Dos platos atascados tienen a todo Twitter en vilo. Aún no han conseguido separarlos con éxito

Dos platos atascados tienen a todo Twitter en vilo. Aún no han conseguido separarlos con éxito
68 comentarios

Un hilo de Twitter tiene a miles de usuarios de la plataforma en vilo. Lo curioso de este caso en específico es que los protagonistas del fenómeno son dos platos que se han quedado atascados uno dentro del otro. Una banalidad, a primera vista, pero un reto científico si lo miras desde otra perspectiva. Ayer, Chi Nguyễn, publicaba un hilo en la red social en el que contaba lo que le había sucedido.

Twitter, necesito tu ayuda. Apilé un tazón de cerámica en otro mientras lavaba los platos y se han atascado. ¿Cómo quitas el tazón más pequeño sin romper ambos? ¿Por qué soy tan cabezota? He intentado arreglar esto durante 2 días y no puedo rendirme ahora.

Desde el momento del incidente, Nguyen ha querido hacernos a todos partícipes de los remedios prácticos que iba probando para conseguir realizar la hazaña. Esto es todo lo que ha intentado hasta ahora (sin resultado alguno):

  • Usar agua tibia con jabón.
  • Usar agua caliente en el recipiente exterior y hielo en el recipiente interior.
  • Usar aceite en los bordes.
  • Ponerlos al microondas.
  • Agitarlos de manera agresiva.
  • Usar WD-40.
  • Airearlos con un secador de pelo.
  • Ponerlos en el congelador y luego aplicar agua caliente o fría.
  • Ponerlos en el congelador y darles con un martillo de goma.
  • Golpearlos ligeramente sobre una mesa.
  • Usar palillos o pajitas para intentar separarlos.
  • Dejarlos hundidos bajo el agua.
  • Meterlos en el lavavajillas.
  • Ponerlos boca abajo y golpear el recipiente exterior con un mazo.

Desde físicos a químicos o ingenieros industriales han comenzado a comentar en el hilo para ofrecer consejos e ideas. Todo el mundo quiere saber cuál será el desenlace a este complejo problema. Esta científica australiana, por ejemplo, comentaba: "¿Has intentado sumergir los tazones en una solución de bicarbonato (con suerte, algunos se metan entre los tazones) y luego verter vinagre sobre la unión? ¿Quizás las burbujas los separarán mecánicamente?".

Otro proponía lo siguiente: "Usamos ventosas con pestillo como estas en el trabajo para quitar los paneles de pantalla de vidrio de los dispositivos. ¿Tal vez podrías colocar uno en el recipiente interior, calentar el recipiente exterior y tirar hacia arriba?"

Matt Zarella, otro usuario, iba más allá: "Consigue cinta adhesiva, no cosas baratas. Haz 5 bucles. Colócalos alrededor del tazón interior separados por un dedo. Coloca el recipiente exterior en un recipiente con agua para evitar que se caiga o se agriete. Pegue los dedos a la cinta. Gira y gira mientras tiras hacia arriba y el aire comprimido entre".

Pero la respuesta que se lleva la palma es la del usuario Chris Rentsch, experto en química y materiales, por su originalidad. Atentos:

"Si tienes otra copia del cuenco exterior, dale un golpe fuerte con el dedo o con una cuchara de madera y mide el tono dentro del cuenco con una aplicación de frecuencia. Usa un soporte de succión para parabrisas (vendido para teléfonos y gps) para agarrar la parte inferior del recipiente interior atrapado. Cuelga la montura en una cuerda para que ambos tazones cuelguen en el aire. Con un altavoz, trompeta u otro generador de tonos, excite el cuenco exterior a su frecuencia resonante (primer paso). Podría caerse de inmediato".

Habrá que esperar unos días más para saber cuál era la solución a este problema que a más de uno le está quitando el sueño. Ya no sólo se trata de los platos, es una batalla contra la física y la historia de una victoria personal. O quizás Sophie Rapp tenga razón: "¿Has considerado que estos boles pueden haber estado anhelando encontrarse todo este tiempo?".

Temas
Inicio