El 2020 no le fue mal a todo el mundo: el número de milmillonarios aumentó en un 30%

El 2020 no le fue mal a todo el mundo: el número de milmillonarios aumentó en un 30%
62 comentarios

Las desigualdades son cada vez más evidentes. La pandemia no ha hecho otra cosa que agudizar esa brecha. Sí, 2020 ha sido un año muy bueno, pero para los más ricos, claro, que han duplicado sus fortunas mientras el gran núcleo de la población ha pasado un año desastroso económicamente hablando: precariedad laboral, paro, inaccesibilidad a la vivienda y a los alimentos y pobreza.

El dinero llama al dinero, dicen. O al menos es lo que muestra el último informe de Forbes, que nos da pistas de lo que ha ocurrido en la época de pandemia: hay más milmillonarios en el mundo, controlan más dinero que antes y la tendencia dice que seguirán en aumento.

El informe. Según la última investigación de Forbes, el número total de multimillonarios se ha disparado durante el transcurso de la pandemia del coronavirus, y de forma individual se volvieron extraordinariamente más ricos durante ese periodo de tiempo. Podemos decir que el mundo es ahora el hogar de 2.755 multimillonarios, un récord mundial y un asombroso aumento del 30% desde el año pasado. En total: 660 más milmillonarios. Además, el 86% de ellos son más ricos de lo que eran hace un año. Para conocer esas cifras, Forbes calcula el patrimonio neto utilizando los precios de las acciones y los tipos de cambio del pasado 5 de marzo.

Quiénes son. Muchos de ellos son caras conocidas. En total, hay 724 estadounidenses en el ranking, incluidos cómo no, Jeff Bezos, Bill Gates, Mark Zuckerberg y Elon Musk. El fundador de Amazon cuenta con una fortuna estimada en 148.000 millones de euros y encabeza la lista por cuarto año consecutivo. El director ejecutivo de Tesla, Elon Musk, ocupa el segundo lugar con 126.000 millones de euros. Hay que tener en cuenta que las acciones de ambas compañías se dispararon el año pasado, lo que contribuyó en gran medida al patrimonio neto de ambos hombres.

Completando los cinco primeros están Bernard Arnault (126 mil millones de euros), que supervisa LVMH, un imperio de 70 marcas de belleza y moda de lujo, incluidas Louis Vuitton y Sephora; Bill Gates (104.000 millones de euros), fundador de Microsoft y copresidente de la Fundación Bill y Melinda Gates, la fundación benéfica privada más grande del mundo; y Mark Zuckerberg (81 mil millones), el CEO y cofundador de Facebook.

Más mujeres. El 11%, o 316 de los multimillonarias en la lista, son mujeres. La más rica del mundo es Francoise Bettencourt Meyers, nieta francesa del fundador de L'Oreal, el gigante de los cosméticos y el cuidado personal, que tiene un patrimonio neto de 61.800 millones de euros. Alice Walton, hija del fundador de Walmart, ocupa el segundo lugar con 51.900 millones de euros. Mackenzie Scott, autora y ex esposa de Bezos, ocupa el tercer lugar con 44.500 millones de dólares. EEUU es con todo el país con más milmillonarios (724) y China, incluidos Hong Kong y Macao, ocupan el segundo lugar con mayor 698 multimillonarios.

La tecnología es riqueza. Según el informe, las tecnológicas ocupan gran parte de las fortunas. Seis de las 10 personas más ricas del mundo ganaron su dinero en el sector de la tecnología, y los activos totales controlados por todos los multimillonarios de la tecnología a nivel mundial alcanzan los 2,5 billones, mucho más que cualquier otra industria. Y ojo porque ninguna en este saco no se incluye a Tesla y al fundador de SpaceX, Elon Musk, quien está clasificado por Forbes como en la industria automotriz.

¿Por qué? El mercado de valores está en auge y ha impulsando la riqueza de los multimillonarios durante 2020, mientras la economía real enfrenta la recesión más profunda en un siglo. Se puede decir que ha tenido uno de los mejores años desde la Segunda Guerra Mundial cuando la economía de Estados Unidos perdió 10 millones de puestos de trabajo y arrastró a millones más a la pobreza. Los multimillonarios y sus ya grandes empresas han sido los ganadores de esta enorme desigualdad, que han visto sus acciones crecer por las nubes. A su vez, los magnates de la tecnología se han beneficiado de los profundos cambios que la crisis sanitaria y el bloqueo han provocado en los hábitos de consumo y trabajo.

Desigualdades. Para que os hagáis una idea del poder que tienen los miembros de esta lista: en EEUU, los 400 estadounidenses más ricos ahora poseen el equivalente al 18% del PIB en riqueza, el doble que en 2010 (9% del PIB). La pandemia ha reforzado esta tendencia pese a la caída de la actividad económica. Si bien la mayoría de las personas más ricas del mundo prosperaron durante la pandemia, gracias en parte al aumento de los precios de las acciones, millones de personas se enfrentaron a la pérdida de empleo, precariedad alimentaria, la deuda, los desalojos y la pobreza.

El año del virus ha revitalizado el debate sobre la desigualdad, con naciones como Argentina adoptando un impuesto a la riqueza y otras propuestas similares ganando terreno en EEUU. No obstante, los filántropos multimillonarios han jugado un papel central en la recuperación durante 2020. Quizás ninguna estadística encapsule mejor la escala de la enorme desigualdad que MacKenzie Scott, la ex esposa de Jeff Bezos y una de las personas más ricas del mundo, quien probablemente donó más dinero directamente a organizaciones sin fines de lucro en 2020 que cualquier persona en un solo año en el pasado. Eso sí, con un año como el que vivió Amazon, ha terminado incluso siendo más rica pese a todos los donativos.

Imagen: Daniel Oberhaus

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio