Los medios ya están comentando "Love is in the Air" minuto a minuto, como un partido de fútbol

Los medios ya están comentando "Love is in the Air" minuto a minuto, como un partido de fútbol
3 comentarios

Pocos productos televisivos gozan de tanta popularidad hoy en día como las telenovelas turcas. Las dos grandes cadenas televisivas privadas de España, Telecinco y Antena 3, han apostado por sendas series, Love is in the Air y Mujer, para fidelizar a su audiencia en franjas claves de la noche (prime time y access prime time, la hora previa). El éxito ha sido tan rotundo (Mujer ronda el 20% de share a cada emisión) que otros medios han tratado de subirse al barco. Otros medios escritos.

El fenómeno. Es el caso de La Vanguardia, reina de un tiempo a esta parte del SEO y de nuevos formatos de consumo en los que la prensa ha depositado gran parte de sus esperanzas, como Discover. Ha comenzado a retransmitir minuto a minuto, como si de un partido de fútbol se tratase, lo que acontece en cada capítulo de Love is in the Air. ¿Tienes una cena fuera de casa y no puedes ver tu serie turca de referencia? Problemas de un pasado más gris. Hoy puedes leer la serie en directo en una retransmisión específica de La Vanguardia.

El tono. Calca al de las retransmisiones deportivas. Junta pasajes descriptivos ("Ferit reúne a todos los empresarios de la empresa. Debe anunciar lo que ha sucedido con la licitación") con recapitulaciones contextuales ("Recordemos que la abuela de Eda desheredó a su hijo por la desaprobación del amor de éste por una mujer a la que no aceptaba"), añadiendo extractos del guión ("¡La abuela de Eda la amenaza!! 'El futuro de Serkan Bolat y de esta empresa está en tus manos.'".

Se trata de un arte complejo. No es fácil trasladar la tensión narrativa de un producto audiovisual al papel. Mucho menos en tiempo real.

¿Por qué? La Vanguardia no está sola. Medios como Mundo Deportivo (porque sí: el adjetivo "deportivo" ha perdido todo su sentido en la era de las redes sociales y el contenido viral) están siguiendo su misma estrategia. La explicación más directa son las nuevas fuentes de tráfico que maneja la prensa. Entre 2015 y 2018, más o menos, Facebook y otras redes sociales suponían el mayor vector de crecimiento para los medios. Titulares misteriosos y noticias espectaculares, al modo de Impacto TV, que trucaban el algoritmo y se posicionaban en lo alto del timeline.

Una serie de catastróficas desdichas y la retirada consciente de Facebook acabaron con aquella dinámica. El tráfico (porque nunca fue "audiencia") se evaporó. En su lugar apareció Google Discover, esa batería de artículos que aparece en tu pestaña personalizada de Google. La plataforma selecciona el menú de noticias de cada usuario en base a criterios editoriales, preferencias personales... Y a la inmediatez, a términos de búsqueda que estén explotando o temas muy populares. ¿Y qué es lo más popular a cada noche? Las telenovelas turcas.

El giro. Es decir, Google interpreta que hay mucha gente ansiosa por consumir contenido relacionado con Love is in the Air. Y prioriza en Discover los artículos sobre la serie. Para La Vanguardia y Mundo Deportivo la forma más sencilla y directa de entrar en Discover y acceder a la audiencia cautiva de Google es con retransmisiones en directo, al modo de un partido de fútbol, sí, pero también al modo de un timeline de Twitter donde a cada minuto aparece nueva información. Es pura dopamina. Y sobre todo es un contenido muy fácil de producir.

No leemos. Antaño, los medios especializados cubrían las series y las películas a posteriori. Se emitía un capítulo y un crítico lo valoraba. Hace no demasiados años el formato más popular eran los "recap", resúmenes de lo sucedido la noche anterior. Hoy consumimos de forma mucho más impulsiva y directa, consecuencia de la fritura a la que nuestro cerebro ha sido sometido por las redes sociales, además de disponer de programaciones "a la carta" que han caducado la función del especialista. Si no puedes verlo, no quieres perder el tiempo leyendo un resumen.

Quieres leerlo en directo.

La lógica. Es algo que el periodismo lleva haciendo muchísimos años con el deporte. Los "carruseles" de la radio servían al oyente para seguir el desarrollo de la jornada ante la incapacidad física de ver siete partidos a la vez. Su traslado a la televisión (La Sexta fue pionera aquí) quedó raro: aquellos programas servían al espectador que no estaba abonado al canal de pago de turno, pero sin derechos de imagen la sola presencia de un locutor frente a cámara (y mucho rótulo) degradaba la experiencia. Las tertulias paralelas completaban el resto del tiempo.

La fiebre. Perfecto o imperfecto, el sentido de aquellos programas era el mismo que el de las retransmisiones en vivo de Love is in the Air: aprovechar el interés masivo por un contenido que no es tuyo y que no posees. Hablar de ello a todas horas, en un bucle de contenido relacionado sin fin. Exactamente lo que hacemos en redes a cada polémica viral... O lo que hace Ferreras con cada acontecimiento político. Recordemos: Antena 3 y Telecinco han llegado a emitir en tres noches consecutivas sus telenovelas turcas. En horario de máxima audiencia.

Es un fenómeno de proporciones descomunales. Y genera un tráfico afín. De algún modo habrá que explotarlo.

Newsletter de Magnet

Suscríbete para recibir cada día las últimas noticias y las novedades más importantes para entender y disfrutar el mundo.
Temas
Inicio