Compartir
Publicidad

La burbuja del petróleo es real, va a estallar y se puede llevar a la economía mundial por delante

La burbuja del petróleo es real, va a estallar y se puede llevar a la economía mundial por delante
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como sabemos, muchas economías mundiales son fuertemente dependiente del petróleo. Es una de las industrias globales más boyantes, y una de las principales causas de guerra de la segunda mitad del siglo XX. Ahora un exhaustivo estudio publicado en la revista Cambio Climático Nature ha determinado que hay un riesgo real de que la “burbuja del petróleo” provoque una irreversible crisis financiera en los próximos años.

¿Cómo que “burbuja del petróleo”? Es un concepto que va tomando fuerza. Economistas más próximos a posturas ecologistas proclaman desde hace años que el valor bursátil del petróleo no está bien medido, ya que al precio del barril no se le suma su huella ecológica, las emisiones de dióxido de carbono, que acompañan a su uso.

¿Y por qué tendría que explotar ahora? Por pura oferta y demanda. Por un lado, toda la vida se ha sabido que el petróleo era un bien finito y muy cotizado (aunque los agoreros defendían décadas atrás que llegaría antes el agotamiento de las reservas que el cambio de modelo). Ahora resulta que los Estados y las empresas están abrazando a gran velocidad las energías renovables, una industria que moverá entre 28 y 100 billones de dólares en las próximas dos décadas. Este cambio, según dicen los especialistas, ocurriría ya independientemente de las políticas medioambientales a las que se acojan los países, como el Acuerdo de París. Las estimaciones calculan que habrá un ligero incremento de uso del petróleo de aquí a 2025, pero a partir de ese punto y para 2050 perderá la mitad de su volumen de negocio.

Petroleo

La magnitud de la pérdida: la horquilla del informe citado es amplia, de entre uno a cuatro billones (trillones en el habla anglosajona). Para comparar, y aunque son cifras macroeconómicas muy cuestionables, se cree que la crisis inmobiliaria de 2008 costó mundialmente un 3.5% de la producción económica mundial (y unos 7.5 millones de empleos), es decir, unos seis billones. Se augura también una redistribución del poder económico global. Habría ganadores, como China o la Unión Europea, y perdedores, véanse Rusia, Estados Unidos y Canadá.

¿Y cuánto petróleo queda? Atendiendo a los datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en 2014, en el mundo hay 1,65 billones de barriles, lo cual se traduce en 262 billones de litros. De esta manera, si la producción de 83 millones de barriles al día se mantuviera constante, podríamos decir que las reservas de petróleo podrían durar hasta 54 años. Un margen muy por encima de su punto de desuso, según los cálculos citados.

Menos petróleo y menos energía: Por si fuera poco, hay otros análisis de Nature Energy que consideran que para 2050 nos habremos vuelto globalmente más eficientes. Ahora que el crecimiento demográfico se va a ir asentando y nuestro consumo está más optimizado, se cree que la demanda energética total será un 40% más baja que la que tenemos hoy. De ser esto cierto podría cumplirse el Acuerdo de París que pedía mantener el calentamiento global en 1.5 grados por encima de lo debido. Eliminar el petróleo de la ecuación no es sólo positivo, sino necesario.

Imagen | Michael Elleray/Flickr

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos