Compartir
Publicidad

Cobrar casi 30.000 euros al año por cuidar bebés panda no es tan bonito como parece ¿O sí?

Cobrar casi 30.000 euros al año por cuidar bebés panda no es tan bonito como parece ¿O sí?
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La idea de que te puedan llegar a pagar casi 28.000 euros por cuidar y mimar a osos panda parece un trabajo de ensueño, por lo menos así lo titularon decenas de medios en todo el mundo cuando hace año y medio los responsables del China Giant Panda Protection and Research Center de Ya'an ofrecieron una bacante en su centro.

Pero no todo es lo que parece. Sí, te pagan bastante y tanto la dieta como el alojamiento corre por parte de la empresa, pero a cambio tienes que estar los 365 días del año sin moverte del lado de estos pequeños peluches, conformarse con una dieta básica como el resto de empleados del centro y limpiar todas las llamadas de la naturaleza de los animales.

Cuando el centro de protección e investigación de Ya'an anunció que buscaba un cuidador para los pandas más pequeños se presentaron más de 100.000 candidatos. Los requisitos de aquella oferta eran tener más de 22 años, conocimientos básicos sobre los pandas, saber escribir bien y sacar buenas fotos, ¿no parece demasiado, verdad?

Por lo mucho que engañan las apariencias los responsables del centro ya avisaban que los urbanitas podrían tener dificultades para adaptarse a todos los sacrificios del trabajo. Y es que pasarse todos los días del año junto a estas inquietas crías, jugando con ellas, limpiando sus jaulas, medicándolas o dándoles de comer no es tan idílico como parece, por lo menos a no ser que seas un verdadero enamorado de los animales.

Y eso que sólo eran pandas pequeños, porque con los mayores la cosa se complica. No sólo porque son más grandes y fuertes, sino porque tienen tan perdidos sus instintos que los cuidadores tienen que hacer incluso de educadores sexuales y ponerles vídeos pornográficos para que aprendan qué es eso de que papá pone una semillita en mamá.

El voluntariado como toma de contacto

Si te gustan muchos los pandas, quieres ir cogiendo experiencia con ellos por si aparecen más bacantes en el futuro, o simplemente buscas una aventura diferente, también tienes la opción de acudir a varios centros que, como los de Pandas International, siempre están encantados de acoger a voluntarios. Eso sí, en estos casos los gastos correrían por tu parte.

Es verdad que aquí tendrás que pagarte tú el viaje, pero la experiencia sería la misma. Como vemos en este blog en el que la hongkonesa Dariel Lim nos cuenta cómo fue su experiencia como voluntaria, allí también tendrás que limpiar las jaulas de los animales (con todo lo que eso conlleva) y disfrutar de unos alojamientos de lo más rústicos.

Una foto publicada por Dariel (@wheresdariel) el

En su blog Lim cuenta cómo el primer día ya se pusieron manos a la obra limpiando primero las jaulas de los animales y las calles de la reserva después. Tras terminar tuvieron la oportunidad de dar de comer a mano a los pandas, sacarse fotos junto a ellos y llevarse a casa un recuerdo en forma de certificado de voluntariado. Dos recordatorios nos deja esta chica: los pandas huelen mal y su pelo no es tan suave como el de un peluche.

Si estás interesado en esta experiencia hay algunas empresas que se dedican a organizar los viajes para visitar diferentes centros en los que trabajar unos días como voluntarios o tener una experiencia cercana con los pandas. Si te sobra el dinero y tienes paciencia, también ha habido casos en los que algunos zoológicos han vendido entradas VIP para ver de cerca a estos animales por 6.000 dólares. Aunque claro, la experiencia no es la misma que cuando trabajas con ellos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio