Compartir
Publicidad

World War Bot, el juego de guerra que está haciendo que toda España se vuelque en defenderla

World War Bot, el juego de guerra que está haciendo que toda España se vuelque en defenderla
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Dentro de un siglo seremos potencia mundial, al tiempo. Al menos esa es la conclusión a la que está llegando World War Bot 2020, un bot que narra de forma azarosa (y no interactiva) cómo se desarrollará una futura y ficticia guerra mundial. Hay decenas de miles de personas enganchadas. Y por supuesto, España se ha volcado con este repentino sentimiento patriótico con la misma euforia que manifestamos cuando algún español se vuelve dominante en algún deporte al que hasta entonces no habíamos prestado atención.

¿Y qué es España ahora mismo, en este el año 2096 de nuestro señor? Tras años de sumisión a Europa, algo ha hecho dinamitar la unión y hemos optado por la conquista. De los antiguos 26 de la UE ahora todos son españoles menos Países Bajos, los nórdicos y todo lo que está más allá de Polonia. Sí, franceses, alemanes, italianos e ingleses bajo nuestro mando. Vasta es España, y por eso también hemos extendido nuestro poder por buena parte de África, un continente con el que ya sólo rivalizamos contra el imperio zimbauense, en momentos de expansión.

La idea de un desarrollador italiano es extender el amor hacia los bots, entidades que inventan nuevos titulares de El Mundo Today, discursos de Trump, que diseñan nuevas polillas y o el que predice qué le va a pasar al chico que te gusta. Él mismo había diseñado previamente otra especie de World War, pero centrado en el mundo de Juego de Tronos, donde esta vez los Bolton o los Buckwell tenían algo que hacer.

Esta tampoco es su primera guerra mundial, sino la segunda: el mes pasado World War Bot 2019 terminó con Paraguay conquistando el mundo. Curiosamente España fue el primero en caer en aquella contienda, lo cual encaja perfectamente con nuestra idiosincrasia nacional, sólo aceptamos un resultado grandilocuente, para bien o para mal.

Evidentemente el algoritmo no tiene en cuenta particularidades históricas, geográficas, económicas o militares, es un simple ejercicio de ficción en el que todos los territorios parten de la misma posibilidad de conquistar a un territorio vecino (no importa el tamaño, Georgia bien podría vencer a Rusia) y que a medida que avanza el número de países subyugados amplía tus posibilidades de vencer a los siguientes. 

Para equilibrar las cosas, el programador cuenta que incluye una opción entre 12 de que un territorio conquistado recupere su autonomía, lo que ha llevado a escenas actuales de lo más llamativas, como un imperio nipón que domina Rusia o China pero que tiene en su isla originaria a Taiwan como reino dominante.

Y si estás pensando qué podría hacer que los españoles nos volcásemos más aún con este Risk pasivo, ya ha llegado tu respuesta. Alguien ha anunciado en Twitter que dentro de tres días contaremos con la versión netamente hispánica del juego, un simulador en el que Murcia o Extremadura podrían conquistar toda España. Sólo hay algo que nos guste más que los enfrentamientos territoriales, y eso es reírnos de nosotros mismos.

D7t6ishxyaebzcw
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio