La inusual solución de Japón para recaudar más impuestos: emborrachar a sus jóvenes

La inusual solución de Japón para recaudar más impuestos: emborrachar a sus jóvenes
22 Comentarios

Japón se enfrenta a una situación un tanto peculiar a ojos occidentales: sus jóvenes cada vez beben menos alcohol, y sus autoridades, lejos de considerarlo una buena noticia, creen que es un problema. En especial la Agencia Tributaria nipona, que ha visto reducidos considerablemente sus ingresos provenientes de las tasas a las bebidas espirituosas y atisba un problema futuro para la industria nacional. Por eso ha iniciado una campaña para incentivar su consumo.

Cada vez más abstemios. De acuerdo con la Agencia Tributaria nipona, la cifra de consumo de alcohol en Japón ha pasado de 100 litros por persona al año en 1995 a 75 litros en 2020, en buena medida porque los jóvenes de aquel país beben cada vez menos. Esas cifras han supuesto que la recaudación por impuestos a bebidas espirituosas haya pasado de representar el 5% del total en 1980, al 1,7% actual. Esta caída prolongada ha supuesto, por ejemplo, que en el último ejercicio fiscal las arcas niponas hayan obtenido 813 millones de dólares menos, según The Japan Times.

Lo curioso es que, según datos de la Organización Mundial de la Salud de 2018, Japón es un país que, sin estar entre los que más alcohol consumen, tampoco es de los que menos. Este órgano mide la ingesta de alcohol puro, y no los litros totales de bebidas espirituosas, y recoge que los nipones consumen 8 litros de alcohol puro al año, bastantes más que los 14,4 de República Checa, los 12,9 de Alemania e Irlanda o los 12,7 de España, pero similares a los de Suecia (8,9), Italia (7,9), Brasil (7,4) o Noruega (7,4). La media mundial es de 6,2 litros de alcohol puro al año.

Esas cifras por encima de la media mundial, no obstante, la mantendrían sobre todo japoneses mayores de 40 años, por lo que la Agencia Tributaria considera que la baja ingesta de alcohol entre los jóvenes puede convertirse en un problema en el futuro tanto para la industria nipona como para su recaudación de impuestos.

Campaña para remediarlo. Para tratar de invertir esa tendencia, el organismo recaudatorio de Japón ha lanzado una campaña bautizada ‘¡Sake Viva!’ con la que invitan a personas de entre 20 y 39 años a crear proyectos e iniciativas que incentiven el consumo de alcohol entre japoneses de su misma edad. Las propuestas deben estar centradas en el fomento de bebidas de origen japonés, como el sake o el shochu y whiskys, cervezas y vinos locales.

¿Qué piensan los japoneses? En Japón la campaña ha generado controversia. Por una parte, The Japan Times informa de que ha recibido críticas feroces en redes sociales de muchos japoneses que no ven adecuado que la Agencia Tributaria se meta en el estilo de vida y la salud de sus ciudadanos. Por otra parte, empresarios de la industria de bebidas alcohólicas y de ocio nocturno han celebrado la iniciativa.

El Ministerio de Sanidad de Japón, por su parte, se ha limitado a señalar que espera que los proyectos elegidos para promover el consumo de alcohol entre los jóvenes también subraye la importancia de ingerirlo de forma responsable y sin sobrepasar la cantidad adecuada.

Imagen | Lan Pham

Temas
Inicio
Inicio