Compartir
Publicidad

La Antártida, al fin en alta resolución: el mapa que cartografía cada pliegue del continente

La Antártida, al fin en alta resolución: el mapa que cartografía cada pliegue del continente
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Finalizada la era de las grandes exploraciones, el ser humano colmó su conocimiento sobre la geografía que tenía a su alcance. A mediados del siglo XX no quedaba montaña lo suficientemente alta por hollar o describir, selva por acotar o llanura por colonizar. Las grandes cataratas, las especies más fascinantes de mamíferos, los desiertos más extremos e incluso los polos habían sido conocidos. El ser humano había doblegado el entorno a su voluntad, o eso creíamos.

Sin embargo, la mano de la civilización no doblega todos los continentes con igual intensidad. Pese a las fantásticas exploraciones que permitieron llegar hasta el Polo Sur, la Antártida había sido una gran desconocida incluso aún hoy. Conocíamos su forma, la habíamos fotografiado desde el espacio, y sabíamos de sus accidentes geográficos (por más que no siempre los hubiéramos escalado). Teníamos un conocimiento aproximado, pero no igual de exacto al resto de los continentes.

El Reference Elevation Model of Antarctica (REMA) aspira a corregir esa deuda histórica. Elaborado por investigadores del Centro Polar Geoespacial de la Universidad de Minnesota, el REMA representa la Gran Cartografía Definitiva de la Antártida. Un collage de centenares de miles de imágenes obtenidas a lo largo de seis años por una multitud de satélites que orbitan el extremo sur del planeta. Con ellos, el equipo de científicos logró componer una imagen extremadamente precisa de las alturas del continente, los surcos de sus ríos, la densidad de sus capas glaciares.

Se trata de un paso importante en el conocimiento humano sobre la Antártida. Hasta ahora, no en vano, contábamos con mapas más precisos de la superficie de Marte (un planeta que conocemos extraordinariamente bien) que de la Antártida. Para hacernos una idea: los mapas más elaborados del gigantesco continente helado no proporcionaban escalas más allá de los 1.000 metros de altura. Si queríamos mirar de más cerca, sería menos exacto, perderíamos precisión.

REMA reduce drásticamente la distancia y ofrece una resolución de ocho metros (y en algunos puntos, de dos). Es decir, el margen de error a la hora de calcular la altura o el volumen de una montaña o un glaciar se ha reducido drásticamente. Es un elemento determinante a la hora de estudiar los drásticos cambios a los que se está sometiendo el continente. Cubierto al 99% por hielo, el cambio climático lo está transformando con rapidez, desprendiendo gran parte de sus plataformas heladas y generando icebergs de un tamaño antes insospechado.

Antartida Grande

Los científicos esperan entender y catalogar mejor los fenómenos tan particulares que amenazan a la Antártida. Las imágenes se actualizarán conforme avancen los meses, a igual resolución, lo que les permitirá tener un track detallado de los cambios en su superficie. Era una misión antaño más compleja, menos exacta, lo que limitaba el conocimiento técnico de los investigadores sobre los impactos climáticos en el gigantesco continente, de 14 millones de kilómetros cuadrados.

Quizá por todo ello resulte tan feo a la vista (se puede explorar en detalle aquí). De contornos blancos y grises, la resolución es, en efecto magnífica, si bien estéticamente tenga un valor limitado. Su propósito es más científico que divulgativo, pero las maravillas de la comunicación moderna nos permiten disfrutarlo desde casa (y explorarlo en profundidad). Eso sí, el equipo ha tenido el detalle de producir un mapa más clásico para que lo podamos disfrutar en su total belleza.

Antartida1
Antartida2
Antartida3
Antartida5
Ntartida4
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio