ese 50% manteniendo intacta la celulosa. Tras barnizarlo de aceites minerales para protegerlo y solidificarlo, la madera resultante era 23 veces más dura que la natural. Fabricaron no sólo cuchillos sino también clavos de madera, mostrando una robustez y una resistencia igual a la de los clavos convencionales (de acero u otros metales).

En el camino lograron no sólo un material duro, sino también perdurable, dado que el proceso protege a la madera del envejecimiento y la aparición de defectos.

Para todo. ¿Llegará un día en el que nuestra cubertería sea de madera fortificada? "En la cocina tenemos numerosas piezas de madera que utilizamos durante mucho tiempo, como las tablas de cortar o los palillos", explican, "los cuchillos también podrían ser utilizados muchas veces con el debido mantenimiento". A corto plazo no son tan optimistas. Un material más reemplazable, y que supone un problema mayor para el planeta, es el plástico. Esas cuberterías de usar y tirar para la acampada bien podrían ser de madera, más resistentes y sostenibles.

Ahora, cara. Ahora mismo, eso sí, una transición hacia la madera es poco realista. No sólo porque los usos de la industria están asentados sino porque la deforestación es otro de los grandes problemas del mundo (si bien es cierto que no para utilizar madera, sino para plantar soja) y porque está cara. Carísima. Lo vimos hace algunas semanas: su coste en verano llegó a dispararse un 300% respecto al año anterior, aunque desde entonces ha bajado. Al fin de la pandemia le llegó un pico de la demanda que produjo un drástico repunte en su precio.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio