Publicidad

El héroe que llevó a un payaso como "apoyo emocional" en la reunión de su despido

El héroe que llevó a un payaso como "apoyo emocional" en la reunión de su despido
25 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy hemos descubierto unas cuantas cosas. La primera, que las leyes neozelandeses obligan a las empresas a permitir que los trabajadores lleven a una persona como apoyo emocional a las reuniones en las que se comuniquen acciones disciplinarias serias, normalmente referentes al despido del empleado. La segunda, que los publicistas, profesionales que viven del ingenio, pueden jugar muy bien sus cartas en alguna de estas reuniones.

Según una noticia publicada en el New Zealand Herald el pasado viernes, FCB planeaba tener una reunión sobre “redundancias” (un despido por recortes de personal) con Josh Thompson. Thompson trabajaba como creativo y es también un humorista en sus ratos libres. Al deducir cuál iba a ser el objetivo de la entrevista, Jack decidió buscar la mejor ayuda posible: “creí que lo mejor era traer a la reunión a un profesional, así que, pagando 200 dólares neozelandeses, contraté a un payaso”.

Ahí es cuando entra en escena “Joe”. Según las fuentes del Herald, Joe realizó algunas figuras con globos, entre ellas un caniche, mientras sus superiores le explicaban a Thompson los pormenores de la nueva situación económica de la empresa. Aunque al parecer los jefes le pidieron al empleado que hiciese parar al payaso, ya que sus manualidades hacían demasiado ruido. Por último, y cuando se le entregó definitivamente la carta de despido, “el payaso imitó el llanto” mientras el damnificado se recostaba cómodamente en su silla.

“Una profesionalidad increíble”, afirmó el publicista en una reciente entrevista para la BBC. Presumiblemente para servir como apoyo gráfico de la noticia, alguien de la empresa sacó una foto a escondidas de la reunión. En ella puede verse a Joe con su colorida ropa y un sombrero gigante mientras Thompson recibe su despido con una parsimonia considerable, dadas las circunstancias.

Un portavoz de FCB le dijo al Herald que la agencia tiene la política de no declarar sobre asuntos personales de los empleados por respeto a los involucrados. Sin embargo, la portavoz del grupo mandó después un email titulado "Coulrophobia" (el término con el que se denomina el miedo a los payasos) asegurando que este episodio está “entre las historias más extrañas en las que he estado involucrada jamás”.

La jugada sí ha servido de algo, ya que, al poco de ser la reunión, la agencia DDB ha contratado al publicista despedido. Bien lo sabrá Joe: quien ríe el último…

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir