Compartir
Publicidad

45 años de Christiania, una pequeña ciudad libre en el corazón de Copenhague

45 años de Christiania, una pequeña ciudad libre en el corazón de Copenhague
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En septiembre se cumplirán 45 años del nacimiento de Christiania, un lugar tan peculiar como desconocido por tanta gente. Yo mismo reconozco que no había oído hablar nunca de este “experimento social”, como hacían llamarse al menos en un principio, hasta que visité Copenhague. ¿Y qué es Christiania? Pues un barrio situado de pleno en el corazón de la capital danesa, y a la vez apartado del mundo. Un barrio autogobernado e independiente, donde más de mil personas conviven en paz y ajenos a las normas sociales.

Llegar allí impacta. Caminas por una ciudad normal y corriente, y de repente te plantas ante una puerta, o mejor dicho letrero, que delimita la entrada. Y al atravesarla, te sumerges en un lugar completamente diferente del que procedes. Atravesar esa puerta es como meterte en una máquina del tiempo. De pronto no escuchas el tráfico ni el ruido de la muchedumbre. Sólo calma, el pasar de bicicletas, voces sosegadas, guitarras, cánticos e incluso el piar de los pájaros.

Christiania Locator Map In Copenhagen

Antiguamente los terrenos de Christiania pertenecían al ejército, pero éste lo abandonó allá por 1971. Fue entonces cuando un grupo de jóvenes se reunieron y “tomaron” aquellos terrenos y su correspondiente cuartel para fundar una comunidad libre que todavía hoy perdura, a pesar de la multitud de batallas que han tenido que librar con políticos y fuerzas del orden.

Going To Christiania

Muchas de estas batallas vienen provocadas por la venta de drogas en el interior de Christiania. En un primer momento estuvieron permitidas, pero aquello terminó yéndose de las manos y la “legalidad” quedó limitada a las drogas blandas. En la calle Pusher puedes encontrarte plantas de marihuana por todos sitios, e incluso puestos en los que venden hachís.

Seguramente este sea el principal motivo de que el hacer fotos por allí esté mal visto, y no lo que ellos argumentan de que en una foto no se refleja el espíritu del barrio. Pero en lo relativo a drogas duras, no encontrarás nada. De hecho, para evitar los problemas con la policía, son los propios vecinos de Christiania los primeros interesados en que éstas no aparezcan por sus calles.

En la calle Pusher puedes encontrarte plantas de marihuana por todos sitios, e incluso puestos en los que venden hachís

Christiania cuenta con un precioso lago rodeado de senderos en los que se sitúan los domicilios de sus habitantes. Las casas son a cada cual más singular y llamativa, con formas y colores de lo más peculiares. En ellas, puedes encontrarte gentes de todo tipo. Sin ir más lejos, yo me encontré con un anciano que estaba construyendo un barco. Y no se molestan en cerrar sus casas. No creen en la propiedad privada. En Christiania compartir es una forma de vida.

04

El reciclaje es una norma, y aprovechan todo tipo de cosas en apariencia inservibles. Así es que puedes encontrar bancos, sillas, o esculturas construidas con chatarras y similares. Pero aunque pueda sonar pobre, la mano de obra de estos artistas lo convierten en objetos de lo más hogareños y valiosos.

Maxresdefault

Christiania es famosa por sus “Cristianiabikes”, unas bicicletas que ellos mismos inventaron con una especie de cajón en la parte delantera, que se ha extendido por todo Copenhague con el objetivo de transportar en ella a los más pequeños de la casa.

No se molestan en cerrar sus casas ni creen en la propiedad privada. En Christiania compartir es una forma de vida.

También tienen su propio sistema de correo, sus restaurantes (vegetarianos), salas con exposiciones, guardería, tiendas e incluso conciertos. Sin ir más lejos, en Christiania han actuado personajes y grupos de la talla de Bob Dylan, Alanis Morissete, Blur, Portishead, Green Day, Rage Against The Machine o Eric Clapton.

Si vas a Copenhague, no dejes escapar la oportunidad de visitar un lugar mágico. Un pequeño barrio que huye de las normas e imposiciones sociales, para vivir bajo su propio estilo. Te sentirás acogido y en paz. Podrás perderte por sus senderos rodeando el lago, enamorarte de sus casas, escuchar el silencio en pleno Copenhague.

800px Christiania Exit

Y cuando llegue el momento de irse y vuelvas a cruzar esa especie de puerta, o marco, podrás leer su característico mensaje: “You are now entering the EU” (Estás entrando en la Unión Europea). Ellos se consideran un mundo aparte. Lo son.

Fotos | News Oresund, Локомотив, Kieran Lynam, Steffen Hillebrand

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio