Compartir
Publicidad

33 películas que quizás no hayas visto estos últimos tres años y te harán el mejor cine de verano posible

33 películas que quizás no hayas visto estos últimos tres años y te harán el mejor cine de verano posible
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En un año saturado de superproducciones y secuelas de éxitos, el verano viene cargado de estrenos que intentarán atraer a públicos de todas las edades. Sin embargo, puede que prefieras el cine en casa, por las limitaciones de la cartelera de tu localidad, los horarios que a veces parecen elaborados aleatoriamente, la falta de proyecciones en versión original o porque hay momentos del día donde apetece aprovechar la comodidad y la tranquilidad del hogar.

O, simplemente, estás de vacaciones y tienes más tiempo para el séptimo arte. En todo caso estás en el lugar adecuado porque he preparado una selección de joyas recientes del cine que puede resultarte muy útil. Hay quien opina que las series han superado al cine pero creo que en parte se debe a que mucha gente sólo tiene en cuenta las grandes novedades de Hollywood o los títulos más comentados en los medios. Por suerte, hay más, mucho más donde buscar.

Y para demostrarlo, aquí os dejo una lista con 33 películas imprescindibles de los últimos tres años:

'Under the Skin' (2013)

La mejor película que todavía no ha llegado a nuestros cines. Una sorprendente Scarlett Johansson se pone a las órdenes de Jonathan Glazer en esta extraña y fascinante propuesta fantástica que a simple vista puede parecer un remake gafapasta de 'Species' (1995): alienígena en busca de hombres solitarios e ingenuos. Las similitudes son meramente superficiales, os lo aseguro...

¿Por qué hay que verla? Por redescubrir el talento de Johansson y adentrarse en uno de los viajes sensoriales más logrados de los últimos años.

'The Double' (2013)

Tras el afortunado debut de 'Submarine', Richard Ayoade (conocido por la serie 'The IT Crowd') se despega de la influencia de Wes Anderson y abraza las de David Lynch y Terry Gilliam para llevar al cine el clásico de Fyodor Dostoevsky. Un enigmático y oscuro relato sobre la identidad donde se difuminan los límites entre la cordura y la locura.

¿Por qué hay que verla? Por lo desafiante de la propuesta, incluyendo el mayor reto interpretativo de Jesse Eisenberg hasta ahora (dos roles con personalidades muy diferentes).

'Sobran las palabras' ('Enough Said', 2013)

Bajo la apariencia de un amable e insustancial film que intenta enganchar al público con una de las últimas interpretaciones de James Gandolfini, se esconde en realidad una de las comedias románticas más honestas y logradas de los últimos años. Nicole Holofcener escribe y dirige esta historia sobre las inseguridades de dejarse llevar por el amor y las dificultades en cualquier relación.

¿Por qué hay que verla? Por su estupendo reparto y porque es raro encontrar calidad en este género.

'Mandarinas' ('Mandariinid', 2013)

Zaza Urushadze optó al Oscar con este humilde pero contundente relato antibelicista. No os dejéis llevar por la pinta de peñazo que tiene (seamos honestos) y dadle una oportunidad, es de esas películas que te atrapan poco a poco... hasta que llega a ese tramo que la hace tan especial y por la que todo el que la ve, la recomienda.

¿Por qué hay que verla? Deja huella y retrata el absurdo de la guerra con una sencillez increíble.

'Sólo los amantes sobreviven' ('Only Lovers Left Alive', 2013)

Como uno de los autores más "cool" del cine estadounidense, todo lo que lleve la firma de Jim Jarmusch se convierte en imprescindible. En este caso, merecidamente. Con la ayuda de un reparto irresistible (Tilda Swinton, Tom Hiddleston, John Hurt, Mia Wasikowska...) se da una vuelta de tuerca a la gastada figura del vampiro con una historia que habla del amor y la belleza en las ruinas de un mundo en declive.

¿Por qué hay que verla? Por los actores, la elegancia del cineasta y porque, admitámoslo, los vampiros resultan fascinantes.

'Big Bad Wolves' (2013)

Para cualquier aficionado al cine, la recomendación de alguien como Quentin Tarantino debe ser tenida muy en cuenta y según él este trabajo de los israelíes Aharon Keshales y Navot Papushado es la mejor película de 2013. Yo no voy a afirmar tal cosa pero desde luego recomiendo ver este violento thriller sorprendentemente divertido sobre los peligros de la venganza personal.

¿Por qué hay que verla? Por los endiablados giros de la historia y por el peculiar sentido del humor de los cineastas.

'Las vidas de Grace' ('Short Term 12', 2013)

A veces solo hace falta una historia sencilla sobre personas que intentan afrontar las dificultades del mundo que les ha tocado vivir, y un hábil narrador, para lograr una película emocionante que marque y aporte algo al espectador. Destin Daniel Cretton lo consigue con este título.

¿Por qué hay que verla? Porque exprime los mejores recursos del cine independiente y nos descubre las posibilidades de una joven promesa: Brie Larson.

'Borgman' (2013)

En su huida, un extraño vagabundo se cuela en la casa de una familia adinerada y desmonta su acomodada existencia. "Mejor película en el Festival de Sitges" es una etiqueta que ya debería venderte el extraordinario trabajo de Alex van Warmerdam pero si no ahí tienes el tráiler (no lo veas entero, cuidado, sólo un vistazo, reserva las sorpresas para el momento adecuado).

¿Por qué hay que verla? Pocas películas más enigmáticas y cautivadoras vais a ver este año.

'El congreso' ('The Congress', 2013)

Robin Wright reivindica su talento dando vida a una veterana estrella de Hollywood que afronta el inevitable final de su carrera. Ari Folman adapta a Stanislaw Lem en esta arriesgada y estimulante obra que mezcla imagen real con animación y adelanta un posible futuro de pesadilla para el cine (y cualquier arte rendido a la industria).

¿Por qué hay que verla? Por la poderosa interpretación de Wright, la crítica a Hollywood y lo inusual de la propuesta.

'Locke' (2013)

Tras filmar una de acción con Jason Statham que huele a encargo por los cuatro costados, Steven Knight escribe y dirige este insólito thriller que guarda algunas similitudes con 'Buried'. Es prácticamente Tom Hardy hablando por teléfono en el interior de un coche durante la noche más complicada de su vida. Y te engancha de forma increíble...

¿Por qué hay que verla? Por el atrevimiento de su realizador y por comprobar (una vez más) que Hardy es un actorazo.

'Nunca es demasiado tarde' ('Still Life', 2013)

Otra joya que pasó muy desapercibida es esta tragicomedia filmada por Uberto Pasolini, con un habitual secundario como Eddie Marsan gozando de la oportunidad de soportar todo el peso de la narración. Y lo borda interpretando a un gris funcionario encargado de localizar a los familiares de personas que han muerto solas. Un nuevo trabajo le llevará a replantearse su existencia...

¿Por qué hay que verla? Porque nos recuerda, sin falsedades melodramáticas ni cansinas lecciones, que la vida se acaba y deberíamos aprovecharla.

'Enemy' (2013)

Tras llamar la atención de Hollywood con 'Incendies', el canadiense Denis Villeneuve aprovecha la oportunidad que le brinda la industria no para escalar o enriquecerse sino para seguir dejando constancia de su gran talento. En esta ocasión se atreve con una adaptación de 'El hombre duplicado' de José Saramago, para la cual vuelve a contar con un Jake Gyllenhaal inspiradísimo, en el mejor momento de su carrera.

¿Por qué hay que verla? Porque es uno de los rompecabezas más fascinantes de los últimos años.

'Snowpiercer (Rompenieves)' ('Snowpiercer', 2013)

En un futuro post-apocalíptico, toda la humanidad vive en un solo tren gigantesco donde la división entre ricos y pobres resulta más dramática e insoportable, resultando inevitable una rebelión... Bong Joon-ho cuenta con un reparto internacional (Chris Evans, Tilda Swinton, John Hurt, Ed Harris, Song Kang-ho...) y el apoyo como productor de Park Chan-wook en esta espectacular adaptación de la obra de Jean-Marc Rochette y Jacques Lob.

¿Por qué hay que verla? Por su condición de rara avis dentro de las superproducciones basadas en cómics. Asimismo, es una buena manera de adentrarse en la más que recomendable carrera del cineasta coreano.

'Le Week-End' (2013)

Un veterano matrimonio vuelve a París, donde celebró su luna de miel, en un intento por salir de la rutina y rejuvenecer la relación. Roger Michell acierta juntando a Lindsay Duncan y Jim Broadbent (Concha de Plata al mejor actor en el Festival de San Sebastián) en esta comedia dramática que retrata tanto lo dulce como lo amargo de envejecer junto a tu pareja.

¿Por qué hay que verla? No abundan las (buenas) historias de amor durante la última etapa de la vida.

'Obvious Child' (2014)

Si no te suena el título, es normal, es otra joya que tampoco se ha estrenado en España. Gillian Robespierre escribe y dirige esta comedia negra centrada en una chica que debe lidiar con un embarazo indeseado en la peor etapa de su vida.

¿Por qué hay que verla? Porque trata el aborto de una manera poco habitual y, sobre todo, nos descubre el talento de Jenny Slate.

'La canción del mar' ('Song of the Sea', 2014)

El estudio de animación Cartoon Saloon, responsable de 'El secreto del libro de Kells' ('The Secret of Kells'), nos trae un nuevo relato irlandés cargado de aventura, humor y magia. Dirigida esta vez en solitario por Tomm Moore, la película estuvo nominada al Oscar pero perdió ante 'Big Hero 6', entretenida pero inferior en belleza y narrativa (la influencia de Disney tiene mucho peso).

¿Por qué hay que verla? Es un festín audiovisual y también una película que puede resultar muy útil para ver con los críos.

'10.000 Km' (2014)

El afortunado debut de Carlos Marques-Marcet, que arrasó en el Festival de Málaga (mejor película, dirección, actriz...), explora las dificultades de una pareja dividida por la distancia. La única pega es que si has visto 'Como locos' ('Like Crazy') encontrarás más de una similitud y me temo que la cinta española sale perdiendo en la comparación; aun así, un título más que recomendable.

¿Por qué hay que verla? Por el inusual enfoque y por descubrir a un nuevo autor con talento.

'Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia' ('En duva satt på en gren och funderade på tillvaron', 2014)

Si el título te parece raro, echa un vistazo al tráiler. Y si te espanta, olvídala, porque toda la película es así, una cadena de situaciones extrañas y deprimentes que reflejan lo absurdo de la vida moderna (si bien los personajes son suecos y se habla de este país, el retrato puede extenderse al mundo occidental). Roy Andersson ganó el León de Oro en la Mostra de Venecia con este cierre a su trilogía sobre el ser humano (no hay continuidad, no hace falta ver las anteriores).

¿Por qué hay que verla? Por su refrescante originalidad y el humor negrísimo con el que retrata a la sociedad.

'The Babadook' (2014)

Una de esas perlas del terror que de vez en cuando reactivan el interés por un género demasiado castigado por rutinarias secuelas y cineastas que creen que esto va sólo de matar a modelos juveniles y asustar con golpes de sonido. Jennifer Kent firma un trabajo sorprendente e inquietante, con momentos inolvidables.

¿Por qué hay que verla? Porque es de las que dejan huella y si quieres acojonarte de verdad hay muy pocas opciones.

'Citizenfour' (2014)

Un documental imprescindible para conocer un poco más el mundo en el que vivimos. Laura Poitras ganó el Oscar por este trabajo de investigación sobre Edward Snowden, ex-analista de la CIA que decidió revelar una serie de documentos secretos; Estados Unidos lo considera un traidor y lo persigue como si fuera uno de los criminales más peligrosos del planeta.

¿Por qué hay que verla? Pocas veces tenemos la oportunidad de echar un vistazo a la verdad que nos intentan ocultar, y en un film que te mantiene pegado a la pantalla.

'El año más violento' ('A Most Violent Year', 2014)

Portentoso drama criminal escrito y dirigido por J.C. Chandor, quien se está consolidando como uno de los autores más estimulantes del cine estadounidense. Con su tercer largometraje nos lleva al Nueva York de 1981 para contarnos la historia de un inmigrante que intenta ampliar su negocio sin recurrir a la violencia, en un entorno particularmente conflictivo...

¿Por qué hay que verla? Tiene los ingredientes del mejor cine negro y una formidable pareja protagonista formada por Oscar Isaac y Jessica Chastain.

'Fuerza mayor' ('Turist', 2014)

Ruben Östlund se alzó con el Giraldillo de Oro en el Festival de Sevilla con esta extraña, retorcida y hermosa comedia dramática que no dejará a nadie indiferente. Es una de las películas más incómodas que he visto en años.

¿Por qué hay que verla? Por la singularidad de la propuesta y porque a veces necesitamos que el cine nos despierte.

'Mr. Turner' (2014)

Una gozada que no deberíais pasar por alto. Timothy Spall fue nombrado mejor actor en el Festival de Cannes por encarnar al pintor J.M.W. Turner, una figura excéntrica y fascinante sobre la cual Mike Leigh nos habla de la vida y el arte. Puede que cueste al principio, pero su ritmo es parte esencial de la narración, necesario para entender al protagonista.

¿Por qué hay que verla? Por la belleza de sus imágenes y la increíble transformación de Spall.

'The Skeleton Twins' (2014)

Kristen Wiig y Bill Hader se ponen más serios de lo habitual interpretando a dos hermanos que vuelven a verse tras años separados cuando, casualmente, ambos han jugado con la posibilidad del suicidio. El reencuentro reabre viejas heridas pero les da la oportunidad de curarlas...

¿Por qué hay que verla? Porque Craig Johnson logra exprimir el talento interpretativo de estas dos estrellas de la comedia norteamericana.

'Black Coal' ('Bai ri yan huo', 2014)

Ahora que 'True Detective' ha vuelto a poner de modas las oscuras tramas criminales con detectives que se agarran a una última oportunidad de redención, cabe rescatar este original thriller empapado de humor negro escrito y dirigido por Yi'nan Diao. Ganó el premio a la mejor película y a la mejor interpretación masculina en el Festival de Berlín.

¿Por qué hay que verla? Porque aporta un enfoque diferente a un subgénero demasiado trillado por la industria de Hollywood.

'El amor es extraño' ('Love Is Strange', 2014)

Pasó de puntillas por nuestra cartelera esta joya firmada por Ira Sachs que convierte a los populares John Lithgow y Alfred Molina en un veterano matrimonio de homosexuales cuya acomodada existencia da un repentino giro. Por fin consiguen casarse y parece que han solucionado su vida pero es entonces cuando todo comienza a venirse abajo...

¿Por qué hay que verla? Por los actores y la capacidad del director para atraparnos con una historia tan sencilla y auténtica.

'Mommy' (2014)

Desde los primeros pases en el Festival de Cannes (donde ganó el Premio del jurado) se habló de la obra maestra de Xavier Dolan, y posiblemente así sea, pero hablamos de un autor de 26 años del que aún caben esperar grandes cosas. Nos traslada a una ficticia Canadá donde una ley permite que los padres internen a sus hijos problemáticos. Steve es uno de esos chicos violentos que pueden acabar encerrados pero su madre va a hacer el esfuerzo de intentar vivir con él; la amistad de una vecina les ayuda a tener esperanzas pero el equilibrio es demasiado frágil...

