Compartir
Publicidad
Publicidad

En la imagen del primer consejo femenino de Arabia Saudí hay una ausencia importante

En la imagen del primer consejo femenino de Arabia Saudí hay una ausencia importante
Guardar
12 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Arabia Saudí, uno de los países con la renta per cápita más envidiable del globo… y a la vez uno de los lugares donde las mujeres disfrutan de menos libertades. A nadie se le escapa, ni siquiera a sus dirigentes, que mucho tiene que cambiar el lugar que ocupan en la sociedad las mujeres. Para ningún país es bueno que la mitad de su población tenga prohibido conducir un coche.

Precisamente por eso el príncipe Faisal bin Mishaal bin Saud junto a su esposa Abir bint Salman han dado el visto bueno a una serie de jornadas sobre la lucha por la conquista civil de las mujeres del país. Ha tenido lugar estos días en la provincia de al-Qassim, por fin, el primer acto oficial dedicado a explorar los espacios en los que las mujeres pueden empezar a incorporarse en igualdad de condiciones con los hombres. Y claro, la imagen del evento ha corrido como la pólvora en redes sociales, por motivos bien visibles.

Mientras no hayan sido mujeres bromistas a lo Monty Python disfrazadas de hombres, la realidad es que de las 13 personas que ocupaban el estrado de la conferencia, todas ellas eran hombres. ¿Y dónde estaban las mujeres? No se habían olvidado de ellas. Aparte de la princesa, que sí estaba por el recinto, el resto de conferenciantes femeninas también aparecieron después, tal y como recoge BBC. Pero, pese a estar en una sala contigua, sólo se las permitió participar mediante llamada telefónica. No podían estar en la misma estancia que los dirigentes.

“En Qassin tratamos a las mujeres como si fueran hermanas de los hombres, y nos sentimos responsables de abrirle las oportunidades laborales a mujeres a niñas”, dijo el príncipe dando el visto bueno a una reunión en la que los propios implicados no podían hacer acto de presencia. Toda una metáfora de la situación en la que esta cuestión sobre la igualdad se encuentra en el territorio.

Algunos usuarios han señalado que la foto hacía buena pareja con otra situación política que se ha recogido estos días desde Estados Unidos, el gabinete de Trump, donde el hombre estaba hiperrepresentado y en el que se valen para decidir las cuestiones reproductivas de las mujeres. Lo mismo le pasó a este otro comité de 2012 en el que un montón de hombres representando a distintos grupos religiosos discutían sobre la anticoncepción. Donde no había ni una sola persona que tuviera la posibilidad de vivir uno nunca en sus carnes.

Y sí, el historial de la falta de representación femenina en la esfera pública o política es enorme, y las hipocresías de este tipo de conferencias es patente. De hecho, los propios saudíes cuentan en su historial con otra foto aún más graciosa, la de esta conferencia universitaria llamada “mujeres en sociedad” que tuvo lugar hace cinco años.

O Saudi Arabia Womens Conference 570

Mientras las propias mujeres saudíes luchan de distintas formas (especialmente en el campo de la música y el arte) por ganar libertades, sus reivindicaciones no avanzan todo lo rápido que algunos querrían. Pero eso no quita que en este país dirigido por monarquía absoluta se las haya tenido en cuenta en algunas esferas en las que las mujeres occidentales también tienen problemas. De los 150 miembros del Consejo de la Shura con los que ha contado este reino desde 2013, 30 de esos miembros han sido mujeres.

Aunque no son democráticamente elegidas, ya es un cuerpo legislativo con un porcentaje de mujeres más alto que muchos otros países, entre otros los mismísimos Estados Unidos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos