Compartir
Publicidad

Al parecer, miles de adolescentes están intentando contactar con el más allá utilizando dos lápices

0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

De tanto en cuanto, Internet nos regala maravillosos momentos de locura colectiva. La última tendencia entre los adolescentes de Twitter y Vine es tratar de contactar con el más allá empleando un (supuesto) viejo juego mexicano que, por alguna razón, se ha puesto de actualidad en mayo de 2015. ¿El resultado? Miles de vídeos delirantes y cero comunicaciones interespirituales.

El nombre de tan excitante aventura es "Charlie Charlie Challenge", y sin que sirva de precedente, esta vez es el mundo anglosajón adoptando un (en teoría) juego tradicional de otra parte del mundo. En concreto, (puede ser) el origen del fenómeno se encuentra en México, en el (quizá) tradicional "Charly Charly", un equivalente a la ouija algo menos sofisticado y célebre. Ya en 2008 había quien se preguntaba (gracias, Yahoo) si el asunto era peligroso o si tenía algún viso de verosimilitud.

De qué va Charlie Charlie Challenge

Al parecer, la versión tradicional del ritual no es la que ha causado furor en las redes sociales. En un principio, la idea consiste en que dos personas crean un rectángulo con seis lápices. Cada una de ellas sujeta tres lápices y preguntan a Charly si pueden jugar. Si el rectángulo se mueve hacia arriba (por el medio, la parte del rectángulo no ensamblada por los jugadores), Charly responde que sí. Si se mueve hacia abajo, responde que no. El resto de la dinámica es semejante.

La versión alternativa, "Charlie Charlie Challenge", es más simple y tiene más paralelismos con la ouija. Dos lápices, una persona o más, un papel donde se escribe en cruz "Sí" y "No" y un lápiz sostenido en horizontal sobre otro posado en la mesa o en el suelo de forma vertical. Se pregunta a Charlie y si este tiene a bien responder, mueve los lápices. Magia.

La idea comenzó a tomar forma en junio del año pasado, según Know Your Meme, a partir de este vídeo subido por Le Videoblog.

Pero ha estallado ahora, este mes de mayo. El hashtag #CharlieCharlieChallenge lleva ardiendo en las redes dos días consecutivos. Era cuestión de tiempo que la ouija se hiciera viral.

¿Es realmente una tradición mexicana?

A estas alturas de artículo te estarás preguntando por qué nos hemos mostrado tan dubitativos sobre el origen mexicano del juego. La respuesta es sencilla: es bastante probable que sólo sea atrezzo, una forma de darle misterio. Lo explica una de las redactoras mexicanas de BBC Mundo:

No hay ningún demonio llamado "Charlie" en México. Las leyendas mexicanas suelen venir de las antiguas culturas Maya y Azteca, o de las muchas creencias que comenzaron a circular durante la conquista española. En la mitología mexicana puedes encontrar dioses con nombres como "Tlaltecuhtli" o "Tezcatlipoca", en el idioma nahuatl. Pero si esta leyenda hubiera comenzado después de la conquista española, estoy segura de que se hubiera llamado "Carlitos".

El origen de la confusión, intencionada o no, podría ser el vídeo subido por Le Videoblog insertado más arriba. Pero en todo caso es incierto, como casi todo lo que rodea a un meme así.

En el colmo del delirio, ya hay sacerdotes católicos haciendo llamamientos a no jugar a "Charlie Charlie" porque "no existe tal cosa como jugar inocentemente con el demonio"

Eso no ha supuesto ningún impedimento para que, en un delirante giro de los acontecimientos, un sacerdote católico de Philadelphia haya escrito una carta abierta a sus pupilos para que alejen de sí la maldición demoníaca de "Charlie Charlie", haciendo un llamamiento de inmediato a paralizar cualquier intento de contactar con el diablo a través de dos lápides. Tal y como ha explicado, "quiero recordaros que no existe tal cosa como 'jugar inocentemente con el demonio'".

Una vez más, hay alguien que no está entendiendo nada de nada. A él podrían ir dedicados algunos de los experimentos más divertidos que han pululado por la red. ¡Por el demonio!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio