Europa prohibirá los coches no eléctricos para 2035. Ahora Italia busca que las marcas de lujo se libren

Europa prohibirá los coches no eléctricos para 2035. Ahora Italia busca que las marcas de lujo se libren
148 comentarios

Los coches movidos por combustibles fósiles van a morir. Bruselas ha propuesto como fecha límite para que esto ocurra el año 2035. Sí, se trata de un plan de la Comisión Europea aún en trámites de ser pactado con el Parlamento Europeo y cuyos detalles finales dependerán de las negociaciones entre los 27, pero la ruta marcada es esa: en cuestión de 15 años no podrán venderse en suelo europeo turismos o furgonetas con motores de gasolina, diésel, gas o híbridos. Los fabricantes deben contar con que el coche eléctrico es el único camino a seguir, y la mayoría del sector de la automoción es ya consciente de ello.

La excepción italiana. Ellos poseen el nicho de coches de alta gama más popular del mundo, y la realidad es que, si se les aplicase esos plazos, y dadas sus condiciones de producción, sufrirían un duro revés en el camino hacia la transición. Es por eso que, según Bloomberg, el primer ministro italiano Mario Draghi está ya en negociaciones con la Unión Europea para eximir de estas condiciones a los fabricantes de superdeportivos.

Economías de escala. Lo que arguyen los defensores de la excepción del sector del lujo es que casas como Volvo o Volkswagen, que venden millones de unidades cada año, pueden jugar con las economías de escala para mejorar sus márgenes, pero que aquellos que se dedican a un número de unidades bajas por su exclusividad, así como su “ADN deportivo” o el hecho de que sus motores partan, por lo general, de niveles de contaminación mucho más altos que el turismo promedio, dificulta el proceso. Además, defienden, ¿qué efecto en la atmósfera pueden suponer los apenas 16.000 vehículos al año que venden Ferrari y Lamborghini juntos? Apenas una cosa simbólica en comparación con las toneladas de gasto de la masa de la clase media. Roma pide una prórroga para estos fabricantes, simplemente permitir que lleguen más tarde.

Lamborghini se desmarca. Menos de 24 horas después del reportaje de Bloomberg, los de Sant'Agata Bolognese, han dicho que no necesitan esa protección que Draghi intenta echarles. “Resulta inútil tener una exención. No se trata solo de Europa. Tenemos que cumplir con las normas en todo el mundo y tenemos que trabajar con lo que nos dice el legislador”, ha afirmado su director ejecutivo, Stephan Winkelmann. Lamborghini pertenece a Volkswagen AG y se plantean en el terreno de la conversión al eléctrico más fuertes que Ferrari, en un 90% propiedad de Fiat Group. Porsche, el tercero en discordia que cuenta con un modelo eléctrico desde 2019, tampoco se ha pronunciado.

El privilegio que dejó de serlo. Dentro de esta nueva tanda de medidas verdes en las que se ha embarcado ahora la UE, hace poco vimos una muy parecida a la de Ferrari por la que los ricos se iban a eximir del coste medioambiental. Europa, que empezará a gravar el el combustible usado por los aviones, iba a permitir una exención para los jets privados, cuyos vuelos son diez veces más intensivos en carbono que los aviones de pasajeros y cincuenta veces más contaminantes que los trenes. El 1% de los pasajeros de avión de todo el mundo contaminan tanto como el 99% restante. Al final, ganó la igualdad y la nueva Directiva gravará a todos por igual.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio