Compartir
Publicidad

Este tío está contando en tiempo real cómo le persigue un fantasma y la gente está empezando a tener miedo

Este tío está contando en tiempo real cómo le persigue un fantasma y la gente está empezando a tener miedo
Guardar
22 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No necesitamos que nos lo diga Iker Jiménez, nosotros mismos lo sospechamos desde hace tiempo: cada vez menos gente dice haber sentido visto a un fantasma. Antes cualquiera podía decir que en un pueblo que se le había aparecido la virgen o mostrarnos psicofonías que apuntaban a la aparición de Raimunda de Osorio de Linares. Pero desde que estamos inmersos en la era digital, donde todos tenemos herramientas para hacer de Scooby Doo, cada vez es más difícil que estos fenómenos queden sin explicar.

Pero Adam Ellis es una excepción. Este dibujante está viviendo desde hace dos semanas una experiencia completamente paranormal y que, por ello, tiene en vilo en Twitter a miles de seguidores que esperan cada día nuevas noticias sobre el culebrón en el que está inmerso.

En su historia de poltergeists se fusionan lo nuevo y lo viejo. Nos va poniendo al día sobre sus interacciones con el espíritu mediante cadenas de tuits, por lo que es una aventura fantasmagórica 2.0. Por otra parte, siguen siendo grabaciones de audio, polaroids, relojes analógicos y gatos los que nos señalan el camino hacia ese Querido David que le atormenta durante el día y en sus sueños.

Ni nosotros ni Adam sabemos cómo va a terminar toda esta historia, si conseguirá que el niño que le persigue y que acecha por las esquinas de su apartamento neoyorkino le deje tranquilo y pongan fin a su conflicto no resuelto, pero está claro que su relato es capaz de activar nuestra zona temporoparietal, esa parte del cerebro encargada de darnos escalofríos y de manipular nuestros sentidos para hacer que percibamos cosas que probablemente no estén ahí.

En serio, la gente ya le está respondiendo dibujando las sombras y manchas que ven en sus fotografías, y como él mismo ha denunciado, hay gente que le consigue citas con los párrocos de su barrio. A partir de aquí dejamos que conozcas tú mismo la relación completa entre Adam y Querido David.

Lunes, 7 de agosto

Vale, mi apartamento es ahora una casa encantada por el fantasma de un niño muerto y está tratando de matarme (hilo).

Empezó apareciendo en mis sueños, pero creo que ya ha cruzado la frontera y ahora está en el mundo real.

La primera vez que le vi estaba sufriendo parálisis del sueño y entonces veo a un niño sentado en la mecedora verde que tengo a los pies de mi cama.

Tenía la cabeza muy deformada y con una abolladura a un costado. He intentado dibujarlo lo mejor que he podido:

Durante un rato se quedó simplemente mirándome, pero luego se levantó de la silla y empezó a caminar hacia mi cama.

No podía moverme porque estaba paralizado. (Tengo parálisis del sueño bastante a menudo. Es una mierda.)

Justo antes de que llegase a mi cama me desperté gritando.

A los pocos días tuve otro sueño. En él estaba en una biblioteca, una chica se acercó a mí y me dijo: “Has visto a David, ¿no?”

Y yo estaba como: “¿quién?”. Y ella dijo: “Querido David. Sí que lo has visto”.

Siguió hablando: “Está muerto, sólo aparece a medianoche y puedes hacerle dos preguntas si antes le dices ‘Querido David’".

Y añadió: “Pero nunca intentes hacerle una tercera pregunta o te matará”.

Entonces David volvió a aparecer en otro sueño. Era la misma situación: yo estaba en la cama y él sentado en la mecedora cerca de la ventana, mirándome.

En el sueño dije: “Querido David, ¿cómo moriste?” Él murmura: “un accidente en una tienda”.

Dije: “Querido David, ¿qué pasó en la tienda? Gime: “Me tiraron un estante a la cabeza”.

Estoy muerto de miedo. Le pregunto, "¿Y quién empujó la estantería?" David no responde.

Me doy cuenta de que le he hecho una tercera pregunta, que es lo que no debía hacer. Me despierto al momento absolutamente aterrorizado.

Durante un par de días googleo muertes en la ciudad, pero no encuentro nada de ningún tal David muriendo en una tienda.

Incluso busco por otros nombres, Daniel, Dylan, Devon. Nada. Pasan un par de semanas sin incidentes.

De pronto el apartamento que está encima del mío se queda vacío, y aprovecho la oportunidad para mudarme ahí. Es un piso más grande, así que me hace ilusión.

Pasan uno o dos meses y como que me olvido de Querido David. Supongo que me ha perdido la pista después de que me mudase arriba.

Pero últimamente está pasando algo extraño.

Durante las últimas 4 noches mis gatos se reúnen exactamente a medianoche a la entrada de mi puerta y se dedican a mirar, casi como a algo que está al otro lado.

Anoche tuve un sentimiento extraño y miré por la mirilla. Estoy seguro al 100% de que vi moverse algo.

Cuando abrí la puerta y encendí la luz del pasillo no había nada, pero mis gatos parecían nerviosos. Agitaban las colas, etc.

Y me encuentro en este punto. Creo que Querido David me ha encontrado. No sé qué hacer. Os mantendré informados.

Miércoles, 9 de agosto

Actualización: por sexta noche consecutiva mi gato ha ido a medianoche a la puerta y se ha quedado mirando.

¿Qué está pasando?

Vale, he hecho una foto por la mirilla porque tengo demasiado miedo como para abrir la puerta. Siento que he visto algo.

Pero no podía garantizarlo, así que me he hecho con el coraje para abrir la puerta. No había nada, pero hice otra foto. Ahora mirad esto:

¿Soy yo o hay algo en la primera foto, justo donde la barandilla se junta con los estantes? Escondido en las escaleras…

No estaba seguro de si había sido una mancha o algo así, así que he hecho una segunda foto desde dentro. Había algo ahí fuera.

He echado el cerrojo y me he metido en la cama porque no sé qué más hacer. Todavía puedo oír a mi gato maullar desde la puerta.

Tengo bastante miedo.

Jueves, 10 de agosto

Esta noche la cosa ha estado tranquila. Voy a probar una app de grabarte durante el sueño para ver si ocurre algo durante la noche.

Me estoy yendo a la cama, pero los gatos vuelven a apostarse donde la puerta. Sólo lo hacen en mitad de la noche. Ya es su rutina.

La noche siguiente

Allá vamos, apenas unos minutos después de las doce.

Están ahora los dos ahí.

No sé ni si es el tipo de sal adecuada.

Esta noche Maxwell está especialmente hablador. Es evidente que está intentando decirme algo.

Viernes, 11 de agosto

Anoche usé una app de audio para grabar mi apartamento. Hace grabaciones individuales cada vez que escucha algo. Tengo 33 grabaciones.

La mayoría de ellos son bastante indefinidos. Un par ellos son coches pasando y cosas así. Pero hay tres grabaciones interesantes.

La primera es un sonido de chasquido y lo que parece ser un único paso. Es extraño porque no he salido de la cama toda la noche.

Esta es muy rara porque de 33 grabaciones es la ÚNICA que tiene un extraño sonido eléctrico en ella.

Esta va justo después de la electricidad estática. Se oye otro chasquido y entonces un gemido mío durante el sueño.

Todas ellas son entre las 2 y las 3 de la mañana. No sé cómo explicarlas. Seguiré grabando y os cuento descubro algo interesante.

Sábado, 12 de agosto

Me voy de mi maldito apartamento encantado por este fin de semana.

Yo… no sé cómo explicar esto.

Lunes, 14 de agosto

A ver, acaba de pasar algo muy raro. Cogedlo con pinzas.

Me he comprado una Polaroid este fin de semana porque son divertidas y estúpidas. Decidí hacer un par de fotos de mi piso.

Las Polaroids son tontas y divertidas, y un poco malrrolleras. No creí que fuese a encontrar nada y la mayor parte del tiempo no vi nada.

Tiré un par de fotos de mi salón y mi dormitorio (esa es la mecedora en la que vi a David por primera vez). No tienen nada en especial.

Entonces fui al pasillo y tiré una foto.

La Polaroid ha salido totalmente negra.

Incluso abrí y destrocé un carrete totalmente nuevo para ver si era sólo una lámina mal hecha, pero estaban todas en blanco.

También pensé que, igual sin querer, había tapado la lente con el dedo, así que he tirado otra foto cubriéndola intencionadamente.

La foto de la izquierda es tapando la lente con el dedo, la de la derecha es una foto de mi pasillo con las luces puestas después de la medianoche.

Podría no ser nada. No sé qué pensar de todo esto.

Ok, una última cosa, que quería asegurarme de nuevo. Os dejo un par de vídeos míos haciendo las fotos.

Y ahora la del pasillo.

Ha vuelto a salir totalmente negra una segunda vez.

Sinceramente, no sé por qué sigo dando vueltas con la jodida cámara. Tiene que haber una explicación lógica.

Alguien me dijo que hiciera fotos desde más lejos, así que lo he intentado. Una con mi iPhone y otra con la Polaroid.

A la izquierda con mi iPhone, a la derecha con la Polaroid. El hall estaba iluminado ambas veces. ¿Por qué me sale tan negro con la Polaroid?

Todo este asunto es muy complicado y lo siento si a alguien le cuesta seguirlo. Sólo pensé que esto era algo extraño y quise compartirlo con vosotros.

Martes, 16 de agosto

La gente me está insistiendo en que encienda un poco de salvia, así que lo he hecho.

Lo he echado por el pasillo y por donde la maldita mecedora.

Sinceramente, no creo que la salvia funcione en absoluto, pero estoy dispuesto a intentarlo todo. Apenas he dormido nada esta noche.

No dejo de despertarme continuamente pensando que algo no está bien.

Pero quién sabe, igual esto soluciona algo.

Miércoles, 16 de agosto

La salvia no funcionó.

No había vuelto a ver a David en sueños desde hacía meses, pero esta noche ha vuelto a aparecer.

En el sueño mi dormitorio estaba lleno de un humo nebuloso, pero pude ver a David sentado en la silla al otro lado de la habitación.

Esta vez era más pequeño, casi como encogido. No dijo ni hizo nada más que mirarme.

En cualquier caso, me parece un mal presagio.

El gran bromista o la víctima perfecta

Can't wait for my first day of 3rd grade!

Una publicación compartida de Adam Ellis (@adamtots) el

Ellis, que se dedica profesionalmente a la ilustración, ha desvinculado de su perfil de Twitter un detalle importante: trabaja para Buzzfeed en Estados Unidos. Aunque la mayoría de lectores está enganchado a sus mensajes, ajenos a este hecho, un puñado de personas también está intentando desmontar sus pruebas. Consideran que todo esto es un montaje de la organización viral para sacar beneficio de ello en el futuro de alguna forma, bien en forma de artículo, de video o cualquier otra cosa.

Pero nosotros vamos más allá y le damos otra vuelta de tuerca: si fueses un espíritu maligno tu víctima perfecta sería justamente alguien como Adam, un personaje público e hipercomunicado, con tendencia a sobreexponerse en las redes y con la coartada perfecta para inventarse una historia de fantasmas. De esa forma nadie creerá en sus palabras y podrás manipularle y acosarle todo lo que quieras. Todos creerán que no es más que un juego.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos