Compartir
Publicidad

Esta es la carta que Stan Lee escribió en 1968 en contra de la intolerancia y el racismo

Esta es la carta que Stan Lee escribió en 1968 en contra de la intolerancia y el racismo
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En aquel lejano 1968 el mundo era otro, las tensiones sociales, conflictos políticos y manifestaciones en pro de los derechos surgían en todo el mundo. Ese mismo año Martin Luther King Jr. y Robert F. Kennedy eran asesinados. Hoy, a casi 50 años de los acontecimientos de 1968 pareciera que no hemos cambiado mucho, esto debido a los recientes acontecimientos ocurridos en Charlottesville, Virginia, Estados Unidos.

Durante ese 1968, Stan Lee, quien sirvió al ejército durante la Segunda Guerra Mundial, escribía una columna donde se lanzaba en contra de las injusticias, la intolerancia, el racismo y el nazismo. Hoy el legendario creador de Marvel ha decidido compartir nuevamente esta columna, la cual sorpresivamente se adapta de forma perfecta a los tiempos que estamos atravesando.

"Tan cierto hoy como lo era en 1968"

Han sido muchas las personalidades que han externado su opinión acerca de lo ocurrido en Charlottesville, la mayoría de ellos bajo un tono de rechazo lamentando que se esté dando un paso hacia atrás. Pero el caso de Stan Lee sobresale entre todos, ya que no se trata de una opinión nueva o palabras que relacionadas con lo acontecido durante el fin de semana pasado, no, se trata de unas líneas dirigidas a los lectores de Marvel en 1968.

De ahí nace la importancia y repercusión de lo que Stan Lee comparte, ya que pareciera que la situación no ha cambiado mucho en casi 50 años. Dicha columna formaba parte de la sección mensual conocida como 'Stan's Soapbox', donde Stan plasmaba diversos pensamientos relacionados con los cómics y eventos mundiales, donde una de las temáticas habituales era la comparación de los superhéroes con las personas reales, los cuales se enfrentaban a escenarios de rechazo por ser diferentes.

"Tan cierto hoy como lo era en 1968. Paz y justicia - Stan"

Dejemos las cosas claras. La intolerancia y el racismo están entre los males sociales más mortíferos que están plagando el mundo hoy día. Pero, a diferencia de un equipo de supervillanos disfrazados, no pueden ser detenidos con un puñetazo, o con una pistola de rayos. La única manera de destruirlos es exponerlos - para revelarlos como el insidioso mal que son en realidad. La intolerancia es un odio irracional - un odio ciego, fanático, indiscriminado. Si su objetivo son las personas negras, odiará a TODAS las personas negras. Si un pelirrojo le ofendió una vez, odiará a TODOS los pelirrojos. Si un extranjero le superó en un puesto de trabajo odiará a TODOS los extranjeros. Este odio es hacia las personas que nunca ha visto - y personas que nunca conoció - con la misma intensidad - con el mismo veneno. Ahora, no estamos diciendo que no sea razonable que un ser humano moleste a otro. Pero, a pesar de que cualquiera tiene el derecho de que no le guste otra persona, es totalmente irracional e insano condenar a toda una raza - despreciar a una nación entera - mostrar desprecio a toda una religión. Tarde o temprano, debemos aprender a juzgar a los demás por sus propios méritos. Tarde o temprano, si el hombre quiere ser digno de su propio destino, debemos llenar nuestros corazones de tolerancia. Porque entonces, y sólo entonces, seremos verdaderamente dignos del concepto de que el hombre fue creado a la imagen de Dios - un Dios que nos llama a TODOS - Sus hijos -.

Hace más de medio siglo, Stan Lee creó personajes como respuesta a las protestas que se vivían en aquel entonces, donde la violencia y el odio racial llenaban las calles no sólo de Estados Unidos, sino también de otras regiones en el mundo. La idea de Stan Lee al crear superhéroes era que éstos lucharan contra el odio, esto mientras reflejaban los ideales de la población.

Es así como de manera sutil cada uno de los personajes tenía una característica que se relacionaba con los marginados, con aquellos que sufrían rechazo y eran juzgados por ser diferentes. Dichos personajes han evolucionado con el paso del tiempo, eso sí, manteniendo su esencia y aspectos que los hacen identificarse con la población.

"Estados Unidos está formado por diferentes razas y diferentes religiones, pero todos somos co-viajeros en esta nave espacial conocida como Tierra y debemos respetarnos y ayudarnos los unos a los otros durante este camino".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos