Publicidad

Turquía se ha montado su propio Mercadona "de Hacendado" y verlo por dentro es de lo más inquietante

Turquía se ha montado su propio Mercadona "de Hacendado" y verlo por dentro es de lo más inquietante
16 comentarios

¿Sientes algún tipo de dejá vu al ver esta imagen?

Screenshot 4

Hay varias posibilidades ahora mismo: puede ser que el equipo de abogados de Juan Roig esté reuniendo todos los documentos para montar una señora denuncia a la cadena BIM, que los de márketing del Mercadona estén dejando que circulen libres artículos promocionales de este fenómeno como el que estás leyendo ahora… o una estrategia por plazos que combinará las dos cosas. Sea como fuere, en Twitter o Forocoches ya se está divulgando este hallazgo de incierta procedencia pero que a cualquier español le va a parecer bastante extraño.

 

 

 

Filedona: al parecer BIM, una de las empresas líderes de supermercados en Turquía con más de 7.000 puntos de venta en todo el país, montó en 2015 File, una filial propia diferenciada del resto de sus supermercados que a día de hoy “apenas” tiene 93 localizaciones. La justificación de la diferenciación del proyecto era aportarle a los consumidores la posibilidad de “satisfacer las necesidades de alimentación, cuidado personal y limpieza […] con altos estándares y puestos a la venta a precios bajos constantes", productor que son ya de por sí baratos en lugar de descuentos y bajadas de precios esporádicas.

La compañía además ofrece tres líneas de productos dentro de sus establecimientos.

  • Harras, los productos alimenticios de su propia marca.

 

  • Actisoft, para los de limpieza general, papel y productos complementarios.

 

  • Daycare, en este caso para todo lo relacionado con el cuidado personal.

 

Uno se pregunta si por su hilo musical sonará de vez en cuando “filedooona, filedona”. Asomarse a sus redes sociales (y, sobre todo, a este conjunto de fotografías del interior) es todo un ejercicio de simulación como podría ser otra línea temporal con levísimas variaciones en la que, en vez de valenciano, el señor Mercadona pudo haber crecido en Anatolia. Los usuarios del país están, por cierto, encantados con el servicio, como se desprende de sus altas notas en Google.

Hay al menos un reconocimiento de la copia en los registros. En 2018 Galip Aykaç, jefe de operaciones de BIM, dio una entrevista para la sucursal de Fortune de Turquía en la que declaró: “queríamos buscar un formato diferente a partir de ejemplos vistos en nuestros viajes por el exterior. Mientras estudiábamos el mercado en América decidí empezar a mirar qué pasaba en Europa y fuimos a España. Allí vimos el ejemplo de Mercadona y decidimos estudiarlo. Trabajamos meticulosamente durante un año y medio para sacar File”.

Con todo lo visto vemos que el grupo otomano no se la ha jugado: ha basado su estrategia en algo más que una clonación puramente estética, sino que también ha sustituido la tradicional complejidad del sistema de descuentos que existía en la mayoría de supermercados por básicos baratos, y podrían también estar haciendo pruebas con respecto a su conocido sistema de relación estrecha con proveedores, con el de la creación de líneas de productos precocinados originales y satisfactorios y su mercado orientado al comprador “soltero”. Quieren exactamente el mismo éxito de esa cadena que ya se estudia en las escuelas de Harvard, y por eso no han cambiado la receta ni un ápice.

Así que, si alguna vez te da antojo de probar las mejores patatas bravas para hacer en casa en tu próxima visita a Estambul, ya sabes a dónde acercarte.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios