El memeapocalipsis es inevitable: la cantidad de memes y plantillas que se crean está duplicándose

El memeapocalipsis es inevitable: la cantidad de memes y plantillas que se crean está duplicándose
Sin comentarios

Las redes sociales han cambiado totalmente la manera en la que consumimos información e interactuamos con otras personas en Internet. Esas interacciones influyen en la socialización, favoreciendo la formación de grupos en torno a narrativas compartidas y rompiendo la polarización. Y una herramienta que ayuda a ello son, sin duda, los memes. La gente ama los memes. Una razón puede ser que se tarda poco en leerlos. Otra que son super fáciles de compartir y viralizar. Y otra más obvia: que son realmente graciosos y divertidos (algunos de ellos).

Los memes han moldeado la cultura popular actual y lo cierto es que cada vez se crean y se consumen más hasta el punto que están doblando su producción cada 6 meses. ¿Ha llegado el memeapocalipsis?

El estudio. Un estudio publicado en la revista Nature quería demostrar la hipótesis de que los memes son parte de una forma emergente de metalenguaje de Internet. Para ello estudió la evolución de 2 millones de memes visuales publicados en Reddit durante diez años, de 2011 a 2020, en términos de su complejidad estadística y entropía y utilizando una combinación de una red neuronal profunda y un algoritmo de agrupamiento para clasificar memes según las plantillas subyacentes.

Los investigadores observaron un crecimiento exponencial de la cantidad de nuevos memes y plantillas creadas que se duplicaban en solo 6 meses. Y descubrieron que la creación de memes iba acompañada de una cada vez mayor complejidad visual del contenido, en un esfuerzo continuo por representar tendencias y actitudes sociales.

Evolución meme

¿Qué influye? Otros estudios han indagado en la viralidad de los memes teniendo en cuenta la atención limitada que cada usuario dedica al mundo online para saber qué hace popular a un meme. Algunos demuestran que los mecanismos de competencia y colaboración entre memes que determinan si es exitoso o no dependen mayormente de la estructura de comunidad de red subyacente y de las características lingüísticas junto con el impacto que pueden tener durante cierto suceso o tendencia.

Tal y como se menciona en este artículo de Medium, para que un meme tenga el potencial de expandirse, debe incluir algunas de estas características: humor, simplicidad y comprensibilidad. Si tiene éxito, también debe ser funcional, ya sea para bromear, servir como mecanismo de defensa, difundir la conciencia, o comunicar un sentimiento.

Pasamos 30 minutos al día consumiendo memes. Un informe de Redseer afirma que los usuarios dedican al menos 30 minutos al día a consumir memes y sugiere que el 80% de las personas ha aumentado el consumo de memes en el último año. De hecho, alrededor del 90% de los consumidores están dispuestos a crear memes ellos mismos, lo que indica también una gran demanda de apps de creación de memes.

Además, la mayoría de los usuarios disfrutan de los memes como una buena forma de liberar estrés. Para muchos, los memes son una manera fácil de distraerse del ajetreo y el bullicio de la vida y el trabajo. Los hallazgos afirman que la fuerte asociación entre el uso de memes y las emociones positivas es la razón por la cual los especialistas en marketing recurren cada vez más a ellos para conectar con sus audiencias.

Aumenta las emociones positivas y ayuda a sobrellevar el estrés. Un estudio de la Universidad de Penn State publicado en una edición especial de Psychology of Popular Media investigó si los memes podrían ayudar a las personas a sobrellevar el estrés en momentos críticos como fue el de la pandemia. Concluyó que ver memes puede aumentar las emociones positivas y mostró que las personas que consumieron memes con temáticas relacionadas con el Covid tenían niveles más bajos de estrés. "Descubrimos que si veías memes, estabas de mejor humor, lo que te hacía sentir más seguro de tu capacidad para hacer frente a la vida durante algún problema", explicaban los autores.

No nos extraña entonces que la gente esté consumiendo más y más memes. Una burbuja que algún día, como todo, podría explotar. O quizás, en un futuro lejano, incluso aparezcan en los libros de historia como otra narrativa más, para contar cómo era nuestra sociedad. Habrá que esperar.

Temas
Inicio