¿Por qué hay que verla? Por el original estilo visual del director (el formato da pie a un par de momentos geniales) y porque acabas cogiendo cariño a los personajes, cosa poco habitual.

'Leviatán' ('Leviathan', 2014)

Andréi Zviáguintsev ganó el premio al mejor guion en Cannes con una de esas películas que le reconcilian a uno con el séptimo arte. Tan cruda y bella como sus escenarios, nos sumerge en una pesadilla cotidiana, la de la corrupción y la injusticia de un mundo donde el individuo puede ser aplastado por la burocracia, el dinero y el poder de los que manejan el sistema a su antojo. Imprescindible.

¿Por qué hay que verla? Porque logra lo que debería ser el cine, una ventana a un mundo ficticio pero de una verdad incuestionable, palpable, con algo que decir y en lo que pensar tras el visionado.

'Hungry Hearts' (2014)

Otra gema que no ha llegado aún a nuestro país. Adam Driver (hasta en la sopa desde que J.J. Abrams lo fichara para 'Star Wars VII') y Alba Rohrwacher fueron premiados en el Festival de Venecia por sus interpretaciones en este sobrecogedor relato sobre dos jóvenes padres enfrentados por la manera de criar a su recién nacida.

¿Por qué hay que verla? Por los actores y la habilidosa narración de Saverio Costanzo, que logra sumergirte en una inesperada pesadilla.

'White God' (2014)

Singular y atrevida propuesta del húngaro Kornél Mundruczó que sorprendió en el Festival de Cannes, alzándose con el premio a la mejor película en la sección "Un Certain Regard". La historia tiene toques de fábula y sigue la aventura de una niña y su perro; el animal acaba liderando una rebelión contra la sociedad que ha maltratado y abandonado a los de su especie.

¿Por qué hay que verla? Por su originalidad y su contundente crítica a la violencia contra los animales (símbolo también de colectivos marginados o cualquier persona que se haya sentido abandonada por la sociedad).

'It Follows' (2014)

La película de terror más interesante que nos ha llegado de Estados Unidos en los últimos meses. En lugar de contraer una enfermedad sexual, a la protagonista le pasan una maldición... David Robert Mitchell compensa los puntos flacos de su guion con una ejemplar puesta en escena, creando situaciones realmente tensas y turbadoras. Hay sustos, claro, pero no se limita a eso, ni mucho menos.

¿Por qué hay que verla? No abunda el horror de calidad y está siendo el trampolín para una nueva estrella: Maika Monroe.

'Lo que hacemos en las sombras' ('What We Do in the Shadows', 2014)

A través de un falso documental, Jemaine Clement y Taika Waititi nos presentan a cuatro vampiros que comparten piso y cómo intentan adaptarse a la vida moderna. Conflictos cotidianos como quién debe lavar los platos se mezclan con situaciones típicas de estas criaturas fantásticas para dar lugar a una de las mejores comedias de los últimos años.

¿Por qué hay que verla? Porque aporta un enfoque fresco y diferente a las manidas historias de los chupasangre.

'Ex Machina' (2015)

Aviso: no recomiendo ver entero el tráiler, destripa bastante. Con apenas tres personajes y un escenario se construye una de las más estimulantes películas de ciencia-ficción de los últimos años. Emocionante, hermosa, sugerente y cargada de sorpresas, se trata de la ópera prima de Alex Garland, guionista de '28 días después...' ('28 Days Later') o la adaptación de 'Nunca me abandones' ('Never Let Me Go').

¿Por qué hay que verla? Porque plantea preguntas que van más allá de su entramado fantástico y por el inspirado trabajo de sus protagonistas (Isaac, Domhnall Gleeson y la ascendente Alicia Vikander).

Espero que el listado cumpla con vuestras expectativas, y si tenéis sugerencias, no dudéis en comentarlas.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio