Compartir
Publicidad
Publicidad

#MeToo: el hashtag de Hollywood que está ilustrando la ubicuidad del acoso a las mujeres en el mundo

#MeToo: el hashtag de Hollywood que está ilustrando la ubicuidad del acoso a las mujeres en el mundo
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Os lo comentamos por aquí y también en Espinof anteriormente, la polémica de Harvey Weinstein es más que la polémica estándar ya habitual entre los medios sobre el sexismo. Es la caída de una figura de poder que sabe a derrocamiento de régimen, o eso es al menos lo que están intentando mujeres como Ambra Battilana Gutierrez, Angelina Jolie, Ashley Judd, Asia Argento, Cara Delevinge, Claire Forlani, Dawn Dunning, Emily Nestor, Gwyneth Paltrow, Lea Seydoux, Heather Graham, Katherine Kendall, Mira Sorvino, Rose McGowan, Rosanna Arquette, Zoë Brock y otras muchas más.

Como también estamos viendo, a fuerza de ver cómo unas se animan a dar un paso al frente muchas más se están atreviendo a criticar a otros hombres. Mermar los cimientos de esta estructura machista para que no se repita más.

Y en esas están. Ya no es sólo que cada día desde hace casi dos semanas tengamos nuevas fuentes que atestigüen más conductas reprochables de Harvey, sino que tenemos a actrices promoviendo campañas exitosas que nos permitan darle toda la dimensión al acoso sexual. Si te has cruzado estos días con el hashtag #MeToo, #YoTambién, es por la actriz Alyssa Milano.

“Si has sido acosado sexualmente o agredido, escribe 'yo también' como respuesta a este tuit”. En la foto que acompaña el comentario: “Sugerido por una amiga: Si todas las mujeres que han sido acosadas o agredidas sexualmente escribieran ‘Yo también’ en su estado, podríamos hacer entender a la gente la magnitud del problema".

¿Y quiénes han respondido? Debra Messing, Anna Paquin, Laura Dreyfuss, Lady Gaga, la política Stella Creasy, Najwa Zebian, Gabrielle Union, Sophia Bush, Lena Headey y algo así como otras decenas de miles de mujeres sin una profesión pública.

Este tipo de movimientos ayudan a visibilizar una realidad que, aunque le ocurra en algún momento de su vida a prácticamente todas las mujeres, muchos no creen que sea así por falta de estadísticas firmes (hay experiencias que muchas no se atreven a contar) o por prejuicios de género que hacen suponer que sólo una pequeña parte de las mujeres (las atractivas y provocativas, como si eso lo hiciera menor reprochable) pueden sufrir acoso.

Como te comentamos en este artículo, de casi 40 mujeres encuestadas todas menos tres pudieron contarnos algún episodio de abuso callejero. Y como ya nos explicó impecablemente Emma Thompson, hay que reprocharlo siempre, tanto si lo realiza un hombre de forma sistemática como si sólo se lo hizo a una mujer una vez. Se trata de un tipo de abuso de poder que nadie debería sufrir nunca.

Gracias a cada testimonio, granos de arena en un desierto, el efecto no es ya el de baño, sino el de cascada de realidad. De despertar con amargura en la injusticia de trato de las que siguen teniendo menos poder de decisión en el mundo laboral. A otros les sirve también para recordar a todas esas mujeres a las que se consideró unas amargadas o unas desquiciadas por los comentarios de productores y directores en el set, y que lo que pudieron ser en verdad es víctimas de las coacciones de su superior.

De locas se ha tildado alguna que otra vez a Courtney Love, Rose McGowan y Björk en las revistas. Tres mujeres que precisamente estos días han querido hacer público el acoso que han recibido durante su carrera.

Estos son algunos de los testimonios que hemos visto tanto en castellano como en inglés bajo el hashtag #MeToo.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos