Publicidad

Parón en los comercios chinos: el coronavirus les lleva "de vacaciones" o les aísla con plástico

Parón en los comercios chinos: el coronavirus les lleva "de vacaciones" o les aísla con plástico
Sin comentarios

China ha registrado más de 80.000 contagios por coronavirus desde que a finales de diciembre saltasen las alarmas en la ciudad de Wuham. Casi tres meses después del inicio de epidemia y ante la expansión de la misma en España, los chinos residentes en nuestro país han empezado a tomar sus propias medidas restrictivas. Mientras algunos cierran, otros se envuelven en su propia atmósfera protectora.

Tendencia. A través de las redes sociales y en especial de Twitter, los usuarios han comenzado a compartir fotografías de comercios donde los dependientes chinos cobran y atienden escondidos tras una cortina de plástico. Aunque se trata de una tendencia cada vez más generalizada en distintos puntos de España, las fotografías compartidas en Twitter pertenecen a Madrid, Valencia, Jerez de la Frontera y Murcia.

Comercios cerrados. Las medidas restrictivas no terminan con las cortinas de plástico o, al menos, no en la Comunidad de Madrid. Como consecuencia de que la capital duplicase el número de contagiados después del fin de semana, varios comercios han comenzado a cerrar. De hecho, una vez conocidas las nuevas medidas restrictivas la mañana del martes, la mayor parte de los comercios asiáticos amanecieron cerrados.

El presidente de la Asociación de Comerciantes y Empresarios chinos en España, Shengli Chen Pen, ha confirmado recientemente a Europa Press las sospechas de la mayoría: "el cierre por vacaciones es por causa del coronavirus". Del mismo modo, esclarece que estas medidas se están tomando "de forma voluntaria" y fruto de la experiencia vivida en China durante los últimos meses.

¿Funciona? Depende. Aunque ninguna de las medidas restrictivas habla de las bondades de cubrirse de plástico, las autoridades sí recomiendan mantener una distancia de un metro en lugares concurridos de las zonas de contagio. En medio de este contexto y tras ver las medidas tomadas en China, es comprensible que algunos comercios hayan querido delimitar la distancia interpersonal con sus clientes interponiendo entre ambos una cortina física.

De hecho, recientemente un conductor de Uber en Texas se sumó a la misma tendencia anti-coronavirus y cubrió de plástico el área del conductor de su coche.

Wuham como ejemplo. Las primeras semanas de la epidemia, tanto los medios de comunicación como los propios usuarios en redes sociales compartían imágenes donde los ciudadanos chinos aparecían cubiertos de múltiples formas con tal de protegerse de cara al contagio. Las opciones iban desde taparse la cabeza con una bolsa de plástico o una garrafa de agua (imagen ya vista en supermercados españoles), hasta cubrirse el cuerpo o los carritos de los niños también en plástico.

Últimas medidas. Las escuelas, universidades e institutos de Madrid, La Rioja y Vitoria permanecen cerrados. Igualmente, el gobierno recomienda a las empresas de estas zonas adaptarse al teletrabajo en la medida en la que esto sea posible y suspende los eventos de más de 1.000 personas, y los de menos lo reduce a un tercio de su aforo. En mitad de este contexto de cuarentena, las Fallas de Valencia se suspenden y las conexiones aéreas con Italia, también.

Las elecciones del 5 de abril en Euskadi y Galicia penden de un hilo y España se enfrenta a un escenario de contención sin precedentes con el objetivo de reducir la transmisión del Covid-19 y evitar por todos los medios llegar a las cifras de Italia.

Imagen: @manuelgl3/Twitter

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios