Las mujeres tendrán derecho a la baja por regla dolorosa: así funcionará la ley sobre salud menstrual

Las mujeres tendrán derecho a la baja por regla dolorosa: así funcionará la ley sobre salud menstrual
217 comentarios

Hasta hace apenas unos meses, en España la dismenorrea (nombre con el que se denominan a las menstruaciones dolorosas) era prácticamente tabú. Sin embargo, la decisión de dos ayuntamientos, el de Girona en junio de 2021 y el de Castelló de la Plana en septiembre de ese año, de incluir este derecho en sus convenios laborales, puso este debate sobre la mesa política. Ambos consistorios aprobaron un permiso para dar la posibilidad a sus trabajadoras de ausentarse del trabajo durante ocho horas mensuales.

Ahora, una de las novedades que contempla la nueva ley del aborto que prepara el Gobierno es también el derecho a la salud menstrual. Las mujeres tendrán derecho a una baja laboral al sufrir una regla dolorosa.

La ley. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha anunciado que su intención es llevar al Consejo de Ministros la reforma de la norma. La ley incluye un amplio capítulo sobre el derecho a la salud menstrual, como una baja laboral por tener la regla, que será de tres días y el hecho de que los centros educativos deban garantizar productos higiénicos para la menstruación, como forma de combatir lo que se conoce como "pobreza menstrual". Contempla, también, el acceso a los productos higiénicos de forma gratuita a mujeres en situaciones de exclusión y eliminará el IVA para estos productos. Un impuesto que en la actualidad es del 10%.

La dismenorrea. Esta afección no se concentra solo en un dolor puntual en la zona abdominal. También provoca hasta vómitos, mareos y diarrea. El sangrado abundante también es otra de sus consecuencias. Dolencias importantes que en cualquier otra situación provocarían una baja médica. Actualmente, la única opción de las mujeres que sufren estos síntomas es acudir al médico y solicitar, cada mes, una incapacidad temporal. Eso o solicitar medicación para que remitan los dolores. Y claro, el objetivo de la nueva norma es atajar estas situaciones.

Afecta a casi todas las mujeres. La secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, ponía cifras concretas hace poco a las mujeres que sufren reglas dolorosas. "Hay un estudio que dice que el 53% de las mujeres las sufren. Cuando el problema no se pueda solucionar médicamente, creemos que es muy sensato que haya una incapacidad temporal asociada a esta cuestión. Es importante aclarar qué es una regla dolorosa, no estamos hablando de una leve incomodidad, sino de síntomas graves como diarreas, cefaleas fuertes, fiebre…", explicaba.

La directora del Instituto de las Mujeres, Toni Morillas, ya avanzó el pasado mes de marzo que la norma recogería esa baja laboral: "Los datos que conocíamos es que una de cada dos mujeres tiene una regla dolorosa y que una de cada cuatro mujeres tiene dificultades para acceder a los productos de gestión menstrual".

¿Cómo se aplicaría la baja laboral? La mujer debe ser siempre valorada por un médico capacitado para corroborar que necesita esa baja laboral. Si una mujer va a urgencias por un sangrado vaginal inmediatamente se le pauta una baja laboral y si va al centro de salud y está diagnosticada de una dismenorrea menstrual incapacitante que no cede con analgésicos habituales también debe tener una baja.

La regla ahoga la productividad. Un estudio publicado por BMJ revela una relación directa entre los dolores menstruales y la pérdida de productividad en el trabajo. Un 80% de las encuestadas alega que de los 23 días al año trabajados con la regla perdieron el 33% del tiempo productivo cada día. Es decir, si sumamos ese tiempo perdido durante casi un mes, obtenemos que la pérdida de productividad se traduce en 9 días al año.

No somos los primeros. La baja por regla dolorosa ya existe. Las trabajadoras del ayuntamiento de Girona disponen desde marzo del año pasado de un permiso de flexibilización menstrual. La idea partió del sindicato Intersindical-CSC al saber que algunas empleadas utilizaban habitualmente días de vacaciones o festivos durante la menstruación ante la imposibilidad por razones fisiológicas de conciliar salud y trabajo. En el caso del consistorio catalán, las trabajadoras pueden ausentarse hasta ocho horas al mes repartidas en varios días, aunque las empleadas deberán recuperarlas en un plazo de tres meses.

La plataforma de videojuegos GOG ha decidido recientemente ofrecer a sus empleadas un día libre adicional al trimestre si tienen dolores menstruales que dificulten su trabajo. Esta jornada extra se puede tomar íntegra o repartirse por horas a lo largo de varios días. Los impulsores de esta política en la compañía polaca señalan que la flexibilidad laboral y la inclusión de las mujeres en el mercado laboral también es aceptar que existen diferencias biológicas entre los trabajadores. La licencia de GOG, en cambio, es pagada y sin necesidad de recuperar las horas. GOG ha sido la última en sumarse a esta política, pero la medida tiene un largo recorrido en algunos países asiáticos como Japón o Corea del Sur.

En otros países. Con su iniciativa, el Ayuntamiento de Girona se convirtió en el primero de España en ofrecer este permiso menstrual, aunque poco después se sumaron otras localidades como Castellón de la Plana o Ripoll. Ningún país de la Unión Europea contempla en su legislación laboral este tipo de permisos. Italia llevó la propuesta a su parlamento en 2017, pero la iniciativa no salió adelante. Es decir, los ayuntamientos españoles no sólo son pioneros en España, también en Europa.

En Asia, sin embargo, este permiso está mucho más extendido y en algunos casos, como el de Japón, está recogido por la ley desde hace más de medio siglo, en 1947. En Corea del Sur desde 2001 y en Taiwan desde 2014. En China, por su parte, no existe una legislación nacional al respecto, pero ya ha sido estipulada por los gobiernos regionales de las provincias de Shabxi, Hubei y Liaoning, y es previsible que se extienda a otras próximamente.

Imagen: Unsplash

Temas
Inicio