Así es el hotel Desyatka, el único alojamiento dentro de la zona de exclusión de Chernóbil

Así es el hotel Desyatka, el único alojamiento dentro de la zona de exclusión de Chernóbil
11 comentarios

El estreno y la consecuente popularización de Chernobyl, la miniserie de HBO, tuvo una consecuencia inmediata sobre el entorno de la central nuclear: una oleada de visitantes. Atraídos por los hechos narrados en la ficción (algunos precisos, algunos exagerados) un número significativo de turistas puso su mirada sobre Pripyat y la zona de exclusión que aún hoy intenta proteger al incauto de los peligros de la radiación.

En muchos sentidos, HBO tan sólo apuntaló y expandió una tendencia surgida más de una década atrás. Ya en 2011 las autoridades ucranianas calculaban que alrededor de 10.000 personas entraban en la zona de exclusión cada año. Ocho años después la cifra se había multiplicado por seis. Chernóbil se había convertido en uno de los destinos estrella del turismo extraño, uno avivado por el sinfín de historias que recorren la red y por el abaratamiento de los vuelos y de los alojamientos. Ya sea en Fukushima o en Norilsk, viajar al Apocalipsis resulta atractivo.

Pero para viajar se requiere de un lugar donde dormir. Cualquier viajero interesado en los pormenores de Chernóbil (en su noria abandonada, en sus colegios cerrados desde hace más de tres décadas, en los animales que han devorado todo cuanto una vez levantó el ser humano, en el gigantesco sarcófago que ahora recubre la central, en el incipiente proyecto de energía solar que parece acechar al complejo) resolvería dormir en Kiev, la capital de Ucrania situada a un puñado de kilómetros río abajo.

Al fin y al cabo si existe una zona de exclusión es por algo, ¿no?

Sucede que contra toda lógica existen alojamientos en las inmediaciones de Pripyat, dentro de la ZEC y muy cerca de los hechos dramáticos que resultaron en el accidente nuclear más importante de la historia. Uno de ellos, el más conocido, es el hotel Desyatka. Uno peculiar, en tanto que se promociona del siguiente modo: "Recuerda que tu cuerpo está expuesto a una radiación adicional. No toques nada. Todo puede ser una fuente de problemas para ti, tu familia y tus amigos". La paradoja del turismo de catástrofes es que esto es un reclamo, no un desincentivo.

Su página web ofrece un recibimiento más cálido: "Comparte con nosotros una experiencia inolvidable en Chernóbil". El hotel en sí mismo está bien, a tenor de algunos de los relatos publicados en Internet por sus huéspedes. Cuenta con un café y con un restaurante; ofrece conexión WiFi; habitaciones limpias y aseadas cada mañana; tienda de regalos, suponemos que inspirados en los truculentos hechos de 1986; y un servicio de atención al cliente cordial y ameno. Las instalaciones son modestas, modulares y frías, pero modernas, lejos del estereotipo tradicional soviético.

Hotel5
(Hotel Desyatka)
Hotel1
(Hotel Desyatka)

Como es obvio, su único atractivo reside en su localización. El hotel Desyatka descansa en una "tranquila calle" cerca del centro de Chernóbil, el pequeño pueblo unos 20 kilómetros al sur de Pripyat y de la central nuclear, en las proximidades de la autovía P56. Es un matiz importante, dado que no se encuentra exactamente al lado del complejo siniestrado en 1986. Todas esas fotos post-apocalípticas que decoran los artículos y las galerías sobre Chernóbil no se tomaron en el pueblo homónimo sino en Pripyat, completamente evacuado y controlado desde hace décadas.

Aun estando dentro de la ZEC, sin duda su principal atractivo turístico, esta relativa lejanía le permite esquivar los rigores de la radiación. Como cuenta aquí un turista estadounidense cuando acudió al hotel y tomó registros con un contador Geiger, la radioactividad del hotel (0,14μSv/h) no difería demasiado de la registrada en el centro de Kiev (0,11μSv/h), haciéndolo más seguro de lo que aparenta a primera vista (la "Zona Negra" del accidente supera los 200μSv/h y el cementerio de Pripyat se va a los 14;μSv/h aquí se explica más detalladamente cómo afectó y sigue afectando la radiación a toda la región).

El estadounidense en cuestión destaca la calidad de la cocina, bastante aseada y afortunadamente cultivada en otros rincones del país: "Hay todo tipo de carnes, pero los platos están muy equilibrados con manzanas, ensaladas y verduras". Este último aspecto también es elogiado por el redactor de MessyNessy que tuvo a bien alojarse en el hotel. Su relato sobre el pueblo de Chernóbil, muy anterior a la central nuclear pero hoy ya deshabitado, dota de una pizca de color a la reseña. El artículo está plagado de fotos del lugar y de las habitaciones.

En general, las evaluaciones de quienes allí han pernoctado son positivas (dentro de lo esperable en uno de los lugares más catastróficos de la historia humana). El Desyatka acredita un 4.0 (sobre 5.0) en TripAdvisor. 48 personas han dejado por allí su opinión, de las cuales la mayoría se inclina por una valoración entre lo "excelente" y lo "muy bueno" (30 en total). "Aislado en el corazón de la zona de exclusión, podrías no esperar mucho. Te equivocarías. Camas cómodas, comida decente y un bar con cerveza buena y a buen precio", explica un usuario británico.

Hotel6
(Hotel Desyatka)
Hotel4
(Hotel Desyatka)

"Hicimos noche aquí en nuestro Tour de Chernóbil. Comida muy sabrosa, buen borsch y pollo con patatas, todo acompañado con algún tipo de zumo de fruta roja. El desayuno con pasta fue extraño, pero esas calorías nos ayudaron en nuestra mañana de visita por Pripyat", explica otro. Que los baños sean compartidos le resta puntos. Pero como resume otro cliente, "las habitaciones no son el Ritz pero son mucho mejores de lo que esperaba en la zona de exclusión". Una última visitante, checa, resume su estancia como "sorprendentemente agradable".

Según Private Chernobyl Guide, el pueblo cuenta con otro alojamiento similar al Desyatka. Se trata del hotel Polissya, construido en 2017 aunque más limitado en sus servicios y aspecto (al menos a tenor de las fotos, similares a las de un apartamento doble).

Trip5
El acceso. (TripAdvisor)
Trip1
La comida. (TripAdvisor)
Trip2
Los recuerdos a la venta. (TripAdvisor)
Trip7
La cantina. (TripAdvisor)
Trip 6
Las vistas.
Hotel 7
La panorámica. (Hotel Desyatka)

Imagen: Desyatka, TripAdvisor

Temas
Inicio