El troleo de GameStop es también una alerta sobre el poder de los algoritmos de los fondos de inversión

El troleo de GameStop es también una alerta sobre el poder de los algoritmos de los fondos de inversión
1 comentario

De entre los muchos memes que están circulando en este el séptimo día de la era del gamestonk de nuestro señor, hay uno que nos viene como anillo al dedo: estos chavales no sólo han conseguido reírse un rato de los fondos de inversión, sino también de cientos, miles de supuestos expertos en bolsa. Casi nadie entiende nada de lo que está pasando porque es una situación bastante nueva.

Por eso lo que vamos a exponer ahora, lo que se está hablando desde diferentes tribunas, podría no ser del todo exacto, aunque, como nos ha dicho un versado en ciencias financieras “no tengo pruebas pero tampoco dudas”. Que en todo esto los algoritmos y su baja regulación han tenido algo que ver.

La teoría: que si bien Wall Street Bets se ha llevado la fama, puede que hayan sido a su vez otras firmas financieras gigantes quienes han cardado la lana económica del caso GameStop. Hay megaempresas dedicadas a la minería de datos de redes sociales que después venden esa cocina de datos a fondos de inversión que, algoritmos y tecnología propia mediante, intentan aprovecharse de las corrientes de opinión para realizar cierto número de transacciones (posiblemente sin exponerse demasiado) antes que nadie con una ventaja competitiva. Son transacciones automatizadas que no pasan por un filtro humano, y ahí que…

Se produjesen casos como el de Kodak y Pretzel, una compañía de celuloide del siglo XXI y una cadena especializada en un postre alemán. En ambos casos, durante ruedas de prensa los ejecutivos de las compañías mencionaron la tecnología “blockchain”, así que las herramientas de datos se confundieron, le dieron un valor superior a esas empresas del que ostentaban en el momento de decir eso y las acciones se doblaron en corto espacio de tiempo por “error”.

Básicamente, y como dice este tuitero, estamos hablando de “máquinas del hype”, algo que no quedaría muy lejos de la hipótesis de la “memeización de la economía” de la que ya se están escribiendo a marchas forzadas a cuenta de nuestros trols 4chaneros favoritos. Al parecer Elon Musk ha sido vocal acerca de estas prácticas, la “escucha social”: “destilas la información del Terminal de Bloomberg, incluyes los feeds de actores relevantes y portales de noticias, añades los trending topics de redes sociales, haces que la máquina vaya aprendiendo y recoges lo sembrado”.

Lo que habría ocurrido entonces es que ahora las compañías que hayan incurrido en esta práctica se habrán encontrado con que, por culpa de un puñado indeterminado de adquisiciones de GME gracias a “cheques de ayuda por pandemia” por parte de unos pocos hombres desempleados, aburridos y organizados, han comprado una tonelada de acciones de Gamestop y de Blackberry. Y si la cosa termina mal, comprometerá a la finanzas de estos fondos y a las de aquellos que a su vez inviertan en esos fondos.

Cualquiera podrá entender las enormes repercusiones que podría tener en el mercado financiero si esta práctica de dejar a los algoritmos actuar libremente se extendiera a más y más firmas. El poder que tendrían gigantes de los medios como Kim Kardashian o el propio Musk. Las consecuencias que tendrían las granjas de bots.

Podría ser o no ser el caso de las dos operaciones aquí descritas, con gran volumen de compra de acciones de GME por parte de un único operador. Aunque, como también se está hablando desde otros sitios, puede que sean órdenes estudiadas por humanos porque la situación se está volviendo tan volátil que ya hay tiburones que están empezando a ver que sí hay negocio en sumarse a esta memeica corriente.

Por su parte el economista Matt Stoller opina lo mismo y algo más. “A las 1:32 de la tarde las 587.000 acciones de GameStop cotizaban a 327 dólares la acción, que son 187 millones de dólares. Eso no viene de Robinhood. Wall Street tiene que estar a ambos lados de esta batalla”. Y por eso da un paso más allá y augura que Citadel, los mismos que han rescatado a los arruinados Melvin Capital, podrían estar, gracias a Robinhood, mandamases del subforo de Reddit o vete tú a saber qué, manejando información privilegiada. Pero por el momento son todo especulaciones.

Así van las cosas en gamestonk.

Temas
Inicio