DHL se baja del reparto por drones. Así se aleja la viabilidad de esta tecnología a medio plazo

DHL se baja del reparto por drones. Así se aleja la viabilidad de esta tecnología a medio plazo
3 comentarios

Una nota de prensa de este mismo 6 de agosto en la página oficial de DHL nos prometía un futuro de pájaros mecánicos repartidores. En su comunicación, la compañía recalcaba que el mundo de los drones está lleno de vendehúmos y proyectos poco realistas. Sin embargo, DHL afirmaba que “el cartero volador ya está aquí, entregando paquetes por aire a áreas remotas o de difícil acceso”.

Su comentario no estaba fuera de lugar: en efecto, DHL había desarrollado con éxito en los últimos años algunas entregas de medicamentos por aire en la isla de Juist en el Mar del Norte y a una comunidad alpina en Tanzania, y también había establecido una alianza comercial con una empresa china para este mismo cometido. Sus “Paquetecópteros”, aún en fase de desarrollo, hacían sus pinitos. De entre todas las grandes empresas de reparto que habían realizado pruebas con drones, DHL era, sin duda, una de las que más triunfos había cosechado.

Pero ahora se desdicen y cierran de golpe todos esos proyectos. El Deutsche Post DHL Group informó este fin de semana a periódicos alemanes de que todas las líneas de investigación serían descontinuadas. Aunque hemos hecho “hallazgos importantes […], no continuaremos” con este tipo de investigaciones. De hecho, dijeron que “en varias ocasiones se ha señalado que no teníamos previstas operaciones regulares de este tipo de entregas de paquetería en Alemania”. Así, además de alejar el sueño de esta tecnología en suelo germano, con su mensaje dan a entender que se desvincularán de la opción para sus servicios en áreas remotas como hacían hasta ahora.

Fiasco británico: esta misma semana un reportaje de Wired UK con entrevistas a sus empleados, muchos de ellos ya despedidos, contaron el colapso del departamento de drones mensajeros de Amazon Prime Air. Directivos que rotaban a altísima velocidad, docenas de empleados recolocados y problemas técnicos y de gestión que crecían como las setas. El problema de fondo: unas expectativas desmedidas y unos objetivos alejados de la aún complicada realidad de la mensajería por drones.

Y la no competencia: de las empresas a gran escala, Amazon es la única con planes a medio plazo en Europa en cuanto a reparto mediante drones. En EEUU aún se encuentran en fase de expedición de permisos: la Administración Federal de Aviación (AFF) ha dado certificaciones de transporte aéreo a Amazon, Alphabet y UPS, siendo esta última la más jugosa porque cuenta con menos restricciones. UPS, al igual que DHL hasta ahora, afirma que seguirá orientándose a la entrega de áreas rurales y hospitales en el futuro cercano. De entre los muchos desafíos logísticos, la industria se está topando con dos: la reclamación de las autoridades de que los drones permanezcan en la línea de visión del operador (una restricción que hace inviable el negocio a escala comercial) y que se establezca un sistema de alerta de tráfico y prevención de colisiones similar al de las rutas de aviones.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio