Compartir
Publicidad

Así nos morimos en España: tu esperanza de vida según tu género, tu renta y la provincia en la que vives

Así nos morimos en España: tu esperanza de vida según tu género, tu renta y la provincia en la que vives
74 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sabemos que, a nivel internacional, somos una de las poblaciones más longevas del planeta. Pero también que en cada región hay distintas características sanitarias, que de pronto el cáncer de estómago es un enorme problema para los castellanoleoneses o que los extremeños son especialmente vulnerables al de pulmón. 

Entonces, ¿cuántos años debo esperar vivir siguiendo la media de mi provincia?

En estas gráficas elaboradas a partir de los datos del INE de 2017, la principal diferencia que salta a la vista es la del género. La española aguanta, de media, cinco años más que el español, una condición común en todo el mundo y vinculada a dos factores: la mayor despreocupación hacia su salud por parte de los hombres y, sobre todo, a la injerencia de la testosterona, hecho que perjudica a los mamíferos macho de todas las especies.

Así, la mujer soriana y sus 88 años es la titana que más resiste en nuestra piel de toro, mientras que el hombre sevillano, salvando las plazas autónomas de Ceuta y Melilla, es el más vulnerable de todos, quedándose en sólo 78 años, unas cifras de esperanza de vida similares a las de la media española en los años 80.

Lo siguiente que vamos percibiendo es que España se divide, a ojo, entre el norte y el sur. Es más normal que los norteños duren uno o dos añitos más, cosa que queda más clara en los siguientes gráficos:

Salamanda, Soria, Madrid... hay municipios centrales que despuntan sobremanera, pero lo que parece claro es que el sur no es una región destacada por su longevidad. Aunque en Asturias y su tradición industrial, con peores índices de salud laboral y calidad del aire, parecen verse afectados por sus condiciones materiales, no le ocurre lo mismo a País Vasco, mientras que en Andalucía se aglutinan buena parte de las provincias con las vidas más cortas.  

Según un estudio de la Universidad de Oporto que buscaba los factores de influencia en la longevidad a nivel europeo, de mayor a menor grado, lo que más determina cuántos van a ser nuestros cumpleaños es la pobreza, las dietas altas en grasas, fumar, beber y un estilo de vida poco saludable. Todo esto queda bastante claro si nos vamos a observar el PIB: Si Extremadura, Andalucía o Melilla están entre las regiones más pobres de toda la Unión Europea, es natural que su esperanza de vida sea más corta. 

Puede que el dinero no compre la felicidad, pero sí que compra tiempo y calidad de vida.

Aunque no coinciden exactamente, los datos de la esperanza de vida regional concuerdan bastante con el envejecimiento de la población, lo cual es bueno y malo al mismo tiempo: es muy posible que a lo largo de las décadas sigamos aplazando un poco más la llegada de la muerte, pero por otro lado la presión demográfica de los ancianos en España es brutal, y mucho mayor que la que hay en nuestros países vecinos. 

A día de hoy contamos con 120 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. La pirámide poblacional se va invirtiendo. La soledad de los ancianos, la falta de inversión en cuidados o la brecha económica generacional (uno de cada tres jubilados cobra ya más que el salario más frecuente) son algunos de los desafíos que tendremos que afrontar en los próximos años.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio